La doble moral.

El 27 de junio, la empresa comunicó la rescisión de su contrato a once compañeros. La valoración jurídica que dió “… La enfermedad, en el sentido genérico que aquí se tiene en cuenta desde una perspectiva estrictamente funcional de incapacidad para el trabajo, que hace que el mantenimiento del contrato de trabajo del actor no se considere rentable por la empresa…” (la cursiva es nuestra).

Ayer 26 de julio, nos despertamos con la noticia de que Fiat Industrial (CHN e Iveco), obtiene 353 millones de beneficios netos, es decir, una vez descontados los impuestos.

La cosa está clara: la dirección de la empresa ataca a los más débiles (casos de bajas justificadas por enfermedad), para que se cumpla así la vieja aspiración de la dirección: la reducción del absentismo laboral. Una muestra de la catadura moral de los directivos, no solo la factoría de Valladolid, sino del grupo en España.

Ante estos hechos, la nueva etapa que se ha abierto y la desaparición de los distintos Comités de Empresa del grupo que permiten que esta situación también se de en Madrid, aunque sin despidos, apuntamos dos cosas:

  • Que cese la política de penalización y persecución por parte de la dirección de RR.HH. en cuestiones de ausencias en los puestos de trabajo. La solución no es criminalizar a once personas por estar de baja, sino hacer políticas de Salud Laboral Preventiva que disminuyan los índices de absentismo con la aplicación del MTM.
  • Es necesaria una respuesta unánime de toda la plantilla. Debemos conseguir a toda costa la readmisión de nuestros compañeros, ya que, de lo contrario, toda ella quedará indefensa ante estos atropellos. Las bajas estaban justificadas médicamente, por lo que nos podía haber pasado a cualquiera.

Por ello, desde este post pedimos el seguimiento de las huelgas del jueves 28 de tres horas y viernes 29 de cuatro. Y la asistencia a la concentración del viernes 29 a las 12:30 que va a tener lugar en el concesionario de Iveco en la Av. de Burgos 52.

Anuncios

Iveco Valladolid se ampara en la ley y tira abajo la huelga del 15 de julio.

Parece ficción pero es la realidad. Iveco a comunicado a los trabajadores que la huelga es ilegal y que de asistir a la misma se atengan a las consecuencias en lo que a sanciones se refiere. A si mismo se lo a comiunicado a CGT y ha CCOO que son las secciones sindicales que estaban dispuestas ha secundar la huelga, ya que una vez mas UGT ha tomado una decisión interna cuando menos ortodoxsa……… (sobra decir nada más)  A mi no me sorprende pues es lo que veniamos vaticinando y es paso mas hacia la cultura del miedo consentida. Pero una cosa es que intenten instaurar la cultura del miedo y otra muy distinta que lo consigan. Ya que si cada trabajador denunciase por las vias que crea oportunas lo que considere que se sale de la legalidad. Cuando en dichas administraciones hubiese un buen tomo sobre la misma empresa, es cuando dichas instituciones tendrian que actuar para ver que es lo que pasa en cada caso.

Cabe puntualizar que la ciudad es de la ciudadania y por tanto el que se quiera acercar a las puertas de la factoria esta en su pleno derecho como miembro del estado español. La respuesta de las entidades publicas a si como de las fuerzas del orden se desconocen. No obstante mientras no se perjudique el trasito de personas o trafico en mi opinión no tendria que por que haber ningún problema  ya que la acampada es legal y tiene el permiso oportuno. Teneis que saber que lo mejor es organizarse una vez estemos alli para no molestar a nadie, ya que es lo que está esperando alguna entidad como agua en mayo. No les demos dicho placer y no les demos tan siquiera un atisbo para que se froten las manos.

Quien se quiera acercar alli estaremos.

Un Abrazo muy fuerte y SALUDos

Acampados Iveco Valladolid.

No doy crédito…

Dos nuevas hojas informativas de la sección sindical de UGT IVECO-ESPAÑA, S.L. fueron distribuidas la semana pasada entre la plantilla.

