Último chasis de la factoría de Iveco en Barcelona.

Despues de 100 años de historia, aquí está el último chasis de autobús PEGASO fabricado en la planta de Barcelona, la cual cierra por la dejadez de los políticos del Parlament, Generalitat,  Ayuntamiento, Consorcio de la Zona Franca y FIAT que prefieren que 155 familias de Iveco y 270 de COMESA se vayan a la calle, para que se pueda ofrecer los terrenos para las empresas que se instalen en la ampliacion del puerto.

Barcelona Jj.

Anuncios

Carta abierta de una trabajador de Comesa.

Al Comité de cierre de COMESA:

Tengo que recordaros que el acuerdo de cierre de Comesa no se ha cumplido. Falta contratar a una empresa de recolocación y por lo visto, los culpables de que a estas alturas no esté contratada sois vosotros, tanto CC.OO y UGT. No sois capaces de poneros de acuerdo en un tema tan importante como este. Como bien decíais durante todas las manifestaciones y reuniones.

NO ESTAMOS NEGOCIANDO UN CONVENIO. Estáis negociando y jugando con el futuro ahora ya de unos cuantos. Es vergonzoso y se me cae la cara de vergüenza de ver como prevalecen las actitudes económicas y políticas de sometimiento a las centrales sindicales, de unas personas que han estado durante tantos años diciéndome que eran compañeros míos y que ahora cuando más falta me hacen, solo ponen piedras en mi camino.

Dadme una sola razón de peso por la cual tengáis los motivos suficientes para estar demorando este proceso y no deis ningún tipo de información. No me vengáis diciendo por razones de forma y que no se ha comunicado bien, porque entonces empezaré a pensar que es cierto que el trasfondo de todo esto solo hay motivos económicos o como mínimo poco transparentes. Cuando no hay información, cada uno puede pensar lo que quiera.

Os exijo como afectado que pongáis solución ¡YA! a esta situación. No podemos perder más tiempo, no lo tenemos. La empresa ha dado un paso y soy vosotros los que estáis parando el proceso. Preguntar en una reunión de todos los afectados cual es nuestra opinión… ¡NO TENIS NARICES DE HACERLO!

A todos los afectados, no nos dejemos influir por decisiones externas que nada tienen que ver con nosotros. Si es necesario juntémonos todos y pidamos directamente a la empresa lo que nos pertenece y ella se ha comprometido como dijo el pasado miércoles día 23 de febrero.

J. Marcos Sánchez.

 

Tarjeta de felicitación de Comesa.

 

Los trabajadores de Comesa ratifican el preacuerdo con la dirección.

Una imagen del referendum de ayer.

Ayer 27 de Diciembre los trabajadores en referendun y por mayoría absoluta, han ratificado el preacuerdo entre dirección y Comité de Empresa para el cierre de la factoría.

De los 277 empleados de Comesa, han votado 233: 221 votos a favor, 7 en contra y 5 en blanco. Así, se ratifica el principio de acuerdo al que se llegó la semana pasada con un 94,85% de los votos. En los próximos días se registrará el acuerdo en la Administración.

Comesa era una “joint venture” de la compañía Iveco-Pegaso (filial del grupo automovilístico italiano Fiat) y la multinacional alemana ZF, dedicada a la mecanización de piezas para vehículos pesados, y planteó su cierre a finales del mes de Octubre por la crisis que vive el sector de la automoción.

El final de la cuenta atrás.

Carta a modo de despida de un trabajador de Comesa.

Sabado 25 de madrugada, atravesaré Barcelona, solo, como cada año, en busca del solar donde estaba la casa que me vió nacer; una vez allí repasaré mi último año, reviviré todo lo vivido durante estos dos meses, desde el día que alguien me dijo “esto se cierra”, y lloraré por dentro y por fuera, por los amigos y compañeros que dejo, y por aquellos niños de 14 años que un buen día sus padres los dejaron en una escuela de aprendices en la Pegaso de la Sagrera.

Vagaré por mis calles de chiquillo hasta quedarme en paz conmigo mismo, navegando un año más en mi viaje por mi Itaca particular, volviendo de nuevo a casa, con todos, para celebrar esta extraña Navidad.

Compañeros de viaje de esta nave llamada COMESA, esto se acaba, las puertas se cierran, y durante este trámite aparece lo mejor y lo peor de nosotros mismos; hemos querido y no hemos podido, hubieramos deseado hacer más presión, pero con un tirachinas no se llega a la Luna.

