Ética, derecho al voto y convenio colectivo.

El pasado lunes, 9 de Mayo, se realizó la votación para la firma o no del convenio colectivo en la factoría de Valladolid. El resultado final fue de 446 votos a favor, 415 en contra y 9 en blanco, por lo que se acepta el preacuerdo y por ende, la firma del convenio.

Dicha aprovación nos lleva a asumir el preacuerdo presentado y ya descrito en un anterior post. No voy a repetir el mensaje que el asumir este convenio nos lleva a una pérdida de poder adquisitivo que llevamos teniendo desde el anterior convenio, el endurecimiento de las condiciones de trabajo y nuestra flexibilidad no solo en el trabajo sino en nuestras relaciones personales y en el tiempo libre.

Esta votación nos ha llevado a mostrar nuestras grandezas y miserias. Las grandezas al entender y sentir que esta votación era una oportunidad inmensa de cambiar una situación puesta en marcha por unas federaciones que nos son totalmente ajenas. De dar ejemplo como plantilla, cual tiene que ser nuestro papel. Ser activos, no delegar, exigir nuestros derechos porque somos nosotros quienes producimos la riqueza y por tanto tenemos pleno derecho a unas condiciones laborales dignas.

Pero también las miserias, que no hay justificación para seguir adelante en defensa de nuestros derechos, no hay excusa para nuestra desunión. Ya que en estos años, desde 2009  nos hemos encontrado con amenazas de encargados y médicos, despidos, subida del ritmo de trabajo, hostigamiento, amenazas de demandas, terror psicológico, violación de los derechos sindicales y siete ERE, situación que resulta muy contradictoria con los ganancias obtenidas por la Empresa, ante las cuales nos hemos quedado con los brazos cruzados.

No voy a frustrarme como mi sección sindical, con la cual no estoy del todo de acuerdo con su comunicado. No lo estoy con que se diga que 50 prejubilados tienen la culpa, ¿que porcentaje representan? El 4%, pero tiene una clara motivación y es el que han difundido CC.OO y UGT en sus comunicados, cobrar unos atrasos, cobrar dinero,… ¿Realmente no lo sabían? Otra cosa es que solo sea eso lo que se les ha trasladado.

Al igual que el colectivo de empleados ha votado “SI”, también operarios lo han hecho ¿acaso ellos no condicionan también el voto? Y todos sabemos quienes son; los que no regulan lo mismo que la mayoría, menos. Los mismos que están aprendiendo puestos que debían de cubrir aquellos que aprobaron los concursos-oposición de comodines y los propios comodines de las líneas. No son solo prejubilados, encargados y mandos superiores han votado “SI”, también “compañeros” de línea, los mismos “compañeros” que los pasados 18 y 19 de abril subieron ha trabajar esas jornadas industriales por 140 € cada día. Los que subieron al día de puertas abiertas.

¿Acaso hay 446 empleados? No, hay muchos menos. Lo que debemos reflexionar si los que hemos votado “NO” hemos realizado la suficiente acción para cambiar el sentido del voto a los y las que han votado “SI”. ¿Nos hemos preguntado que es lo que mas pesa para el “SI”? El miedo a las deudas, el suspiro de un dinero que viene muy bien en Mayo y se le une la extra en Junio. Pero también que con un “NO” se nos exigía un esfuerzo. Que no solo iban a ser unas concentraciones, unas horas de paradas,… Y eso muchos y muchas no están dispuestos. También hay que recordar que 210 empleados no han votado ¿Por qué?

No debemos desahogar nuestra frustración en plantear la ética de la votación de los prejubiliados, siempre se les ha llamado en votaciones de Convenios y en otras ocasiones. La ética de que voten empleados que no van a sufrir el MTM, ni la flexibilidad, o que son encargados, y que por ende, votan lo que diga la empresa, pero si que son empleados de Iveco y que van a cobrar unos atrasos… No nos debemos plantear la ética, nos debemos de plantear la acción que debe de realizar  la sección sindical que se integra en un sindicato con un objetivo de transformación social. Poner en marcha planes desde la participación y el protagonismo de los trabajadores ya sean operarios o empleados, tomar actitudes solidarias con los demás, con el resto de trabajadores, sin dejar fuera a nadie.

Pongamos en marcha esos planes… Por cierto, ¿cuales son?