Una de ellas dice:

Este ejercicio 2010 acabaremos el año con una producción aproximada de 6100 unidades, y un índice de Regulación de Empleo de la plantilla del 65% de media, (todos sabemos que por la mala organización de la empresa unos más que otros). La previsión y estudio de mercado, nos aporta datos de que el mercado está empezando a dar señales de recuperación, lenta pero en definitiva recuperación, y esto se está ratificando con la entrada de órdenes de trabajo. La previsión para el año 2011 es producir cerca del doble de unidades, esto haría que nuestro índice de Regulación de Empleo bajara a niveles del 30%.

Por tanto, compañeros y compañeras desde aquí animaros a que estemos unidos y fuertes para afrontar los retos futuros y que en UGT estamos convencidos que con el esfuerzo y sacrificio de todos, volveremos a ser una locomotora a toda máquina, y por supuesto el número 1 en ventas. FIN… de la jeta tan impresionante que gasta esta gente.

Este ejercicio 2010 acabaremos, como acabamos el ejercicio 2009; con 13 trabajadores en la calle por vuestro compadreo con la patronal. La previsión para el 2011 es que la justicia se haya pronunciado y que los 13 despedidos de Área Comercial vuelvan a ocupar los puestos que por vuestra traición perdieron.

¿Seguís pidiendo unidad y fuerza para afrontar los retos del futuro…? No tenéis vergüenza; porque si os quedara alguna, después de vuestra hazaña, se os caería la lengua al pronunciar esas palabras. El esfuerzo lo está poniendo toda la plantilla, no vosotros; pero sacrificados solo hay 13 personas; los que vosotros, con vuestras firmas, consististeis que pusieran sus nombres en un papel para que fueran a la calle.

Segundo panfleto, con carácter URGENTE:

En la reunión mantenida hoy con la Dirección de Personal de Iveco España SL.; esta ha comunicado a los Secretarios Generales de CCOO y UGT que en virtud del clima necesario para continuar con el dialogo necesario para conseguir los retos que tenemos por delante.

Iveco abonara el 100% del pago de las vacaciones, en la nómina de este mes.

En la misma reunión, se ha tratado los servicios de mantenimiento necesarios el día de la Huelga General. Acordando que no vendrá nadie a trabajar ese día, perteneciente a la plantilla de Iveco Madrid, (salvo mantenimiento necesario).

Por ello os convocamos a todos los trabajadores y trabajadoras que queráis trabajar en el éxito de la huelga a acudir a los diferente piquete, que se formaran el día 29-S en los locales de CCOO y UGT, (de los que os informaremos) de vuestras respectivas poblaciones. Esta desde luego es de nota alta.

Ósea, que yo me entere…, la empresa ha comunicado a los Secretarios Generales de CCOO y UGT, los responsables que el 8 de julio permitieron que 13 empleados de Comercial fueran a la puta calle por necesidades irrenunciables de la empresa…, han negociado en el mismo lote (en virtud del clima necesario para el dialogo…) que se abono el 100% del pago de las vacaciones a cambio de que la empresa ponga el día 29 de septiembre de regulación a toda la plantilla y así los trabajadores y trabajadoras puedan acudir a los locales de CCOO y UGT para formar parte de los PIQUETES que extorsionaran a todos trabajadores que quieran ejercer su libre derecho de ir a trabajar…

Cuenta redonda: a la hora de hacer números… La empresa no pierde nada porque es día de regulación y por lo tanto se lo pagamos todos los españolitos… y los sindicatos computan que han ido a la huelga General del 29-S: la plantilla de IVECO al completo y además… harán meritos porque habrán contribuido al éxito de la misma, en otras empresas, con los PIQUETES DISUASORIOS (Insultos, abucheos, amenazas,…)

Y a todo esto, con su cinismo habitual, los miembros de la sección sindical de UGT en IVECO-ESPAÑA, S.L. le llaman trabajar. Es que no doy crédito, si no fuera porque es para llorar, me moriría de la risa…

Cínico: un hombre que sabe el precio de todo y el valor de nada (Oscar Wilde).

Angelines Atienza.

