Iveco en España recibe 9.976.710 M de Euros en ayudas del Ministerio de Industria.

Las factorías de Madrid y Valladolid han recibido respectivamente 7.545.300 y 2.431.410 millones de Euros en ayudas por parte del Ministerio de Industria según publicó el pasado 27 de julio el Boletín Oficial del Estado (BOE).

El Ministerio de Industria reparte 141 millones entre los fabricantes de automóviles y otros 109 millones de euros para la industria auxiliar de automoción. Son ayudas en forma de créditos blandos para el periodo 2010-2011 y son el resultado de la convocatoria de ayudas realizada por el departamento del Ministerio en el marco de la política pública para el fomento de la competitividad de sectores estratégicos industriales para el periodo 2010-2011.

La industrias auxiliares asociadas a Iveco también han recido estas ayudas como Plastal Spain, S.A. 727.200 Euros.

Estas ayudas a diferencias de las del año anterior no están encadenadas a que no haya despidos como el año anterior, pero por lo visto da lo mismo, ya que debemos recordar los despidos que se realizaron el año pasado en las distintas factorías de Iveco en España y que sin embargo, nadie ha reclamado la devolución de dichas ayudas:

Iveco en Barcelona.

15 despedidos en Ingeniería de motores, los cuales tuvieron que ser readmitidos. Y posteriormente 12 de ellos fueron de nuevo despedidos.

Iveco en Madrid (Expediente de Regulación de Empleo 364/2009).

350 despedidos entre operarios de línea y oficinas, los cuales deberían de volver en dos años a la factoría. Los despedidos de oficinas ya han vuelto (22).

13 despedidos del Área Comercial de Iveco, estos trabajadores no tienen ninguna posibilidad de retorno y fueron despedidos sin tener en cuenta: edad, trayectoria profesional, ni antigüedad en la empresa.

La automoción es desde hace un siglo la reina del capitalismo. La economía, el consumo, el turismo, la planificación urbana, el ocio; todo gira en torno a las cuatro ruedas. Podríamos -y querríamos- vivir sin bancos, pero sin coche no somos nadie, por mucho que vayamos de ecologistas o lamentemos ser sus esclavos. Nos gusta conducir, sí. Y debemos pagar por ello.

Fiat admite que la producción de Iveco está parada en España y se concentra en Italia.

Sergio Marchione, consejero delegado del grupo FIAT.

El consejero delegado del grupo automovilístico italiano Fiat, Sergio Marchionne, reconoció que la producción de su filial de vehículos industriales Iveco está prácticamente paralizada en España, y se concentra principalmente en factorías italianas. Iveco dispone de tres centros industriales en España, ubicados en Madrid, en Valladolid y en Barcelona, y contaban al cierre de 2008 con un total de 4.472 trabajadores.

Marchionne, quien realizó estas declaraciones en una conferencia ante representantes del Gobierno italiano, de ejecutivos regionales y de los sindicatos, advirtió de los graves problemas que atraviesa el sector del automóvil, y más específicamente el de vehículos industriales.

Esta situación ha desembocado en el bloqueo casi total de la actividad en la producción (de Iveco) de España. La producción se concentra principalmente en los sitios de Italia, la compañía ha llegado a un acuerdo con los sindicatos italianos para invertir más de 20 millones de euros en la planta de la ciudad de Brescia (norte de Italia) para proceder a su reestructuración.

Respecto a la situación de la plantas de IVECO en España, los sindicatos han señalado que existen acuerdos entre los trabajadores y la empresa para garantizar la estabilidad de la plantilla en las instalaciones situadas en Madrid y Valladolid. Sin embargo, más complicado lo tiene la fábrica situada en Barcelona.

La factoría de Iveco en la capital catalana se dedica fundamentalmente a la producción de chasis y motores para autobuses y autocares que en gran manera dependen de los pedidos que llegan de los entes públicos, que de esta forma pueden asegurar una mayor productividad a la planta.

MERCADO EUROPEO, A LA BAJA EN 2010.

Por otro lado, el primer ejecutivo de Fiat confirmó que la corporación presentará su nuevo plan estratégico para el período 2010-2014 en la primavera del próximo año. “Será un plan preciso y riguroso, en el que ofreceremos los objetivos de crecimiento global y de estrategia para cada sector, año a año”, expuso.

