IVECO anuncia el cierre de su fábrica de componentes.

De nuevo la espada de Damocles encima de las cabezas de los trabajadores de IVECO. De nuevo se repite la historia en 277 trabajadores que vivieran, si nadie lo remedia, lo que antes que ellos vivieron 13 trabajadores en el Área de Comercial de Madrid y 15 trabajadores en Ingeniería de Motores de Barcelona. Ahora le toca a COMESA.

Y de nuevo los sindicatos se rasgas las vestiduras y piden reunirse con los representantes de la multinacional italiana, a quienes solicitaran medidas alternativas que “garanticen la actividad en el centro de trabajo”.

La empresa ha dicho que cierra la fábrica, dedicada a la mecanización de piezas para vehículos pesados, debido a la falta de producto y de viabilidad económica y CCOO ha rechazado esta decisión y los argumentos que ha dado la dirección para justificar el cierre, al entender que la decisión adoptada responde a una política de deslocalización a Italia y Alemania. Y oímos una palabra que ya nos suena… “deslocalización”.

Cuando despidieron a los 15 trabajadores de Ingeniería de Motores de Barcelona también la empresa justifica el despido por la “falta de producto y de viabilidad económica futura”. Una deslocalización que la justicia entendió no se debió haber hecho y supuso la sentencia de despido nulo de estos trabajadores. Pero lejos de poner en sobreaviso a los representantes de los trabajadores, apoyando y peleando para que los trabajadores readmitidos recuperan su actividad, los dejaron al merced de la empresa, solos y abandonados, permitiendo y colaborando para que la empresa los pudiera despedir de nuevo; eso sí, en esta ocasión, con la indemnización que legalmente les correspondía.

De nuevo oímos a los representantes de los trabajadores de los sindicatos mayoritarios exigir que se retire esta decisión y se cumplan los compromisos…

Musiquilla que a los representantes de la empresa les debe sonar a música celestial… Cantinela que en junio del 2009 oían en la boca del presidente y secretario del Comité de Empresa en IVECO-Madrid.

También en Madrid se reunieron para buscar ayudas y alternativas con el compromiso de no despedir a nadie. La Comunidad de Madrid dio el dinero para que no se despidiera a nadie, pero la realidad fue que los representantes de los trabajadores de las secciones sindicales de CCOO y UGT, esos que vociferaban que no permitirían ni un solo despido… firmaron de la manita de la multinacional de grupo FIAT, un Expediente de Regulación de Empleo en el cual se extinguía 13 contratos de trabajo atendiendo a las necesidades irrenunciables de la empresa, con una indemnización de menos de la mitad de lo que les correspondía. Y al día de hoy, hay 13 trabajadores que siguen luchando por su dignidad y sus puestos de trabajo. Que yo sepa todavía no ha habido nadie que haya exigido a la empresa que cumplan los compromisos adquiridos, nadie ha denunciado estos hechos ante la autoridad competente, al revés intentan criminalizar a los 13 despedidos por denunciar tales maniobras.

Con estos antecedentes, hoy martes se celebrará una asamblea para informar de la situación y de las iniciativas que se llevarán a cabo para evitar el cierre de la fábrica. De nuevo serán los mismos representantes LEGALES de los trabajadores los que se reúnan con los representantes de la multinacional italiana, a quienes solicitaran medidas alternativas que “garanticen la actividad en el centro de trabajo”, esperemos que en esta ocasión garanticen el puesto de trabajo de los 277 trabajadores que componen la plantilla y no los suyos propios y los de sus allegados.

Angelines Atienza.

Anuncios

Boletín: Octubre 2010 de la sección sindical de CCOO Iveco España SL (Madrid).

En mis manos el Boletín de octubre del 2010 que la sección sindical de CCOO Iveco España SL-Madrid ha distribuido entre los trabajadores y trabajadoras, como les gusta a ellos llamarnos, de esta empresa.

Extenso, cuatro hojas, en el punto 1. Editorial reza así:

El tiempo se ha cumplido, han transcurrido nuevamente cuatro intenso años, tras los cuales lo más de 2000 (menos 13) trabajadores de Iveco Madrid debemos acudir nuevamente a las urnas. Pero antes de este ejercicio democrático, es necesario que todos los trabajadores y trabajadoras en un ejercicio de responsabilidad, echemos la mirada atrás para hacer balance del trabajo realizado por las diferentes centrales sindicales.