Diversas noticias del grupo Fiat.

El sindicato italiano FIOM emprenderá acciones legales contra Fiat al no readmitir a tres empleados despedidos.

El sindicato italiano FIOM anunció ayer que emprenderá acciones legales contra Fiat por no haber readmitido a tres empleados que habían sido despedidos a pesar de que así se lo ordenara el juez.

Fiat acusa a los tres trabajadores de haber llevado a cabo “comportamientos de extrema gravedad” al bloquear parte de la maquinaria durante una huelga, impidiendo que los empleados que habían decidido no adherir a ésta siguieran trabajando.

La sentencia favorable a los trabajadores fue emitida el pasado 9 de agosto y ayer, los tres empleados acudieron a la empresa para trabajar. Sin embargo, sus responsables no les dejaron volver a su puesto de antes sino que les comunicaron que a partir de ahora sólo podrán ocuparse de actividades sindicales.

Ante esta situación, el abogado de FIOM anunció que presentará una denuncia penal contra Fiat. Mientras, la empresa sigue considerando que los despidos son perfectamente legítimos, al tiempo que se muestra confiada en que éste será el veredicto final de la Justicia en la audiencia que se celebrará el próximo 6 de octubre.

Fiat supedita inversiones a futuras reformas laborales.

Sergio Marchionne anunció la intención del grupo Fiat de invertir 20 mil millones de Euros en Italia para aumentar su producción, pero estas inversiones estan supeditadas a revisiones de los acuerdos sobre las condiciones laborales para permitir flexibilidad en Italia.

En Italia, las condiciones laborales se rigen en primer lugar por contratos negociados por rama a nivel nacional,con condiciones para las empresas metalúrgicas. La actual directiva del grupo quiere sacarlo del contrato nacional de la metalurgia, del que depende. Lo que implicará una salida de Fiat, la empresa más grande del país, de la organización patronal Cofindustria.
Para evitar llegar a ello, Fiat y Cofindustria buscarán una solución para que el grupo pueda beneficiarse de derogaciones para aumentar la cantidad de rotaciones y horas adicionales.

Esta propuesta de Fiat a los sindicatos negociar un acuerdo marco para Italia, se inspira en el que se firmó en junio en Pomigliano a cambio de la relocalización de la producción del modelo Panda. Dicho acuerdo que dividió a los sindicatos y fue rechazado por más de un tercio de los empleados, permitirá a Fiat hacer funcionar la fábrica las 24 horas durante seis días, aumentar la cantidad de horas extras o aplicar sanciones por un fuerte absentismo o el no respeto del acuerdo.

Para aplicarlo, Fiat crea una empresa para contratar a los empleados que ya no dependen del contrato nacional hasta que el grupo obtenga las derogaciones que reclama, posteriormente se definirían convenios de eficiencia fábrica por fábrica dependiendo de momento y tipo de producción.

La venta de automóviles en Italia cae un 25,97% en julio.

La venta de vehículos nuevos en Italia en el mes de julio cayó un 25,97%, anunció el ministerio de Transportes. En ese lapso se matricularon 152.752 vehículos nuevos. Se trata de una caída notable por lo que los concesionarios solicitaron nuevas medidas de apoyo al gobierno de Silvio Berlusconi tras registrar el cuarto resultado negativo después de diez meses de progresivo aumento de las ventas gracias a las primas estatales al sector.

El grupo Fiat (Fiat, Lancia y Alfa Romeo) es el más afectado ya que sus ventas cayeron en un año un 35,81% con respecto a julio. Su posición en el mercado descendió al 29,09% contra 30,41% en junio y 33,55% en julio del 2009.En los primeros siete meses del año las ventas de automóviles nuevos bajaron 1,48% en Italia con relación al mismo lapso de tiempo en el 2009.

Post sobre la ceguera.

José Saramago en su novela relata cómo una extraña epidemia de “ceguera blanca” que se expande de manera fulminante asola todo un país. Un hombre que espera en su coche frente a un semáforo es el primero en padecerla y a partir de entonces se extiende cada vez más rápidamente entre la población. Los afectados son puestos en cuarentena, pero resulta imposible contener la enfermedad y las calles acaban llenándose de ciegos. A medida que aumenta el temor y la crisis en el país, gradualmente las personas se convierten en presa de los más bajos instintos del ser humano, llegando a los extremos más miserables.