Marchionne, quien concretó las medidas de este plan para las actividades en Italia, pronosticó que las ventas de automóviles en Europa descenderán un 11% el próximo año, hasta situarse en el entorno de 12 millones de unidades.

Para este año, la previsión apunta a un mercado de 13,5 millones de unidades en el Viejo Continente, un volumen que se alcanzará gracias a los incentivos a la compra implementados en diversos países, medidas que expirarán en 2010 en su gran mayoría.

MM.CC. que han recogido esta noticia:

250 millones de ayuda para el sector del automóvil en 2.010 y situación de la automoción en CyL.

Mas ayudas al automóvil.

El Gobierno ha establecido un máximo de 250 millones de euros para las ayudas al sector del automóvil en 2010, según una orden del Ministerio de Industria que publicó el pasado  27 de Noviembre en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

En dicha orden se explica que estas ayudas se dirigen a fabricantes de vehículos y de componentes de automoción, ya que el sector en conjunto posee un papel estratégico en la consecución del objetivo de cambio de modelo productivo en la economía española.

Castilla y León cuenta con tres fábricas de Renault, dos en Valladolid y una en Palencia, con una de Nissan en Ávila y con otra de Iveco en Valladolid, además de una importante industria auxiliar.

La normativa hace referencia a características estructurales del sector, como el nivel de intensidad tecnológica medio-alto, elevados índices de productividad, generación de empleo y tejido industrial, elevada incidencia en la sostenibilidad del transporte y una “complicada” regeneración en caso de desaparición.

Los planes de competitividad que elaboren las empresa durante 2010 serán objeto de estas ayudas en actuaciones como generación de nuevos productos, reforma de procesos productivos, adopción de sistemas avanzados de producción, formación para mejorar la cualificación de las plantillas, inversión en medidas de ahorro energético y estudios medioambientales.

La concesión de las ayudas será resuelta por el Ministerio de Industria y su vigilancia corresponderá a la Dirección General de este departamento.

Situación de las empresas de automoción en Castilla y León.

Renault:

En Villamuriel de Cerrato (Palencia) se ha fabricado entre enero y octubre de este año el 56,17% más de unidades que en el mismo periodo del año pasado. En el acumulado, 209.537 turismos de los cuatro tipos de Mégane que monta, el berlina, coupé, familiar y sport.

En Valladolid, Montaje-Carrocerías, sufre este año un retroceso del 10,82%. Ha fabricado en los diez primeros meses del año 77.125 turismos frente a los 86.483 acumulados en el 2008. En este caso, sin embargo, la previsión de la propia empresa señala una mejoría de los números en los dos meses que restan para finalizar el 2009.

Iveco:

Fabricó en el último mes contabilizado 918 furgonetas en Valladolid frente a las 1.836 del mismo mes del año anterior. En total, desde enero han salido de estas instalaciones 10.358 vehículos cuando en el 2008 se anotaban 29.446.

Nissan:

El acumulado ofrece el dato de 6.568 camiones frente a los 20.564 del 2008. Un 68,06% menos que el año pasado.

Situación de Iveco-España según los representantes de UGT.

Trabajador de línea de chapa de Iveco.

El pasado fin de semana se ha celebrado el 25º Congreso Federal del Metal, Construcción y Afines de UGT, en el que se se han reunido los representantes sindicales de la industria del automóvil, de componentes e ITV en España.

Veamos que han dicho los representantes de Iveco-España a los medios de comunicación.

Juan Antonio Lorido (Iveco-Madrid, camión de carretera, más de 1.000 empleados): “La producción cayó de golpe, en mes y medio pasamos de las 125 unidades diarias a las 28. Menos mal que trabajamos para un mercado global”. Este lunes empiezan a negociar un cuarto ERE temporal para la plantilla. En julio firmaron un acuerdo para extinguir 348 contratos, pero con el compromiso de retorno en dos años. “Ya hemos recuperado a 89 compañeros”.

Manel Muns (Iveco-Barcelona, autobuses urbanos y interurbanos, 220 trabajadores): “Tenemos una línea de montaje, y fabricamos un producto caduco, tiene 15 años. Si seguimos así dudo que pasemos de 2011”. La plantilla está regulada hasta marzo de 2010 y UGT trabaja para traer a la planta un producto nuevo, con el apoyo de la Administración. “De nuestra planta dependen 1.300 puestos de trabajo de la zona”.