Este va a ser uno de los procesos electorales más importantes y decisivo de los últimos años, dado que el resultado determinara que organización sindical quiere esta plantilla que encabece la negociación del próximo ERE, Convenio Colectivo y el futuro de la Planta de Madrid, tanto si se confirma o no las noticias de prensa, acerca de la posible compra de Iveco por parte de Mercedes.

En estos cuatro años llenos de conflictos, ha quedado demostrado que la unidad de todos y todas bien liderada, hace la fuerza y resuelve los problemas, (no solo hablando de ella). Las organizaciones sindicales con criterio y responsabilidad necesitan el respaldo y la unidad de todos los trabajadores y trabajadoras en general y los afiliados y afiliadas en particular.

La semana pasada se ha puesto en marcha el proceso electoral y con ello vamos a asistir al protocolo habitual en estos casos. El despertar del letargo cavernario del sindicalismo frívolo, basado en el insulto, la descalificación y la falsedad. Y ponen 3 puntos donde dicen lo bien que lo hacen todo ellos y lo mal que lo hacen los demás…

Finalizan esta editorial poniendo:

Los afiliados, afiliadas y simpatizantes de CCOO tenemos que trabajar con un objetivo claro, hacer más fuertes y con mayor representación a CCOO. Nuestro trabajo está ya realizado a lo largo de estos cuatro años, (y no vamos a querer aparentar y hacer lo que no hayamos hecho ya) lo hemos demostrado también, cometiendo algún error (¿llamaran error haber consentido 13 despidos? Si es así ¿Qué han hecho o que están haciendo para solucionarlo?), pero creemos y estamos convencidos de que somos la mejor garantía de futuro, para la continuidad de Iveco en Madrid, y es par lo que seguiremos trabajando.

Como os podéis imaginar no me puede abstraer de lo que dice CCOO en Iveco-Madrid, cuando esta permanente en mi memoria la caladura moral y personal de cada unos de sus miembros.

Los que hoy piden un ejercicio democrático, son los mismos que consintieron una purga selectiva, sectaria y arbitraria por parte de la patronal. Los que hablan de un ejercicio de responsabilidad son los mismos que hicieron dejación de ella, firmando el ERE 364/2009.

Efectivamente echemos una mirada atrás para hacer un balance del trabajo realizado por esta central sindical. El día 8 de julio 2009 firmaron un ERE, por necesidades irrenunciables de la empresa, donde 13 trabajadores del Área Comercial fueron a la calle para que 13 operarios entraran. Entre los despedidos había personas con minusvalías, de baja por enfermedad grave, con más de 51 años de edad y con más de 35 años de antigüedad. Y ahora tienen la desfachatez de dirigirse a la plantilla para que esta vuelva a otorgarles la confianza para que de nuevo encabece la negociación del próximo ERE, Convenio Colectivo… en una palabra para que los trabajadores pongan en su mano el futuro de la fábrica de IVECO en Madrid.

Es verdad que hubo y sigue habiendo conflictos (como se puede suponer no iban a desaparecer porque se despidieran a 13 empleados), pero el conflicto más grande en la historia reciente de PEGASO-IVECO ha sido la traición que estos sindicalistas, al confabularse con la patronal. En vez de resolver un problema crearon 13 y ahora piden a los trabajadores en general y a los afiliados en particular el respaldo y la unidad de todos los trabajadores. ¿Dónde estaba esa unidad, ese respaldo, esa responsabilidad cuando se trataba de defender a los 13 despedidos del Área Comercial?

Si queremos hablar de sindicalismo frívolo, basado en el insulto, la descalificación y la falsedad empiecen haciendo examen de conciencia y hablen de sí mismos… En que pensaban cuando se erigieron en correa de transmisión de los intereses de una multinacional como IVECO en menoscabo de los derechos de 13 trabajadores de la plantilla.

Claro que han realizado su trabajo y que tienen un objetivo claro… Como no pueden aparentar lo que no son y disimular lo que ya han hecho; es por lo que creo y estoy convencida de que ustedes son la mejor garantía para con su próxima elección seguir sacando provecho personal y particular para ustedes y los de su órbita. No me cabe la menor duda que es para lo que seguirán trabajando.