La reflexión que saqué en una primera lectura del libro es que la ceguera blanca era una suma, al igual que lo es la luz con los siete colores (rojo, naranja, amarillo, verde, azul, añil y violeta). De incontables sentimientos como la ambición, el egoismo, la envidia, la cobardia, el miedo, la resignación y la mezquindad. Que nos alejan de ser personas y nos convierte en animales que simplemente actúan por instinto. A diferencia de la “ceguera negra” que es símbolo de nada.

La “ceguera blanca” ha empezado en Iveco-Valladolid el pasado lunes 14 de junio cuando la dirección comunicó a cuatro trabajadores de la línea de guarnecido una sanción de treinta días de empleo y sueldo con el argumento de no realizar el 100% de las operaciones que se les encomienda en base al nuevo sistema de tiempos (mtm-2).

Por esta razón se convocaron por parte del comité de empresa, dos jornadas de huelga (jueves 23, una hora de paro por turno y viernes 24, tres horas de paro por turno). Los afectados aumentaron en la asamblea celebrada el jueves durante la hora de paro y la posterior marcha por la fábrica en la que a compañeros que no habían asistido a dicha asamblea, se les acusaba de estar trabajando, de insolidarios por un vociferante con un megáfono a la cabeza. ¿Quién dijo que las personas sentadas no estaban en huelga? ¿Se es insolidario por no ir a una asamblea?

En la novela de Saramago la única persona que ve es la mujer del oftalmólogo y sobre ella cae el peso de servir de guía a sus compañeros. En Iveco tal vez solo sea la responsabilidad la que pueda ser guía en este conflicto. ¿Que entendemos por responsabilidad?  Reclamar la capacidad de elegir voluntariamente lleva indisolublemente aparejada la necesidad de responder y asumir las consecuencias de esa elección. Pero también lleva aparejada la necesidad previa a la anterior, de juzgar y cuestionar las causas y razones que acompañan y propician esa elección.

Las causas.

En el convenio colectivo 2004-2008, el art. 25 NORMA DE ORDENACIÓN DE MÉTODOS Y TIEMPOS dice:

Tiempos Estimados.

Se consideran tiempos estimados aquellos que se establecen en los casos de introducción o modificación de productos, métodos y procesos, sin haberse efectuado su medición.

Las estimas o tiempos provisionales se darán al inicio del trabajo, acompañándose su correspondiente hoja de instrucciones.

La duración de estos tiempos será de un año máximo sin perjuicio de que en ciertos supuestos tengan una duración inferior, en cuyo caso se señalará por Ingeniería, previamente a su fijación, la duración de los mismos.

Una vez transcurrido este período de tiempo, los tiempos pasarán a tiempos definitivos, salvo decisión en contra de la Comisión Paritaria.

Tiempos Definitivos.

Se considerarán como tiempos definitivos aquellos que se establecen una vez definidos los métodos, utillajes y materiales.

Será facultad de la Dirección de la Empresa su aplicación automática, cuando se cumplan las condiciones anteriormente expresadas.

Es decir, que debería de pasar un año para que el MTM se considere definitivo en la factoría de Valladolid.

Y también explica los pasos a dar:

Medición y Modificación de Tiempos Definitivos.

Etapas a seguir:

Etapa de estudio de trabajo para la determinación y fijación de procesos y métodos.

Intervienen: Ingeniería, Mando Intermedio y Comité de Empresa, avisados éstos dos últimos por Ingeniería.

El Mando Intermedio informa al operario afectado que no se trata de una medición del puesto, sino de la etapa de estudio del Trabajo. Dicho estudio se realizará sin llevar a cabo la medición del puesto de trabajo, salvo en aquellos elementos específicos del mismo que sean necesarios medir para decidir su inclusión o no en el método.