Javier Martín Pastor.

Anuncios

Ante las próximas elecciones sindicales.

Curioso observar como se acercan las elecciones sindicales en el grupo Iveco-España y todos los procesos se demoran, se paralizan y se congelan para alargarlos en el tiempo, veanse, convenio colectivo, acuerdo marco del 13 de mayo, calendario 2011, etc. ¿Somos los únicos que piensan que se demoran estos procesos para frenarlos ante las elecciones y así de esta manera no perder votos y vender como un logros sindicales de secciones sindicales mayoritarias,  lo realizado este último año durante los ERE e intentar ver su buen hacer?  Los procesos están paralizados sin justificación alguna, con premeditación y alevosía y además son incumplimientos permitidos por los dos sindicatos afines a la Dirección.

Estas elecciones no van a ser como las últimas que ante el hastío de una gran parte de los trabajadores ante los sindicatos existentes y sus actuaciones, frente a la práctica de un sindicalismo entreguista, profesionalizado y burocratizado por parte de unos y el corporativismo divisor y desclasado de otros, la irrupción de un sindicato y un sindicalismo con propuestas diferenciadas, causó las simpatías y el apoyo de empleados.

Estas van a ser muy duras, con ellas a la vuelta de la esquina, los mayoritarios ya han empezado a querer diferenciarse con críticas entre ellos. Uno de los asuntos más importante han sido los distintos ERE que se han vivido en el grupo (Barcelona, Madrid y Valladolid) y por los que deberían de lloverles reproches: los distintos despidos, la rebaja en el complemento de la empresa, la pérdida de puestos de trabajo, la relocalización de la producción, un acuerdo marco que no se aplica, convenios colectivos que no se negocian… Y posibles cierres de plantas.

Y por ello, que los mayoritarios (son los llamados a negociar) evidencien sus diferencias, pues ganar representación pasa por restarle votos al contrario en las próximas votaciones. Unos y otros son conscientes de ello, y para ello, repetirán el mismo discurso:

“Durante estos cuatro años la representación legal de los trabajadores de (pon aquí el sindicato que quieras), con mayoría en el comité de empresa, ha reivindicado y conseguido mediante negociaciones con la dirección de la empresa una serie de mejoras para los trabajadores/as…”

“Somos conscientes de que queda aún mucho por hacer y conseguir, que este es un trabajo constante y de responsabilidad, por ello queremos contar con vuestro apoyo en las próximas elecciones sindicales.”

“A través de este comunicado os queremos recordar algunas de las mejoras conseguidas durante estos cuatro años:

  • Hemos conseguido…
  • Se ha conseguido…
  • Se ha logrado…
  • La (vuelve a poner el nombre que quieras) efectuó reclamación sobre el derecho de los y las trabajadores/as…”

“Por todo el trabajo desarrollado durante estos cuatro años es por lo que os SOLICITAMOS VUESTRO APOYO EN LAS PRÓXIMAS ELECCIONES SINDICALES, para poder seguir Reivindicado y Defendiendo de forma responsable nuestros derechos laborales.”

A lo mejor es bueno iniciar un debate sobre estas elecciones.

¿Qué postura propugnaríais como más positiva ?

  • Seguir votando a los sindicatos grandes.
  • Votar al sindicato más crítico.
  • Abstenerse.
  • Votar en blanco.

Está claro que nos guste o no, serán los nuevos representantes los que más votos obtengan.

Controladores aereos, ¿es real la información?

El conflicto de los controladores de tráfico aéreo viene de hace meses. Básicamente, tiene que ver con el cambio de las condiciones laborales que la empresa y el gobierno les han obligado a aceptar. Hasta ahora los controladores tenían que cumplir con 1200 horas al año y todo lo que excedía de esta cantidad, podía realizarse voluntariamente con horas extras. El gobierno y Aena decidieron ya en el mes de febrero que el mínimo de horas trabajadas subiera de 1200 a 1700 horas, lo que por un lado obligaba a todo el mundo a trabajar más y encima sin cobrar ese tiempo como horas extras.