Angelines Atienza.

Sindicatos alternativos: dificultades y retos.

El paro del 29 de septiembre ha contado con el soporte de diversos sindicatos confederales, nacionales y sectoriales, que ahora ven peligrar su efectividad por el fin de la negociación colectiva que provoca la reforma laboral aprobada por el Gobierno del PSOE. Repasamos los problemas y las oportunidades de estos sindicatos a la izquierda de las centrales mayoritarias.

Tras el éxito parcial de la reciente huelga general del 29 de septiembre, primera desde los inicios de la actual crisis del desempleo, se abre una nueva coyuntura para el futuro del sindicalismo de clase en el Estado español. Por una parte, la introducción, con la actual Reforma Laboral, de la negociación individual entre el patrón y el asalariado, que debilitará los convenios colectivos, hace que el sindicalismo vea peligrar su efectividad, viéndose así amenazado de muerte.

A esta situación, habría que añadir los efectos contraproducentes, para el empleo y los derechos del trabajador, de otras medidas que acompañan la reforma, tales como la introducción del despido libre, su abaratamiento, y una mayor temporalidad del empleo, que amenazan con incrementar aún más las ya de por sí escandalosas cifras del desempleo que el mercado capitalista alcanza en el Estado español.

Lo que se suma a la actual dinámica desideologizadora, azuzada por los medios de masas que antes, durante y después han arremetido contra los huelguistas, defendiendo a toda costa “el derecho individual al trabajo” y contribuyendo así a generar ante la opinión pública una imagen deslegitimada de los piquetes como elementos “exaltados violentos” que, a través de medidas coactivas de presión colectiva, quedarían autoexcluidos del marco del Estado de derecho, basada en la defensa de las libertades y derechos individuales, sobre el papel –y en oposición a derechos y libertades colectivas como el del empleo o el trabajo digno–. De esta manera, han sentado las bases ideológicas, ante la palestra pública, para un posterior aumento de la reacción represiva por parte de las fuerzas policiales al servicio del Estado.

Medios que van desde El Mundo y ABC hasta Libertad Digital o La Gaceta han aprovechado a su favor críticas al actual modelo de sindicalismo mayoritario –mediatizado por la subvención estatal, y los altos sueldos de liberados– que tradicionalmente eran propias de la izquierda radical, así como del sindicalismo alternativo de base, para defender argumentos propios de la patronal, que interesan tanto al empresario como al Gobierno y la derecha.

Por su parte, este sindicalismo alternativo de base se ve representado por una serie de centrales sindicales minoritarias, del tipo de CGT, Co.Bas, critiCCOOs, y algunos sindicatos nacionales, por poner algunos ejemplos, como el SAT en Andalucía, o como la CIG gallega y la Corriente Sindical d’Izquierda (CSI) en Asturias, y otros sectoriales, como el sindicato USTEA. Pero, a pesar de su democracia interna los sindicatos alternativos han carecido del suficiente peso y representatividad en la clase obrera del Estado español como para convocar y poder impulsar por su propio pie una huelga general. Tienen en común la voluntad de reconstruir un modelo de sindicalismo combativo, asambleario, y de clase, alternativo al oficialista de CC OO y UGT, y aspiran a ganar cada vez más sectores de la base sindical de afiliados, particularmente desencatados con los sindicatos de concertación.

Sindicatos confederales

Son aquellos cuyo ámbito de organización, extensión y participación abarca el Estado. El que tiene mayor número de personas afiliadas es la Confederación General del Trabajo (CGT), central anarco-sindicalista que se reivindica heredera de la antigua CNT de los años ‘30, y surgida durante los ‘80 como escisión de CNT por su intención de ampliar el marco de afiliación de la organización a sectores del sindicalismo combativo de ideología no necesariamente anarquista. Defienden la abolición de la subvención estatal y la liberación sindical, si bien la admiten en una proporción pequeña como recurso extra de financiación.

Comisiones de Base (Co.Bas), es otro sindicato con distinta implantación en diversos puntos del Estado, surgido a partir de miembros escindidos del sector crítico de Comisiones Obreras, fundamentalmente producida por los métodos y formas de hacer sindicalismo de la dirección del sindicato.