No condiciona ni demora el estudio indicado de los puestos de trabajo la no presencia del Comité, representado por alguno de sus miembros, si previamente ha sido avisado.

Aplicación de Métodos

Se dan instrucciones concretas y suficiente información al operario por el mando correspondiente, así como el proceso y hoja de instrucciones.

Se le comunica al Comité, ofreciéndose cuantas aclaraciones e informaciones precise.

Adaptación del operario al método implantado, entre 5 y 15 días. Teniendo en cuenta que los días utilizados para esta adaptación se deducirán del período de adaptación que determina el convenio para la aplicación de los tiempos definitivos.

Medidas de los Métodos Aplicados.

Aviso al Comité de que se va a proceder a esa medición. Superado el período de adaptación de la etapa anterior, se procede a la medición para determinar los puntos definitivos.

Finalizada la medición de los puestos de trabajo, se informará de los resultados a la Comisión de Productividad, siguiendo a partir de ese momento los trámites establecidos en Convenio.

Entonces, ¿que ha pasado?

Las razones.

Las razones dadas por el Comité han sido:

  • Los nuevos métodos en la medición de los tiempos de trabajo por parte de la empresa.
  • Que esta medida vulnera el Convenio Colectivo que se encuentra caducado desde el 31 de diciembre de 2008 y cuya negociación se encuentra paralizada desde el mes de octubre de 2008.

Las razones que creemos:

El acuerdo marco firmado el 13 de mayo por la dirección de Iveco en España y CC.OO-UGT, indica en los apartados de:

  • ADECUACIÓN CAPACIDAD PRODUCTIVA.
  • NEGOCIACIÓN CONVENIO COLECTIVO.

Que los nuevos sistemas de reglamentación y organización de la métrica de trabajo que requiere el programa World Class Manufacturing (WCM), deben ser implantados en negociación de convenio colectivo. Dicho documento aparecen las firmas de:

  • Javier de Foronda (Iveco – Planta de Valladolid).
  • Juan Carlos Calvo (CC.OO – Planta de Valladolid).
  • Juan Carlos López (UGT – Planta de Valladolid).

Lo que supone que se tendría que haber empezado a negociar el nuevo convenio colectivo, donde vendría recogido un nuevo artículo explicando las nuevas normas de orientación de métodos y tiempos. Y en el cual, sospechamos, que el tiempo entre tiempos estimados y definitivos no sería un año. Que los tiempos dados con la bajada a 72 unidades serán los definitivos debido a la nueva auditoría a realizar el próximo mes de septiembre para lograr la famosa medalla de plata, y en la cual los métodos MTM y el MTM-2 deberán estar implantados.

La elección.

¿Por qué no ir a la asamblea? Las secciones sindicales de CC.OO y UGT no van a mencionar esto, no van a decir que el MTM se aplica desde el primer día y que se “negociará” alguna cantidad de dinero. Van a mostrar el incumplimiento del convenio colectivo por parte de la dirección pero como forma de estrategia. Una estrategia que acabará con la firma del convenio colectivo antes de septiembre.

Para ello hay que desviar la atención llamando insolidarios a los compañeros que no van a las asambleas o a la marcha por la empresa…. Pero se les olvida que hay otros insolidarios, como los propios representantes sindicales y de los trabajadores al no regular en los cinco ERE’s que llevamos, en no llevar un orden para que compañeros sin posiblidad de cobrar desempleo no regulen. En afiliados suyos que realizan labores de comodines en las líneas y no exigiendo que sean los que sacaron las plazas en las últimas pruebas celebradas que lo hagan dejando que pase el tiempo para la consolidación. Y sobre todo, los que insolidariamente firmaron una acuerdo con la empresa permitiendo que se perdiera el complemento del 90% permitiendo que los trabajadores perdieran dinero y que los accionistas de Fiat se repartieran 237 millones de Euros en dividendos.