Juan Carlos López (Iveco-Valladolid, furgonetas, 1.072 empleados): “En marzo quisieron cerrar la planta durante seis meses, y hubo que tomar decisiones que no gustan a nadie. Ahora, la plantilla está regulada, pero no se contemplan despidos por ahora. Vamos poco a poco”.

Y ahora veamos lo que no le han dicho.

(Iveco-Barcelona): Entre los días 27 y el 31 de julio han sido despedidos de la Ingeniería de Motores de Iveco España S.L (Grupo Fiat) 15 trabajadores de la factoría de Barcelona. Se ingresó en las cuentas de cada uno de ellos, la remuneración de una anualidad, o sea lo que marca la ley en caso de despido en ERE (20 días por año, o un máximo de 12 mensualidades.

Hay que añadir la supresión de la producción del autobús urbano Cityclas y la decisión de la dirección de Iveco de fabricar el nuevo autobús urbano Citelis en las factorías de Italia Francia y República Checa y no en Barcelona, como así estaba previsto. Esto provocó la presentación del último expediente de regulación (24 de Julio), que sólo cubre el 70% del salario y que además adolece de un plan industrial que garantice el futuro de la planta.

(Iveco-Madrid): El día 2 de julio de 2009 los Representantes de la empresa IVECO ESPAÑA, S.L. en Madrid y los Representantes de LOS TRABAJADORES (UGT y CCOO) firman el EXPEDIENTE DE REGULACION DE EMPLEO 364/2009 incluyendo la CLAUSULA B.5.1 donde se acuerda la EXTINCIÓN DE 13 CONTRATOS. El día 7 de julio de 2009 se aprueba por la DIRECCION DE TRABAJO de la Comunidad de Madrid y el día 8 de julio de 2009 los Directores del Área Comercial lo ejecutan.

(Iveco-Valladolid): El pasado 10 de julio se aprobó el tercer ERE por parte de la Junta de Castilla y León que va desde el mes de julio de 2.009 a marzo de 2.010. La dirección y la sección sindical de UGT llegaron a un acuerdo por el que sus afiliados y aquellos trabajadores que se adherieron cobran el 82% del salario. El resto de trabajadores y afiliados que se deshadieron solo tienen cubierto el 70% de su salario y el 60% cuando hayan utilizado 180 días de su cotización de desempleo. Hay que recordar que el punto 9 del segundo ERE decía así: “en el caso de agotados los 65 días de ERE, y fuese necesario un nuevo expediente, quedarán sujetos a las mismas condiciones pactadas en el presente acuerdo salvo en lo relativo al número total de días de regulación de empleo”.

Las secciones sindicales de CC.OO. y CGT han emprendido las acciones legales pertinentes para la denuncia del incumplimiento por parte de la Empresa y la sección sindical de UGT.

Iveco en Valladolid recibirá una subvención total de 1.097.757 Euros de la Junta de Castilla y León, aprovada en la reunión del Consejo de Gobierno del pasado 1 de Octubre, para el desarrollo de acciones formativas ocupacionales dirigidas a trabajadores afectados por ERE’s.

La concesión de la subvención se divide en dos ejercicios:

  • Para 2.009 la cuantía de 823.317 Euros.
  • Para 2.010 la cuantía de 274.440 Euros.

Dicha subvención no distingue entre trabajadores adheridos o no al acuerdo del tercer ERE, por lo que todos los trabajadores deberían acceder a ella, actualmente solo son los afiliados de UGT adheridos a dicho acuerdo los que la están “recibiendo”.

La extinción de los contratos se ha producido de forma individual sin ningún tipo de acuerdo con trabajadores, sindicatos o administración incumpliendo una de las condiciones de las ayudas a la automoción por 15M de Euros aprobadas por el gobierno.

El fabricante italiano de vehículos industriales Iveco, del grupo Fiat, cerró los nueve primeros meses del año con un beneficio operativo de 28 millones de euros.

¿Tenemos algo más que decir los trabajadores?

Carta abierta de un trabajador de Valladolid a Carlo Materazzo.

Valladolid a 4 de agosto de 2009.

Estimado D. Carlo Materazzo.

Me dirigo a usted recordandole que no creo que tenga ningún derecho para dirigirse a mí en términos de familiaridad como hace en la carta que me envió el pasado 28 de julio, porque en ningún momento, desde que es director de la planta de Valladolid, ha tenido la deferencia de dirigirse a mi puesto de trabajo y presentarse.