La Confederación Nacional del Trabajo (CNT), es heredera del anarco-sindicalismo español de la CNT de comienzos del siglo XX. Rechazan los liberados y así como la participación en comités de empresas y elecciones sindicales. En los últimos años ha defendido su propio calendario de movilizaciones, desarrollando su propia convocatoria aislada en la reciente huelga en distintas ciudades del Estado.

Finalmente, crítiCCOOs, sector crítico de Comisiones Obreras, representa en torno al 23% de esta central, reivindica la vuelta a los “postulados sindicales sociopolíticos y de clase, más nítidamente representados por los partidos de izquierdas” como, según su IX Congreso, el PCE –que representa la hegemonía dentro de CrítiCCOOs–, “frente a la política actual del sindicato”.

Sindicatos Nacionales

Son los adscritos al marco de actuación de una determinada nacionalidad histórica. Ese es el caso de los sindicatos independentistas vascos, como LAB, sindicato abertzale presente en las comunidades autónomas del País Vasco y Navarra, que, junto a sindicatos catalanistas como el SEPC, de estudiantes, se caracterizan por su rotunda negativa a abanderar convocatorias de huelga a nivel del Estado español.

El Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), conforma un bloque sindical crítico junto con la CGT y STE en las manifestaciones, y es particularmente hegemónico en las luchas del movimiento jornalero de Andalucía Occidental, si bien su implantación en las ciudades es limitada. En Galiza está la CIG, Confederación Intersindical Galega, de orientación nacionalista y de clase, particularmente hegemónica en sectores de la metalurgia y la naval.

Por último están los sindicatos sectoriales, aquellos cuyo marco de acción se limita al ámbito de una determinada rama o sector laboral, tal y como es el Sindicato de Trabajadores de Enseñanza (STE), de educación. Los sindicatos alternativos han jugado un papel clave en la convocatoria y realización de la huelga general, tanto en la agitación de las principales consignas de la huelga antes de la misma como en los numerosos piquetes.

Asimismo, la presencia, o el papel, de este sindicalismo crítico fue particularmente significativo en aquellas manifestaciones unitarias donde llegaron a arrastrar –como en el caso de Sevilla–, a algunos sectores de la filiación o simpatizantes de CCOO y UGT descontentos con la actitud, por parte de la dirección, de limitarse a una convocatoria “testimonial”.

Saldo del 29-S en Catalunya

El día de la huelga se saldó en Catalunya con la detención de 71 personas. En Barcelona se produjeron 43 arrestos. Dos ellos fueron trasladados a la cárcel Modelo de Barcelona y posteriormente a Cap Brians 1 después de que la jueza adujera riesgo de fuga. Se trata de un ciudadano rumano, Gociu B.M y del mexicano César Zúñiga, que entró en prisión, según sus abogados, únicamente por su procedencia. Según fuentes oficiales, los enfrentamientos en Barcelona causaron heridas a 81 personas, de los cuales 40 son Mossos d’Esquadra.

Roberto Mérida Fernández.

Anotaciones al margen (IV) – 15 meses, una causa.

Agradecimiento que, por mi consideración de buena nacencia, quizás también tendría que haberlo extendido a los representantes sindicales, en los que, como he dicho anteriormente, no creo y que firmaron la aprobación del acuerdo del Expediente de Regulación de Empleo Extintivo y que dentro de la cláusula B, en su Medida Extintiva B.2.2.1, recoge la jubilación parcial anticipada con la que algunos nos hemos visto agraciado. Visto lo cual, y en aras de querer seguir siendo bien nacido, sean, pues, dadas las más expresivas gracias a unos a otros por el pago recibido por mis veinticinco largos años de colaborar en el Grupo Iveco.

Pero de lo que no cabe duda, y es de lo que no me quiero desviar, es de que cuando se llega a situaciones de este calado, como es el despido laboral de unos compañeros, se viene abajo todo el entramado y el montaje facilón de las “enhorabuenas por los resultados alcanzados”, de las “gracias por la dedicación y el esfuerzo empleado”; de los “subrayados por tener un equipo comercial que sabe, puede o quiere perseguir resultados”, del “sentimiento de orgullo por estar al frente del mismo”; de las “felicitaciones de ser así”, del “caminar unidos”, de los “abrazos de ánimo”, etc. Todo, digo, se viene estrepitosamente abajo porque a veces los silencios serían más elocuentes que cualquier pronunciamiento que pudiera hacerse. Hasta en esto reconozco que sigo siendo un empedernido romántico.