No estamos ciegos y por ello pedimos que a los cuatro compañeros sean retiradas las sanciones y que no cumplan ninguna ya que la dirección no ha dado los pasos pertinentes. Que CC.OO y UGT no negocien la rebaja de dichas sanciones sino la anulación de las mismas ya que ellos solidariamente también son complices de otras tropelias realizadas por la dirección como el no reconocimiento y ocultación de accidentes laborales ocurridos en las líneas y las negociaciones de la perdidas de derechos de los trabajadores recogidos en los convenios colectivos.

Personalmente respondo con una parte del post al por qué no fuí a la asamblea y asumo que por ello que recibiera insultos por parte de algunos representantes de trabajadores y sindicales ya que es su estrategia… Pero no asumo los insultos de aquellos compañeros que no fueron capaces de acercarse y preguntar, de aquellos que se resignan, de aquellos que son unos mezquinos… De aquellos que están ciegos.

UGT, CC.OO y el hermoso verbo trastejar.

¿De qué riesgo huyen UGT y CCOO? Pues de la posible indignación del Estado, que es quien los alimenta y sostiene… Y mantenerse en un difícil equilibrio entre servirle y fingir que se le combate.

Puede decirse que UGT es desleal a sus afiliados? Se puede. ¿Puede afirmarse que Comisiones Obreras ha traicionado su ideología de clase? También se puede. Pero los términos «desleal» y «traidor» resultan duros para su empleo en el marco de esta modernidad con un lenguaje maquillado y donde el sistema nos ha convencido de que los trabajadores somos los autores del desastre económico y social, ya que el sistema es intrínsecamente perfecto. Es más, que somos los únicos que llevamos cinturón capaz de ser estrechado porque los poderosos se ajustan con tirantes. Y los tirantes permiten una elegante elasticidad.

Busquemos, pues, un verbo que no ofenda el buen sentido y evite que nos recluyamos en la barbarie del radicalismo con que pretende desvirtuarse desde el poder cualquier movimiento enérgico de las masas. Por ejemplo, «trastejar». Trastejar tiene entre sus sentidos uno realmente hermoso para salvar la urbanidad de estos sindicalistas que han decidido que ante el urgente mazazo laboral del Gobierno Zapatero hay que hacer una huelga dentro de tres o cuatro meses. Veamos ese sentido de trastejar: «Huir del riesgo que se presume pasando por algún paraje. Dícese comúnmente de los deudores que huyen de la vista de sus acreedores, por que no les reconvengan».

¿De qué riesgo huyen UGT y CCOO? Pues de la posible indignación del Estado, que es quien los alimenta y sostiene, hasta el punto de haberlos convertido en organismos de gestión empresarial como el CIO y la AFL norteamericanos. Por ello procuran evitarle problemas al Gobierno en un difícil equilibrio entre servirle y fingir que se le combate. Las manifestaciones que ahora se organizan reflejan normalmente esa servidumbre sindical y se nutren fundamentalmente de sindicalistas del aparato. Solamente con los treinta mil liberados que tienen ambos sindicatos ya se puede hacer una manifestación muy vistosa. ¿Y quiénes son los deudores que huyen de la vista de sus acreedores? Pues los dirigentes de ambas formaciones sindicales, que están en deuda con los parados, con los degradados socialmente por contratos indignos, con los jóvenes, con los pensionistas, con las mujeres… Con todo el mundo al que han privado de su conciencia de clase y, por tanto, de su capacidad de defensa. UGT ha acabado con los socialistas, CCOO con los comunistas y entre los dos con la ciudadanía que debería empuñar las distintas armas para su defensa. Ante este panorama de un gobierno abatido por su connivencia con los poderosos que lo explotan, los sindicatos estatales han de aguardar tres meses para dar una respuesta. Esto es, han de intentar la disolución del momento tenso. Una respuesta que, además, podría fijarse en el 29 de septiembre, en que la Confederación Europea de los Sindicatos (la CES) se manifestará contra la situación general de la economía, pero no específicamente ante lo que en el empleo ocurre monstruosamente a los trabajadores españoles. Se llevará a cabo una exhibición que difuminará los perfiles de las cuestiones concretas que afectan concretamente a unas sociedades determinadas.