Antes de responder a su carta me atrevo a mencionar a Serge Latouche cuando dice: “Hay palabras dulces, palabras que son bálsamo para el corazón y palabras que hieren. Hay palabras que conmueven a un pueblo y subvierten el mundo. Y hay palabras veneno, palabras que se infiltran en la sangre como una droga, pervierten el deseo y oscurecen el juicio”. Porque sus palabras han producido reacciones y espero que las mías las produzcan.

Me parece bien que mencione que los 115 días de los dos expedientes que se han aplicado han tenido un coste para la empresa de 10 millones, curiosamente esos 10 millones de euros les han recuperado con las distintas medidas de reducción de costes que han supuesto que Iveco a 24 de julio no tuviera perdidas y que tuviera un 1,3 % de beneficios (seis millones de Euros) en el primer semestre del año 2009… Sin olvidar que en el año 2008 tuvieron 11 millones de Euros de beneficio. ¿Como se ha conseguido eso? Pues con subvenciones y ayudas por parte de la Junta de Castilla y León y el gobierno central. ¿Donde se destinan? A formación, inversiones de la empresa, en el World Class Maintenance, WCM, (capacidad estratégica que posee una empresa y que le permite competir a través de una buena gestión integral de equipos a través de todo el ciclo de vida de estos), etc. Es decir, yo como trabajador, del dinero que me descuentan mes a mes (formación, Seguridad Social, impuestos directos) y que el gobierno central gestiona, este le ha beneficiado para que genere beneficios.

¿Y que costes hemos tenido los trabajadores en esos 115 días? Ni lo menciona porque los trabajadores de la planta de Valladolid llevan cinco años perdiendo dinero, la pérdida de la clausula de revisión salarial en el Convenio Colectivo 2004-2008 y los tres ERE’s que se van a aplicar. Nunca vamos a recuperar esas pérdidas porque no recibimos ningún tipo de subvención.

El cierre de la planta de Iveco en Valladolid se lleva diciendo años, no se si se va a renovar el contrato de alquiler  de los terrenos que en su día se firmó entre administración y grupo FIAT, y que que finaliza en 2011. El miedo al cierre que se recuerda año a año ha logrado que las secciones sindicales de UGT y CC.OO ha permitido que se pierdan derechos laborales de esta plantilla como: las ocho horas de descanso al trabajar de noche, la reducción de los tiempos en las operaciones de los equilibrados (lo que supone un ahorro de tiempo y de trabajadores, aumento del ritmo de producción), la reducción del complemento en las bajas, el aumento de los accidentes laborales que no se cuentan,… Con sus firmas y la coacción de la plantilla por parte de ellos y de los mandos.

La crisis no se ha acabado, se que poco a poco están desapareciendo las noticias relacionadas con ella de los medios de comunicación, también se que con esa disminución de noticias va a ver un aumento de la publicidad para animar a consumir, a comprar, a endeudarse a los trabajadores. Pero se le olvida decirnos una cosa como más cercana y urgente, que el mes de Octubre no se va a trabajar ningún día, y puede haber más días en Noviembre y Diciembre. Y que esa es la razón por la que no quieren complementar hasta el 90%.

Las condiciones económicas de este tercer ERE son una ruptura del acuerdo firmado que dice: “en el caso de agotados los 65 días de ERE, y fuese necesario un nuevo expediente, quedarán sujetos a las mismas condiciones pactadas en el presente acuerdo salvo en lo relativo al número total de días de regulación de empleo”Y que la razón de esta ruptura está muy clara en la carta: “…no nos permite el asumir riesgos y costes.”

Los trabajadores somo un riesgo y un coste, lo dice el direcctor de una planta que pertenece a un grupo que en dieciocho meses ha tenido un beneficio de diecisiete millones de Euros, que no tiene que devolver los quince millones de Euros destinados por el gobierno con cargo al Plan de Competitividad de la Automoción aunque unos  de los criterios establecidos para el otorgamiento de las ayudas figura el mantenimiento del empleo, y se van a despedir a trabajadores en Madrid y Barcelona.

Los trabajadores vamos a tener dificultades, nuevos conflictos que afrontar y no me cabe duda de que vamos a pagar los platos aunque no les hayamos roto.

Atentamente un trabajador de Iveco en Valladolid.