Como habéis podido leer cualquiera que tenga un poquito de sentido común, de dignidad, de ética sabe que lo que ocurrió el 8 de julio no debería haber sucedido nunca. Que las cosas se podían y se deberían haber hecho de otra manera, que habían otras soluciones.

Que la empresa, IVECO ESPAÑA, S.L., utilizo un expediente de regulación de empleo para hacer una purga sectaria, selectiva y arbitraria con 13 personas del Área Comercial.

Que los representantes de los trabajadores, en este caso los miembros del Comité de Empresa de las secciones sindicales de UGT y CCOO de IVECO ESPAÑA, S.L. –Madrid, fueran cómplices de la multinacional del grupo FIAT, consintiendo que 13 trabajadores fueran a la calle atendiendo las necesidades irrenunciables de la empresa, incumpliendo el deber para el que fueron elegidos; cometiendo la acción más vergonzosa que se ha conocido en toda la historia del sindicalismo en PEGASO-IVECO.

De aquellos polvos, vienen estos lodos… La ruindad de algunos y la traición de otros han traído como consecuencia que 13 trabajadores llevemos 15 MESES luchando por nuestra dignidad y nuestros puestos de trabajo.

Angelines Atienza.

Prepotentes (Crónica del juicio contra Iveco).

Hoy hemos estado de juicio, no en el de nuestro caso, pero sí en uno parecido, ya veréis por qué:

A las 9,30 de la mañana nos hemos encontrado en una cafetería cuatro de los trece despedidos con algunos responsables del único sindicato, con representación en el centro de Iveco de Madrid, que tuvo a bien no ofrecernos en sacrificio en la firma del famoso ERE de 2009 (curiosamente este año, en el mismo día en que nos despidieron el año pasado, el 8 de Julio, CGT ha propuesto y firmado otro ERE que resuelve la ineptitud de IUCVGCETOCOO en el anterior para poder así reincorporar al trabajo a los despedidos e incluidos en la bolsa el año pasado, teniendo derecho a aplicarles el ERE suspensivo, expediente que no podían aplicarles en su reincorporación ya que estaban extinguidos y no suspendidos, o sea no podían estar en un sitio y otro a la vez como pretendía la empresa y sus dos sicarios con el inconveniente de no poder seguir “chanchulleando” con el INEM (curiosamente también ese ser y no ser es lo que los torpes de IUCVGCETOCOO pretendían que fueran los amigos de Transolver despedidos !Deberían leer a William Shakespeare y más concretamente Hamlet, bueno, deberían leer punto (es curioso que en el nuevo expediente de nuevo metan la patita, incluyendo en esa lista a Jaime Baquedano y Rafael Farfán, que tendrán que cumplir su suspensión de empleo en Inglaterra e Italia respectivamente, o ¿les van a suspender sin que dejen de trabajar?))).

Un animado café y poco después, a las diez, todos al juicio derivado de la demanda interpuesta por CGT contra IVECO por negociar aspectos fundamentales de las condiciones de trabajo con los secuaces, ninguneando a la propia CGT.

Allí nos esperaban con rostro serio Juan Martín Ferrera Peña, bajito menudo, moreno, cejijunto, descorbatado y David González Velasco, insigne abogado que no ejerce, con cara de despistado donde contiene los restos o la presencia de un acné juvenil de edad indeterminada, de la misma talla que el anterior y no muy amigo de éste, por lo que se puede deducir de las poquísimas palabras que han intercambiado ambos. El primero, para más identidad se parece muchísimo a Saviola con quién comparte también nacionalidad. No estaba Don Francisco Toledo Sánchez, que estaría haciendo otras cosas. Había, eso sí, un abogado de la insigne firma Sagardoy Abogados, que a lo que parece son los padres del estatuto de los trabajadores y que defienden a Iveco; y dos abogadas, una por cada sindicato implicado. Estos tres se han sentado a la izquierda de los jueces (aspecto fundamental como veréis al final) y allí se había sentado también el importante argentino, hasta que su abogado le ha dicho:

-Vete de aquí y siéntate en los bancos del público, al lado de aquellos cuatro de los trece, junto al señor del acné.