Evidentemente, el sindicalismo estatal ha decidido declinar su responsabilidad social a fin de defender su propia supervivencia como un aparato que necesita el dinero público para sostener el peso de su estructura, ya que la afiliación es muy baja y tiende a la disminución. Una nota que resulta escandalosa y que ilumina este análisis es el destino que se garantiza por parte de los partidos dominantes de la Administración a los dirigentes sindicales actuales cuando cesan en sus cargos.

Hay que aceptar como hecho indiscutible que el sindicalismo vivo sólo pervive en reductos nacionalistas, normalmente muy próximos a la calle y nutridos por una ideología viva y una asistencia ciudadana sustancial. El hecho de que LAB y ELA en Euskal Herria respondan de inmediato, con su salida a la calle, a la injuria del Gobierno en lo que respecta al empleo constituye la prueba irrebatible que resume todo lo que hemos dicho. Los sindicatos de este carácter acostumbran a enriquecer su quehacer cotidiano en la negociación puntual con ideologías de fondo que se refieren al total cambio del modelo de sociedad. Son sindicatos repletos de voluntad social, que jamás pierden de vista que su análisis de la crisis económica y de los remedios para afrontarla, sobre todo en esta hora, está imbricado profundamente con su proyecto nacional. Postular que un sindicato nacionalista, esto es, enmarcado en una territorialidad muy expresiva, debe renunciar a una visión profunda de la cuestión política en lo que afecta al modelo social equivale a declararse como organización sin poder ni sentido alguno. Un sindicalismo nacionalista no es un sindicalismo de estricta gestión, sino que trasciende esta tarea para construir un camino que remedie la cuestión de fondo, que está claramente en el cambio del concepto de inversión, empleo y consumo según la historia y el deseo del pueblo concreto al que sirve.

De no cambiar el modelo de sociedad que está quebrándose hora a hora en el tiempo actual, el sindicalismo enflaquece y acaba por morir en una batalla donde son más los quintacolumnistas del sistema, dispuestos a venderse por el sabido plato de lentejas -en este caso con tropezones- que los combatientes por la conquista de la soberanía social obrera.

No se puede ser trabajador y esperar beneficio alguno sólido y durable si no se renuncia a la aceptación pasiva de la llamada economía de mercado; un mercado que, además, se ha contaminado con poderes que no tienen ya nada que ver con el diseño verdaderamente liberal del mismo. El llamado mercado constituye hoy una organización donde un número cada vez más menguado de participantes -en relación al volumen de la globalización- deciden la forma, medios, métodos y tiempo en que la mecánica financiera y comercial ha de funcionar de acuerdo con una previsión previa de beneficios. La libre competencia se ha reducido a una limitada red de manejos, turbiedades y falsificaciones que tiene dos objetivos claros: la expulsión del socio más débil y la ocupación creciente de áreas del estado a fin de crear consumos patológicos para la comunidad social.

Para lograr la sumisión del resto de la ciudadanía ante una explotación de rango acremente neocolonial, los sindicatos han sido transformados en herramientas encargadas de encuadrar conciencias y esterilizar esas conciencias una vez encuadradas. Todo esto exige una reactivación de respuestas muy duras en la calle y ante los marcos gubernamentales. En este sentido, la inmediatez de la respuesta al agresor es fundamental para implicar al grueso de la ciudadanía y dar una dimensión de eficacia a lo que se hace, de la misma forma que ha de exigirse a esa respuesta sindical que añada a su proceder una serie de emociones que afecten verdaderamente la entraña del pueblo. Emociones que calificamos sin dudarlo de emociones nacionales.

La historia de que la globalización ha logrado la interculturalización constituye una de las vilezas con que ha querido convertirse a cada ciudadano en algo superior a sí mismo y a las necesidades que le agobian. Creer que las culturas han llegado a fundirse en un universalismo ya vigoroso equivale a renunciar a una evidencia antropológica: que la cultura de cada pueblo es de evolución geológicamente lenta y que su compenetración con otras culturas se va produciendo desde capas muy superficiales que afectan a los procederes más epidérmicos. Pero estábamos hablando de la necesidad de una huelga enérgica, inmediata y rotunda de perfiles.