Cualquiera es libre de copiarla y mandarla a:

IVECO ESPAÑA, S.L.
Apartado de correos 4.108
47080-Valladolid

Análisis de la situación actual de los trabajadores de Iveco.

Desde mi perspectiva hay un claro déficit ideológico en la lucha de los  trabajadores de Iveco, aunque no sólo de ellos. Los sindicatos están jugando un papel de mediación social ante los efectos de la crisis que desmoviliza enormemente a la clase trabajadora. Imaginar este cuadro macroeconómico con la derecha en el gobierno, es relativamente fácil para entender que no le habríamos dado el mismo tratamiento a la crisis. Los paños calientes tendrán su culminación en los próximos pactos sociales que inevitablemente se firmarán. Nadie hablará de los sacrificios de la clase trabajadora en este período, nadie se atreverá a pedir cuentas pasadas ni a condicionar las del futuro.
Aguantaremos hasta que el capital vuelva a estabilizarse y tal vez nuevos desarrollos  tecnológicos nos arrastren de nuevo a producir para que se siga alimentando el consumo. Es decir otra vez a lo mismo pero con nuestro presente y nuestro futuro a medio plazo hecho polvo.

Pero no quiero ir por ese camino. Sé demasiado poco. De lo que quiero hablar es de algo que ninguno de nuestros centros ha sacado a la palestra: tres centros en proceso de expedientes de regulación, con un mismo interlocutor de la multinacional y cada uno negociando sus miserias locales. ¿Cómo es posible no haber vuelto a juntar fuerzas en un comité ínter centros? ¿Tanto nos diferenciamos? ¿No nos damos cuenta que esto es  la guerra de todos contra todos? Se está imponiendo una lógica de la individualidad, una lógica del sálvese el que pueda, de verdadero tinte amarillo. Es la negación de lo colectivo que mete directamente en crisis la esencia del movimiento de los trabajadores y por tanto su derrota. La defensa individual del trabajo está convirtiendo a los demás compañeros en enemigos.

El posibilismo cierra caminos de entendimiento y unión colectiva contra todo intento de unir el destino individual al destino de todos. Si en el horizonte de nuestra lucha sindical estuviera realmente la defensa de los derechos de los trabajadores, éstos habrían estado claramente mejor defendidos en un frente común de unidad de acción.
Ha sido patético ver nuestra lucha atomizada, cada uno por su lado eligiendo su ritmo y su momento. Nada de confluir fuerzas, al contrario, se han evitado .Esto sólo es posible por un enorme protagonismo de las burocracias sindicales. Estoy seguro que la tendencia natural de todos los que formamos Iveco estaría en buscar fuerza en la unidad de lucha porque evidentemente la fuerza de la multinacional no es cualquier cosa.

Madrid ha arrancado un mal acuerdo. CCOO ha de venderlo como sea, pero es un mal acuerdo y los militantes más honestos no podrán dejar de reconocerlo. Entre otras cosas porque las garantías de futuro no están nada claras y estas garantías no se consiguen sólo firmando papeles. La complejidad de los acuerdos tienen por otra parte un efecto terriblemente antidemocrático por falta de transparencia y simplicidad . Las garantías se consiguen con la fortaleza de la movilización presente y con la potencialidad de la futura.

Valladolid ha salido por peteneras. Garantizar el futuro abriendo un boquete en la unidad de los trabajadores y  descabalgando mientras estás al trote de las movilizaciones no parece la mejor manera. Sobre todo el incumplimiento arbitrario de los acuerdos con la empresa, lo cual es una demostración clara de la debilidad con que se afrontan esos acuerdos ¿qué hace pensar que se harán cumplir acuerdos después de haber transgredido los anteriores? Unidad de clase, solidaridad, igualdad y este tipo de conceptos no parecen las herramientas utilizadas por los compañeros de la UGT.

Barcelona está en suspense. A trancas y barrancas, muy dolidos por el efecto de deslocalización al llevarse el producto a fabricar fuera de nuestro país, no nos queda  más remedio que seguir rechazando el expediente de regulación. Mis dudas tengo en cuanto a la convicción para seguir aguantando esta posición. Las federaciones sindicales están jugando por los pasillos institucionales sin saber muy bien qué comprar y qué vender. La arbitrariedad en la aplicación de criterios y acuerdos por parte de la empresa es el denominador común. Lo cierto es que con el producto actual y sólo con él, cerramos a medio plazo. Se está empleando demasiado esfuerzo en las negociaciones de pasillos y eso nos tiene debilitados.