De la otra parte, a la derecha de los jueces, había un abogado gracioso y juvenil con toga, como los tres descritos con anterioridad, y un señor con toga pero también con unas puñetas blancas radiantes.

Y enfrente del resto de los asistentes (los dos descritos, los cuatro enumerados y los de la parte denunciante) estaban los tres jueces.

En primer lugar el letrado de la acusación ha dejado claro que había varias sentencias jurisprudenciales que permitían decidir que el acuerdo que habían adoptado IUCVGCETOCOO era ilegal e iba contra uno de los artículos del Estatuto de los Trabajadores, ya que se habían olvidado de CGT. Algo nervioso en su exposición y un poco alto el mensaje y precipitado, pero entendible.

Luego ha respondido el letrado de Sagardoy, con mucha templanza, muy tranquilo, con más jurisprudencia que el anterior y en contra, argumentando que el acuerdo era pre-estatutario, que CGT no tenía representación en Barcelona y que respondía a una iniciativa e inquietud de los sindicatos sicarios como consecuencia de la amenaza que Marquione hizo en Marzo, o por ahí, de llevarse todos los centros de producción a Italia. La abogada de UGT, con voz temblorosa y manos más, ha añadido algo a la jurisprudencia anterior y ha declarado que era un preacuerdo a desarrollar en el próximo convenio colectivo, y la de CCOO (podían usar un sólo abogado y pagarlo a tercios, al fin y al cabo son los mismos y a mí me evitarían citarlos separadamente) ha dicho: me ratifico en lo que han dicho los anteriores, claro sólo los dos anteriores, y creo que es CGT la que quiere limitar los derechos sindicales de CUCGOTO.

Ha llegado así el turno al juez central, el que más notas tomaba y no se dormía y ha dicho:

Hay varias controversias: que si CGT no tiene representación en Barcelona, que si CGT ha estado en todas las reuniones anteriores, y alguna más.

El letrado acusador ha dicho que no había controversia en esas dos, que era verdad que CGT no tenía representación en Barcelona y que había estado en todas las reuniones menos en la que era objeto de la demanda.

-Vale -Cogió la palabra el juez para preguntar si había pruebas.

El primer abogado propuso documentales (un fajo de folios reducido) y testificales (un señor bajito argentino y un currante español). El defensor de Iveco ha propuesto pruebas documentales, y ha sacado un fajo impresionante de papeles. Las letradas han aprovechado que el anterior tenía muchas pruebas, para adherirse a las mismas, porque son los mismos.

Luego la secretaria ha intercambiado las pruebas documentales, dando las primeras a los segundos y las segundas al primero. Los cuatro las han leído en menos de cuatro minutos, se han opuesto a las que les parecían que tenían gato encerrado e inmediatamente después han llamado a los testigos.

Ferreira, el primero, que ha respondido lo que no tenía que responder, es decir que parte del acuerdo con CUCGOTO se había puesto en marcha sin dar lugar a que CGT lo tratara en las mesas de negociación de los convenios colectivos, que se acaban de constituir (¿no le ha advertido su letrado, que cuando se es parte imputada, como él lo era, se puede mentir? o le hemos amedrentado los presentes y ha decidido decir la verdad por si acaso).

El currante español, el segundo, que también es abogado, que ha respondido lo mismo.

Luego ha habido las alegaciones finales, que siendo tan aburridas y leguleyas, no han dejado huella en mi memoria, salvo las que emanaban de la letrada nerviosa, que ha venido a decir, que como consecuencia de los acuerdos, Marquione no se había llevado las fábricas a Italia, o lo que traducido, viene a ser que gracias al acuerdo de IUCVGCETOCOO, pasando de CGT, habían salvado a los trabajadores españoles ¡PREPOTEEEEENTES!

Y por último ha hablado el de las puñetas, que a la postre representaba al Ministerio Fiscal, diciendo que se adhería a la demanda, ya que en el acuerdo marco firmado por IUCVGCETOCOO se especificaba que era de obligado cumplimiento y que era en representación de los sindicatos mayoritarios y en resumen le ha venido a decir a IUCVGCETOCOO ¡a hacer puñetas!

Hemos salido todos, el abogado acusador necesitaba un trago de agua, los dos de la empresa se han escondido bajo el cuello de la chaqueta, nosotros nos hemos reído y la abogada de CCOO ha dejado una perla para la posteridad y un deseo en mí de que lo que dice no sea cierto ni generalizado.