Lo nuestro tiene un nombre, se llama cierre estructural, y a la montaña FIAT le sobran los 277 granitos de arena de Barcelona y alguno más que lamentablemente podrá caer en los próximos meses, (Motores, IRISBUS…)

El Comité es el reflejo de COMESA, por lo que no todos han sido honestos, responsables ni tampoco se han implicado lo suficiente, sin embargo hay una parte que sé positivamente que si, que se han dejado el cuello, que han trabajado en fábrica y en casa, han sufrido en sus carnes lo que estaban negociando, y lo hacían pensando en todos. A ell@s va mi abrazo mas sincero. Siento que por parte de la plantilla no recibirán el reconocimiento que tanto se merecen. (La lista de los buenos, menos buenos y malos la dejo para cada uno de vosotros). En general, el Comité ha sabido aplicar a problemas estructurales soluciones políticas, que eran las únicas aplicables, medidas más drásticas nos hubieran llenado el corazón de gozo pero no hubieran reabierto la planta y hubieran empeorado el acuerdo.

Ante la imposibilidad de la reapertura solo quedaba la capacidad de negociación y el preacuerdo, aún siendo mejorable es, en general, bueno. Reconozcamos que la dificultad aumenta con la cercanía, y que un problema en Madrid se ve más fácil que cuando aparece delante de nuestra casa, así que los compañeros de la primera línea de fuego han pasado durante estos días una prueba dura y dolorosa.

Aunque muchos de nosotros nos veremos el próximo 27, aprovecho esta carta para deciros adiós. Ha sido un placer trabajar con todos vosotros (salvo alguna excepción que también os dejo que le pongais los nombres), a los que hemos trabajado para que esto siguiera adelante, desde cualquiera de las líneas de fuego, nos queda el corazón encogido, la conciencia tranquila y la caja de gelocatil vacía. Siendo pragmáticos ahora solo nos queda pensar en nuestro futuro, y esto significa que se apruebe el acuerdo, significa también seguir muy de cerca las vías de recolocación y asegurar la aplicación correcta del plan social.

COMPAÑEROS, UN FUERTE ABRAZO Y HASTA SIEMPRE.

Manuel Pablo i Blanch.

COMESA se cierra.

El pasado 30 de octubre se anunciaba el cierre de Comesa. Ya se hizo oficial ayer, 23 de diciembre, en la asamblea conjunta del Comité de Empresa formado por CC.OO y UGT.

El acuerdo al que han llegado Fiat y sindicatos, establece:

  • Un plan de prejubilaciones para los operarios que tienen entre 52 y 57 años, a los que se les garantiza entre el 72% y el 90% del salario neto en función de la edad, con un mínimo de 1.500 euros al mes hasta que cumplan 62 años, con una revalorización anual del 2%.
  • A los trabajadores que están en situación de jubilación parcial se les mantienen las condiciones actuales hasta llegar a la jubilación definitiva y por lo que se refiere a los relevistas el pacto ofrece una indemnización de 45 días por año trabajado y como mínimo se les asegura 8.000 euros.
  • Para el resto de trabajadores las condiciones del despido son una paga de 45 días por año trabajado, con un máximo de 42 mensualidades. Además, lo que tengan más de 32 años trabajados recibirán una indemnización añadida equivalente a 4,5 meses más, y el resto un plus adicional del 33,33% del total de la indemnización.
  • El pacto incluye que la multinacional italiana asumirá resarcir los días de prestación de paro que la administración no pague, como resultado de los diferentes expedientes de regulación de empleo. Además el acuerdo contempla la contratación por parte de Comesa de una empresa especializada que se ocupe de recolocar a los afectados.

El cierre se hará efectivo cuando la Administración resuelva el expediente, es decir, cuando haya tomado posesión el nuevo gobierno de la Generalitat.

Los compañeros de Comesa han estado solos durante el proceso de negociación, los comités de empresa de Madrid y Valladolid se han conformado con poner unas octavillas en los lugares correspondientes y los/as trabajadores/as no nos hemos preocupado por ello, y gracias a estas acciones, la lista de despidos en el grupo Iveco en España cada vez engorda un poco más:

  • 12 despedidos en Ingeniería Motores de Barcelona.
  • 13 despedidos en el Área Comercial de Madrid.
  • 328 operarios en la factoría de Madrid.
  • 56 en la factoría de Valladolid.
  • 337 empleados en la factoría de Comesa.

La dirección ya ha ganado varias batallas: los trabajadores del grupo estamos divididos, cada factoría es una isla. La dirección ha transformado a los sindicatos en servidores suyos, lo hemos visto en las elecciones de Valladolid, en las que el responsable de RR.HH ha votado enseñando su voto de manera ostensible a los presentes. Manteniéndoles así ajenos a los intereses de los/as trabajadores/as. Las asambleas desaparecen, cada vez se realizan menos puesto que las secciones sindicales mayoritarias tienen toda la capacidad de negociar, y estas se convierten en órganos inservibles, puesto que son consultivas, no decisorias. Los sindicatos pierden su fuerza, puesto que los/as trabajadores/as no vemos en ellos nuestra arma de defensa frente a la dirección.