El elemento común de exigir un plan industrial para los 3 centros era y es vital. No podemos hacer el juego de esta manera a la multinacional. Nos está utilizando de carne de cañón para conseguir dinero público, nos tiene secuestrados en esta estúpida paradoja de que cuanto más implicamos a nuestros políticos, más posibilidades tienen de conseguir dinero. Nuestro cierre de filas contra los expedientes hubiera abierto y abriría todavía brecha en esa malévola  estrategia.

Esperemos recuperar terreno perdido.

Paco Garcia.

16 de julio en Iveco Valladolid.

Antes de continuar leyendo el resto del post, ruego que leais el comunicado de UGT el pasado 15 de julio y que os podeis descargar en PDF.

UGT informa, especial ERE.

Podemos sacar varias cosas en claro:

La plantilla, ha estado durante meses y después de distintas presiones por parte de la empresas y de las secciones sindicales mayoritarias, de intimidación diaría en la líneas y en la enfermería.  Y todo ello para una  falta de transparencia y mayor desinformación hacia los trabajadores.

Esta crisis ha asegurado los cambios que se estaban dando en políticas.

  • El sector público se convierte en una máquina de subvenciones para los empresarios.
  • Los empresarios y representantes de los trabajadores del sector argumentan que se pretende salvar puestos de trabajo, pero, si de empleo se trata, las pocas políticas que hay (ayudas directas, financiación, terrenos para sus factorías, bonificaciones laborales, facilidades en los ERE, planes renove, etc.). Y unos servicios públicos que no crean empleo por lo que no podemos hablar de políticas. Además, dado el régimen de libre comercio en el que están insertas las economías, las furgonetas que compremos con las ayudas pueden estar fabricados en Alemania o en EEUU, y viceversa.

A partir de ahora si queremos trabajar tenemos que pagar que por ello.

Se hablan de muchas ayudas, (formación, contratos relevo, prejubilaciones, WCM,…) ¿De donde salen esas ayudas? De los trabajadores cuando se hacen los descuentos en sus nóminas ya que una parte de ella se destina a formación, de los impuestos que pagamos, de los intereses del ICO,… En un principio el Plan Integral de Automoción era de 4.000 millones de Euros y esa cifra va en aumento. ¿Con tantas ayudas que se dan tenemos que estar racaneando un 8% en un complemento salarial que está firmado por la dirección y el Comité de Empresa? ¿Acaso el Estado racanea con la dirección? Y todo para vivir en la eterna amenaza de si no me dais subvenciones abandono el país un año y otro, y otro…

Los trabajadores sabemos que no estamos de “vacaciones”.

Hemos caído en la trampa de lo que creíamos “un trabajo seguro”, por un sueldo cada mes. Unas vacaciones pagadas, una nómina con la cual poder comprar cosas a crédito. Esta situación es muy adictiva y cuesta mucho salir de ella. Se vive para trabajar y se trabaja para pagar. Y para ello hemos tenido que renunciar a tiempo, voluntad, bienestar emocional y a veces hasta dignidad.

“Es necesaria la unidad sindical para hacer frente a la patronal”. Frase de Dámaso Casado, Secretario General de UGT Euskadi.

Cada vez que se llama a la unidad alguien da un paso mayor para la separación, todo es por los privilegios que negociación a negociación han conseguido las secciones sindicales mayoritarias (liberados, una parte por la explotación de las máquinas de café y bollería, cesiones de salones para asambleas,…) y en medio los trabajadores cuyo trabajo y bienestar se negocia como mercancía. Tal vez no quieran echar mierda, pero dividen a la plantilla el mismo día y a las mismas horas.

El viernes nos jugamos bastante los trabajadores con la manifestación y los paros de tres horas. Nos jugamos un 8% de complemento salarial que sumado al 10% que llevamos perdido cada mes de regulación y a la falta de la clausula de revisión salarial que perdimos con el convenio 2.004-2.008, creo que es bastante dinero, y sin dejar de lado el tema de la seguridad que tuvo su chispa con los comunicados cruzados entre CGT y dirección. Y que vemos a diario con los accidentes en las líneas o enfermedades que pueden surgir y que el servicio médico soluciona con aspirinas en el mejor de los casos.