Así las cosas, en el mes de agosto gobierno y sindicato legalizaron estas condiciones en un nuevo convenio. Sin embargo, no conformes con esto, empresa y gobierno, ante su incompetencia para gestionar el nuevo acuerdo, decidieron hace unos días que en esta jornada anual no se incluirían los días de baja por enfermedad, con lo cual sin uno está enfermo una semana, debe recuperar esas horas no trabajadas para alcanzar las horas anuales estipuladas, ¿Haces esto en tu trabajo? Una vuelta de tuerca que no se había aplicado hasta ahora en los convenios de otros sectores, pero que sin duda son un aviso para navegantes.

Los controladores aéreos son unos trabajadores de un tipo muy particular. Son fundamentalmente trabajadores de la atención, con una altísima responsabilidad sobre la seguridad y la vida de los viajeros. Su tiempo de trabajo es a la vez dilatado (muchas horas de presencia), intermitente (necesidad de pausas para mantener la capacidad de atención necesaria) y sumamente intenso (atender a los movimientos simultáneos de 60 aviones en Barajas…). En eso se asemeja, por ejemplo al de los intérpretes. Su fuerza de trabajo es por ello mismo una mercancía escasa en el mercado laboral. Por otra parte, su posición clave en el sistema de flujos de circulación rápida de mercancías y de personas les ha permitido presionar eficazmente para mantener y mejorar sus salarios (aunque en los último años, y particularmente en los últimos meses, ha aumentado su tiempo de trabajo con numerosas horas extras no voluntarias). La conjunción de estos dos factores explica que sus sueldos sean elevados. Sin embargo, el que sean bastante superiores a la media obedece también al hecho de que los salarios de la mayoría de los otros trabajadores llevan 30 años estancados, cuando no se han visto drásticamente cercenados. Tal vez, si se hubiera dado una progresión de los demás salarios en consonancia con la productividad del trabajo y la inflación, existiría ahora una diferencia menor entre los sueldos de los controladores aéreos y los del resto de la población asalariada.

Esto no se explica desdes los distintos gobiernos que han negociado los convenios colectivos (PP – PSOE) y desde los mass media que han dado cobertura a las movilizaciones de este fin de semana. Tampoco han explicado que debido al decretazo aprobado por el gobierno socialista el viernes por la mañana, se negaba de facto y legalmente el derecho a huelga de los controladores, con servicios mínimos superiores al 120%, lo que les dejaba como única salida la huelga a través de las bajas por enfermedad. No se ha dicho ni una palabra sobre con que derecho el gobierno puede cambiar el convenio mediante decretazo, a negarse reiteradamente a contratar más personal con el que reemplazar a los trabajadores de baja, a responsabilizarse de la reorganización que conlleva el cambio de condiciones laborales.

Lo único que escuchamos es que los controladores son unos privilegiados porque sus sueldos son muy altos, que utilizan de forma “salvaje” la huelga… ¿Cuándo es “salvaje” una huelga? ¿Cuando jode de verdad y puede funcionar? Por lo visto hay que movilizarse sin molestar al patrón ni a los clientes ni a los proveedores. Movilicémonos repartiendo besos en la boca o tocando el pito durante 15 minutos en la puerta de la sede patronal más próxima. Cuando se haya ido el periodista que hace la foto, nos vamos. Eso es una movilización civilizada, esa es la movilización del “sindicalismo responsable”

Es gracioso oír hablar de los «intolerables privilegios» de los controladores. ¿Cómo que intolerables? ¿Esos privilegios no están en alguna normativa que alguien ha firmado? ¿Hay leyes o convenios vigentes intolerables? ¿Por qué son intolerables los sueldos de los controladores pero no lo son los sueldos de muchos banqueros, cargos políticos y dirigentes de grandes empresas, que son muy superiores en muchísimos casos?

El transfondo de lo sucedido este fin de semana va más allá y muestra lo siguiente:

  • El gobierno socialista ha sido incapaz de resolver los problemas de forma democrática, siendo incapaz de dar marcha atrás en su deriva neoliberal que está provocando el mayor ataque conocido en el período democrático reciente contra los derechos laborales y sociales de los y las trabajadoras y las clases populares.
  • El gobierno no puede seguir actuando a base de decretos-ley pasando por encima del derecho a la negociación colectivo y los derechos laborales y sociales, demostrando su desprecio absoluto por las reglas de juego de la democracia y colocando a los trabajadores en situaciones límite, ante una manera de actuar autoritaria, militarista y salvaje.
  • el gobierno ha decretado vender AENA para hacer caja y poder seguir pagando la deuda pública que tenemos contraída como país, como consecuencia de haber dado miles de millones de euros a la banca. La privatización de AENA significa dejar a la deriva a más de 12.000 trabajadores. AENA es una empresa pública, muy rentable y productiva, que se va a entregar en bandeja a los grandes amigos empresarios del gobierno.
  • Los distintos gobiernos han estado vendiendo el patrimonio público sin ningún tipo de escrúpulos, lo está vendiendo a precio de saldo a los empresario amigos y poderosos, que sólo desean obtener beneficios.
  • El gobierno está atravesando todas las líneas rojas en cualquier democracia, actuando con mano de hierro para imponer sus criterios, olvidando y negando todo tipo los derechos a los y las trabajadoras.

¿Quienes ha perdido este fin de semana? Los más de 600.000 afectados, ante todo. También los controladores que no midieron sus fuerzas, ni ante la sociedad ni ante el Gobierno. Pero no son los únicos. Por ejemplo, los sindicatos estatales quedan bajo sospecha: sus réplicas a recortes sociales muy graves y que sí afectan a una gran masa ciudadana no han llegado ni de lejos al impacto del plante de un sector vip y minúsculo como el de los controladores. Nunca han creado «estado de alarma».

Pero sobre todos, aquellos que se opongan a cualquier recorte o vulneración de sus derechos laborales que están sobreavisados con este estado de alarma. Y lo que es peor, la población civil, la ciudadanía, la clase trabajadora, alienada y puesta en contra de sus propios intereses. Y es que todo esto pone sobre la mesa otra de las estrategias derivadas del ataque contra la clase trabajadora: dividir y enfrentar a los distintos sectores laborales para vencer y seguir legislando en contra de ella.

¿Por qué no debemos renunciar en Valladolid al complemento del 20% del ERE?

Muchos son los derechos de Iveco en Valladolid que hemos dejado a lo largo del camino y de los distintos convenios colectivos.

Convenio Colectivo 2004-2008:

  • El ámbito territorial al ser solo para Valladolid y no estar Madrid ni Barcelona (art. 2).
  • Convenio de eficacia limitada para afiliados de CC.OO y UGT, el resto de trabajadores quedó excluido hasta que se adherieron que dependiendo de cuando lo hicieron pudieron perder distintas subidas salariales (art. 3).
  • Perdida de la clausura de revisión (art. 38).
  • Perdida de poder adquisitivo al no tener subidas por enciama del 1%.
  • Perdida del 100% a cobrar desde el primer día de la baja (art. 57).

Con el turno de noche:

  • El acumulable de 20 minutos por jornada completa en turno de noche hasta completar ocho horas,una jornada. La cual no se pudo descansar, se cobró.

Con los ERE’s que tenemos y hemos tenido:

  • Utilizar días de nuestro cotizados en lugar de días que debería de pagar la empresa.
  • Recorte en los tiempos de las operaciones de los equilibrados con los que el trabajador sabe que tiene que hacer en su puesto, produciendo ritmos de trabajos más altos.
  • Suspensión de contratos relevo lo que impide que gente mayor pueda prejubilarse.
  • Amenaza de cierre temporal de la fábrica de Valladolid.

Lo que no vamos a permitir perder porque está firmado y no es negociable:

  • “El acuerdo, aprobado por la Dirección de Trabajo de la Junta, contempla que “en el caso de agotados los 65 días de ERE, y fuese necesario un nuevo expediente, quedarán sujetos a las mismas condiciones pactadas en el presente acuerdo salvo en lo relativo al número total de días de regulación de empleo”.
  • El ministerio de industria concedió el pasado 17 de abril una subvención directa de 15,3 millones de Euros con cargo al Plan de Competitivad de la Automoción (una subvención directa de 1,15 millones de euros más préstamos sin intereses por 14,14 millones de euros), Entre los criterios establecidos para el otorgamiento de las ayudas figura el mantenimiento del empleo.
  • Y también que la Orden Ministerial que desarrolla el Plan de Competitividad de Automoción, el Gobierno se reservará el derecho a exigir la devolución de las ayudas, más los intereses que hubieran generado al Estado, en caso de que éstas no se empleen para los fines previstos.