Antonio Álvarez-Solís.

La reunión del 22 de marzo trae movimiento en Barcelona.

Los 215 trabajadores de Iveco Barcelona no han decidido nunca en asamblea acatar los dos meses de prórroga del ERE y menos desde la conciencia colectiva de que una cierta paz social garantizara nada de nada. La firma del ERE (8 de la mañana del día 5, por tanto imposible la asamblea) es el resultado de la impotencia y las contradicciones estratégicas de CCOO y UGT. En esas condiciones de impotencia, la convocatoria de huelga para el 11 y 18, estaba vacía de contenido, vacía de debate y vacía de preparación para la lucha. El principal argumento contra la firma, no tener un plan industrial, denunciaba en sí mismo la falta de credibilidad de la acción que se proponía. Sencillamente la coherencia exigía  no firmar la ampliación del ERE.

Consciente de esta situación y tras  exponer  sus relieves, propuse a la Asamblea del día 8, desenfocar el motivo inicial de la movilización (formalmente el plan industrial y la implicación de las instituciones) y orientarlo  a ejercer presión para condicionar la reunión del día 22 entre sindicatos y la empresa. Propuse el día 18 la huelga de 4 horas porque nos daba más tiempo a prepararla con ese doble objetivo de mensaje a los sindicatos y advertencia a la empresa. Proponía además que esa acción fuera coordinada al menos con Valladolid, siempre desde la intuición de que Barcelona y Valladolid se van a enfrentar a regulaciones de plantillas, seguramente con la aceptación de los sindicatos ( Madrid canta). Desorientados los dos sindicatos ante la propuesta se convocó nueva asamblea para el día siguiente, día 9.

El día 9 CCOO soltó, siguiendo consignas federales, un discurso confuso y además sacó una nota  descolgándose  de los días inicialmente propuestos por el comité, el 11 y el 18, aunque afirmando a la vez que respetarían la unidad de acción (¡). UGT, de la que desconozco su nivel de coordinación interna a nivel de grupo (parecen ir a su bola)  seguía apoyando “alguna movilización”  ya que era “esencial” en estos momentos (no parece haberlo sido antes de la firma de la ampliación del ERE).

En el intento de unificar criterios, tanto para fijar objetivos como para concretar la acción, seguí proponiendo huelga el día 18 y volcarnos con todos nuestros medios para garantizar su éxito. Se puso a votación ( no es habitual)  y, a mano alzada, de manera algo confusa, tortuosa e insegura por parte del presidente del comité, salieron manos a favor (no sé cuántas) y ninguna en contra. Quedaba no obstante claro el compromiso para el Comité de Empresa (a pesar de las imprecisiones) de desconvocar el día 11 (aquí no hubo dudas en la votación) y convocar el 18, organizando e impulsando los medios para conseguirlo.

Lógicamente tendremos una semana de trabajo soterrado por parte de CCOO para desmovilizar ya que no es su estrategia en este momento (no quieren importunar a los interlocutores del dia 22), trabajo liviano de la militancia de UGT y trabajo desesperado de este que escribe y algunos afines para conseguir que la huelga no sea un fracaso. Intentaremos hacer ver con claridad cuáles deben ser nuestros objetivos, los de todos, en los tres frentes de actuación abiertos: empresa, sindicatos y administración. Dadas las ganas que tienen los sindicatos, si  tienen agallas para desconvocar, que desconvoquen y si no exigiremos que cumplan con su compromiso ante la asamblea. Por cierto, qué lástima de comportamiento con los compañeros de testing, que han ganado en juicio lo que les ha negado el sindicalismo. Yo habría empapelado  la empresa  y les hubiera hecho un pasillo a la entrada de la fábrica. Qué mal rollo del sindicalismo reformista!!

Pa morirse y no echar ni gota sangre.

No es mi intención abrir más frentes de los que ya tenemos. Mi idea pasa por intentar la lucha más unitaria posible porque si tenemos alguna posibilidad, ésta sólo puede alcanzarse con la unidad.

Un trabajador de Barcelona