Debemos decidir por nosotros, que queremos de aquí a seis meses sin perder de vista los 10 meses de ERE que ya hemos pasado.  Plantarnos de una vez y exigir a nuestros representantes unidad y defensa de los acuerdos.

Asambleas para hoy:

CC.OO.

Tercer ERE, movilización y paro viernes.

Nave de recepción:

  • Turno B-10:45.
  • Turno A-18:45.
  • Turno de noche-6:45.

UGT.

Acuerdo 3er. ERE.

Salón Actos Iveco (junto servicio médico).

  • Turno B-10:45.
  • turno A-18:45.

En el cuarto de la sección sindical.

  • Turno de noche-7:00.

Ayudas al automóvil.

“Con esto de la crisis, todos los empresarios, con la CEOE a la cabeza, se han vuelto intervencionistas. Pretenden sacar tajada. Eso sí, nunca dirán que persiguen su beneficio, se presentan como benefactores y afirman que las medidas que proponen van orientadas al bien de la comunidad.”

Soy de los que piensan que el papel del Estado es fundamental a la hora de contrapesar al poder económico. Tengo que reconocer, sin embargo, que a veces estoy tentado de admitir que éste termina controlando el poder político y que, tal como afirmaba O’Connor en un libro que fue clásico en su época, La crisis fiscal del Estado, el sector público se convierte en una máquina de subvenciones para los empresarios, tesis que, por otra parte, ya mantuvo Adam Smith en parecidos términos.

Con esto de la crisis, todos los empresarios, con la CEOE a la cabeza, se han vuelto intervencionistas. Pretenden sacar tajada. Eso sí, nunca dirán que persiguen su beneficio, se presentan como benefactores y afirman que las medidas que proponen van orientadas al bien de la comunidad.

El sector del automóvil lleva tiempo detrás de que el Gobierno subvencione la compra de vehículos. Cinco Autonomías se han mostrado ya receptivas. La primera fue Navarra, que goza de una situación privilegiada en materia fiscal y puede permitirse toda clase de lujos.

Recientemente, están en proceso de incorporarse a la pedrea de ayudas Valencia, Aragón y Castilla y León. Madrid, fiel a su línea de bajar los impuestos y de ayudar más a quien más gana, ha reducido un 20% el impuesto de matriculación. Todas ellas irán después a extender la mano al papá Estado. Parece que el ministro de Industria se muestra convencido y, puesto que ya no está Solbes, no sería extraño que en el debate sobre el estado de la nación se anunciasen medidas en este sentido. Más tarde se dirá que no hay recursos para las pensiones, la sanidad, la educación, el seguro de desempleo ni para financiar la Ley de Dependencia.

Los empresarios del sector argumentan que se pretende salvar puestos de trabajo, pero, si de empleo se trata, pocas políticas como las señaladas anteriormente -y en general todos los servicios públicos- para crearlo. Además, dado el régimen de libre comercio en el que están insertas las economías, los automóviles que compren los españoles pueden estar fabricados en Alemania o en EEUU, y viceversa. Ocho de cada diez vehículos que fabricamos se dirigen a la exportación. En todo caso, si lo que se quiere primar es la creación de empleo habría que proteger la fabricación y no el consumo.

Pero es que, por otra parte, la verdadera cuestión que se debería plantear es si, entre todos los bienes y actividades que se pueden subvencionar, es el sector del automóvil el más adecuado. No es precisa demasiada reflexión para llegar a la conclusión de que, desde la óptica social, ecológica y en general del bien común, resulta más conveniente incentivar el consumo de multitud de bienes, tanto públicos como privados, que el del automóvil, y que incluso pueden crear mucho más empleo. Sólo los intereses y la presión de un lobby tan poderoso como éste pueden explicar que el sector público de muchos países desarrollados, entre ellos el español, incite al consumo del automóvil. Mientras Solbes se opuso a que se incrementasen los gastos sociales, fue un buen ministro; dejó de serlo cuando también se opuso a las ayudas a los empresarios.

Carta de un trabajador de Iveco en Madrid.

Carta de un trabajador de Iveco en Madrid publicada en PÚBLICO el día de hoy.

