Rusia creará una empresa mixta para ensamblar blindados Iveco M-65 LMV.

Rusia llega a un acuerdo con el consorcio italiano Iveco para la creación de una empresa mixta que ensamblará en este país vehículos blindados contraminas Iveco M-65 LMV para las fuerzas armadas rusas.

Las negociaciones con la compañía italiana están a cargo de la corporación estatal de altas tecnologías rusa Rostejnologuii, que pretende ensamblar los blindados en las factorías de su consorcio automovilístico Kamaz, en el Volga. La planta tendrá una capacidad anual de al menos 500 blindados y el Ministerio de Defensa planea en seis años destinar unos 30.000 millones de rublos (unos 1.000 millones de dólares) a la compra de 1.775 vehículos.

El anuncio del proyecto supone un duro revés para el consorcio automotriz Russian Machines, que en su planta de Arzamás fabrica los blindados nacionales Tigre (GAZ-233014) adquiridos en los últimos cuatro años por el Ejército ruso.

Sin embargo, otros expertos subrayaron que el modelo Iveco M-65 LMV (Vehículos Ligeros Polivalentes), marca mundialmente reconocida, supera considerablemente al Tigre ruso por el grado de protección del personal contra las minas y en otros criterios. Los Iveco M-65 LMV están en servicio en los ejércitos de muchos países y su compra permitirá a la industria militar rusa acceder a altas tecnologías para implantarlas en sus propias factorías.

Anuncios