Estamos viendo como el acuerdo marco firmado en Mayor por la dirección del grupo en España y las secciones sindicales de Barcelona, Madrid y Valladolid. Está siendo papel mojado ya que solo se está cumpliendo la parte que interesa a la dirección:

  • Se acuerda el adecuar los centros productivos (Barcelona, Madrid y Valladolid) y para ello se recoge “el redimensionamiento de la plantilla actual con medidas acordadas de regulación de empleo temporal y medidas extintivas para los centros de Valladolid y Barcelona”.
  • Profundizar sobre nuevos sistemas de reglamentación y organización de la métrica de trabajo, la cual ha de desarrollarse en la óptica de la metodología World Class Manufacturing.

Ya has sido despedidos 277 trabajadores del grupo Iveco-España, ya solo faltan 223.

Carta de un trabajador de Comesa.

Carta de un trabajador de Comesa dirigida al Comité de Empesa de la factoría.

Hasta la fecha no he querido entrometerme, siendo consciente de que tenéis una labor muy difícil y que teníais que tener toda la concentración y esfuerzos dedicados a un solo propósito. Pero en la última concentración en el Parlamento de Catalunya, he podido constatar y me ha quedado muy claro, que nuestra situación es irreversible, que ha empezado la cuenta atrás, y que en esa cuenta, mi colectivo (personas de la escuela de aprendices con dedicación de cómo mínimo de 30 años al servicio de PEGASO, personas de 47 años en adelante), somos los que realmente vamos a padecer irremediablemente un sin futuro.

Hemos sido personas que durante todos estos años han estado para todo, lo bueno y lo malo, desde dormir en la puerta de la fábrica de Sagrera para conseguir un trabajo, hasta manifestarnos enfrentándonos con la empresa porque no teníamos ni siquiera una ambulancia en condiciones, o calefacción en la nave. Hemos apoyado a todos los antigüos compañeros en otras crisis, en el 80, en el 92, etc. Para que se pudieran ir en unas condiciones lo suficiente ventajosas y de esta manera ser más competitivos y que la empresa siguiera adelante.

Sé que tenéis que luchar por todos, pero comprender que nosotros somos los que tenemos más que perder. Pensar que la inmensa mayoría de mi colectivo, si la cosa queda así, seremos carne de cañón a la vuelta de tres o cuatro años, que nos vais a dejar en la calle con una experiencia enorme de trabajar en PEGASO pero fuera de lugar en la vorágine de un puesto de trabajo en esta sociedad. O es que pensáis que alguien va a dar un duro por nosotros cuando piquemos a la puerta de un puesto de trabajo, para cada uno de nosotros, hay cien mil personas más jóvenes.

Pensad en nuestras familias, muchas de las personas que estamos afectados en esta sin razón por suerte o por desgracia tienen, o bien una edad que de alguna manera podrán soportar o atenuar la situación o personas que están empezando a labrarse un futuro y aún con el tropiezo que supone este cierre tienen tiempo de sobreponerse y seguir adelante.

Así como vosotros durante todo este tiempo nos habéis estado exigiendo nuestra presencia y creo que no os he fallado. Os pido y exijo a estas alturas de la negociación, luchéis todos juntos sin fisuras por nosotros, tenéis que hacer entender a todo el grupo de personas que nos están representando que todo lo que se pueda conseguir de beneficio para nuestro colectivo repercute directamente en beneficio de los demás. No es de recibo que se esté planteando indemnizaciones de más de 45  días por año cuando el tope siguen siendo las 42 mensualidades, eso beneficia indudablemente a las personas que tengan menos antigüedad y por supuesto que hay que luchar por ello, pero es más aún de recibo que luchéis y con más fuerza si cabe por eliminar y ampliar ese tope de 42 mensualidades.

Es bueno que luchéis por las personas con edad de 55 años e intentar reducir la edad para que se puedan acoger dignamente a un plan social personas de menor edad, me alegro por ellas, porque se lo merecen y posiblemente hayan padecido más que yo, pero insisto no os olvidéis de nosotros, si definitivamente esto no tiene vuelta atrás, pensad que vosotros, nuestros representantes, tenéis que salir también con la cabeza muy alta y con la dignidad intacta. Después de todo esto, con el tiempo, quiero veros para abrazaros y agradecer todo lo que se ha luchado y hecho por mí. Que nadie tenga que agachar la cabeza de vergüenza.

Por último dejadme que me despida con la frase que después de muchísimo tiempo sin oír, nos habéis estado inculcando todo este tiempo.

¡¡¡¡ VIVA LA UNIDAD DE LA CLASE TRABAJADORA!!!!

J. Marcos Sánchez.

Hoy jueves 23 de diciembre a las 11:00 horas, en la sede de UGT-Barcelonés (Rambla de Santa Mónica 10), en el Salón de Actos. Se convoca a todos los trabajadores y trabajadoras de Comesa a una Asamblea General convocada por CC.OO y UGT.