Soy trabajador de la empresa Iveco, antes Pegaso, amenazada con un Expediente de Regulación de Empleo para despedir a más de 1.000 trabajadores. Como tantos trabajadores del sector de la automoción y de otros sectores asisto desde la reivindicación y la lucha en mi sindicato, CGT, a la continua degeneración de las relaciones laborales.

El caso de Iveco es excepcional. FIAT compró Pegaso por nada, ajustó la plantilla y acumuló millones de beneficios a través de la expeculación de terrenos en los tiempos del pelotazo. Puso en práctica todas las modalidaes de flexibilidad laboraL, contratación y técnicas abusivas de productividad para acumular beneficios millonarios durante los últimos años, incluido 2.008.

Ante el ERE, la única posición de la empresa ha sido poner 1.000 rehenes encima de la mesa para chantajear a las administraciones y a los trabajadores. Al parecer ha conseguido su objetivo. Tras anunciar que, si no le daban dinero, se iba rápido de la reunión, desbloqueó la negociación. Ha pasado el cepillo y ha conseguido sus millones para despedir, prejubilar y fomar con el dinero de otros, como iba a hacer con Opel y ha hecho con otras empresas diferentes.

¿Hasta cuándo el chantaje a la sociedad de las transnacionales? ¿Hasta cuándo rendirles pleitesía? ¿Tendremos que hacer como en Francia, es decir, pasar a retener a sus directivos para evitar que ellos secuestren a los trabajadores y pidan un rescate a la sociedad? O simplemente, que devuelvan los medios de producción, las marcas, la tecnología y los terrenos a sus legítimos propietarios: a la sociedad civil.

Heriberto Tella.

TRABAJADOR DE IVECO (MADRID)

Ante el ERE y su actual impasse.

Comunicado de la sección sindical de CGT en Iveco Madrid.

En los últimos 12 días hemos pasado de “quemar Madrid” a la exclusión más absoluta de la plantilla en lo que se refiere a la lucha contra el ERE, sin posibilidad de presión , herramienta fundamental en este proceso, tomar decisiones y pendientes de las noticias de prensa o internet.

Hasta el día 4 de junio la unidad de acción de las organizaciones sindicales y de la plantilla permitió resistir las presiones de la empresa y llevar a la calle, a las administraciones y a los medios informativos el conflicto generado por la intención de Fiat de despedir a mas de 1000 trabajadores en IVECO. Esa presión ejercida por todos permitió que se abriesen algunas puertas y apuntar alguna solución, pero tras la desmovilización, la empresa ha seguido amenazando con los despidos si no conseguía más ayudas económicas de las administraciones. Un absoluto desafío a los trabajadores.

CGT ha sido absolutamente leal con la unidad de acción aunque discrepásemos con algunas decisiones tomadas por el resto de sindicatos. Entendimos que algunas renuncias eran inevitables en aras a mantener la unidad de la plantilla, cuestión fundamental.

En las dos últimas semanas se han producido reuniones sobre una situación que afecta a las tres plantas en Iveco España en mayor o menor medida en las que CGT ha sido excluida, a pesar de haber hecho saber a los demás sindicatos y a las administraciones la exigencia de estar en esas mesas.

La lluvia de noticias que dan por buenos 400 o 500 despidos como mal menor y sin hablar siquiera de un plan de futuro, no hacen sino intoxicar y crear inquietud y desasosiego en la plantilla, máxime cuando estamos en proceso de resolución en la Dirección general de Trabajo. CGT no obstante y en evitación de una posible solución no pactada ha remitido informe contradictorio a la Dirección General de Trabajo al ERE extintivo planteado por la empresa

Desde CGT volvemos a manifestar que repudiamos el chantaje sistemático de Fiat a trabajadores y administración. Iveco tiene una deuda con los trabajadores y con la sociedad. Bien está que se negocie para buscar una solución entre todos pero eso no puede pasar porque los trabajadores seamos rehenes de los intereses empresariales, de las disputas políticas y que Iveco no aporte alternativas y recursos para ello.

Esta semana es definitiva. CGT seguimos reclamando que no haya ningún despido y un plan industrial que garantice el futuro de la empresa. Esa es la clave. Con una negociación como la que se está produciendo, al margen de la plantilla y con la exclusión de una parte de la representación sindical, este objetivo está más difícil.

impasse: Voz francesa que significa ‘situación de difícil o imposible resolución, o en la que no se produce ningún avance’. Su uso es innecesario en español, por existir las expresiones callejón sin salida o punto muerto.