Esto ha dicho:

¡Con fiscales así! ese no se ha leído las relaciones sindicales y es facha.

-Como CGT, he pensado yo.

Pero quedamos tranquilos, a mí me han parecido ecuánimes, los del centro, los de la derecha (del juez) y… así acaba la historia.

Creo que Iveco va a pagar a CGT 6.000 Euros de multa, tocan a 2.000.

Manuel Enguita.

Cuando los truanes aparecen como hombres de bien.

Cuando releo las hojas informativas de las secciones sindicales de UGT y CC.OO Iveco-Madrid; cuando leo “El código de conducta del grupo FIAT” no puedo por menos que sentir un profundo ataque de vergüenza…

Como pueden estos sindicatos hablar de no consentir “Despido más fácil y barato”, de que “No se crea empleo”, de no “Más poder a los empresarios” cuando todos ellos firmaron un expediente de regulación de empleo donde precisamente consintieron todo ello…

Como puede poner en “El código de Conducta del grupo FIAT” que se compromete a ofrecer a todos sus empleados las mismas oportunidades en el trabajo y en la promoción profesional. El responsable de cada departamento deberá garantizar que, en todos los aspectos de la relación laboral, como la contratación, la formación, la retribución, los ascensos, los traslados y la cesación de la relación laboral, los empleados sean tratados conforme a su capacidad de satisfacer los requisitos que exija su puesto, evitando cualquier forma de discriminación, sobre todo por raza, género, orientación sexual, posición social y personal, condición física y de salud, discapacidad, edad, nacionalidad, religión o convicciones personales; cuando consintieron que los responsables de IVECO-Madrid, empresa del grupo FIAT, hicieran una purga selectiva, sectaria y arbitraria despidiendo a 13 trabajadores del Área Comercial de los cuales: 4 tenían una minusvalía, 4 estaban de baja por enfermedad grave y 10 de ellos tenían más de 51 años de edad…

En lugar de pedir perdón a la gente que han arruinado su vida laboral y rectificar, ahora van por el ahí en plan de buenos samaritanos, explicando cómo se deben hacer las cosas y hablando de lo que no tienen ni idea…

Estas cosas sólo pueden ocurrir en un lugar como IVECO, donde no existe la memoria y donde los truhanes aparecen como hombres de bien y los hombres de bien no aparecen por ningún lado.

Lo que esta crisis está poniendo en evidencia en una tremenda falta de liderazgo en esta empresa. No hay ni un solo dirigente con un discurso coherente que haya plantado cara en la regeneración de IVECO-Madrid, a mi juicio tan necesario.

Ramón Valdivia es un Director Comercial absolutamente quemado y no por que las ventas vayan mal, que también; sino porque se ha visto obligado a hacer todo aquello que nos hizo creer que rechazaba. La cara de desolación que le ha quedado, lo dice todo.

Si el sindicalismo se basara en principios, Cuesta y Lorido habrían presentado hace tiempo su renuncia irrevocable al cargo; porque “un presidente” y “un secretario” del Comité de Empresa no pueden traicionar de forma tan flagrante su “responsabilidad”. Prometieron que no habría despidos para al final encontrarnos con 13 trabajadores en la calle, un dato que lo dice todo sobre el fracaso de su negociación.

Hay en la plantilla de IVECO una desoladora falta de referencias ejemplares; hemos llegado a una completa degradación de la clase dirigente con figuras de ínfimo nivel, salvo honrosas excepciones, que ocupan las responsabilidades tanto en la empresa como en las secciones sindicales.

Necesitamos dirigentes que no sólo nos digan palabras bonitas, sino que ofrezcan ilusión, confianza en el futuro, pasión por un proyecto… uno de esos líderes que de verdad quieran cambiar el mundo.

Ahora proliferan los personajillos que van de un lado a otro, lanzando consignas aprendidas de memoria. Basta de apparatchiks y más hechos. Las utopías son necesarias a la hora de combatir las crisis, entre otras cosas, porque siempre necesitamos ver una luz al final del túnel.

Angelines Atienza.

MM.CC. y sindicatos, correas de transmisión.

Los pasados 25 y 28 de septiembre, diversos medios de comunicación se hacían eco de una nota de prensa enviada por la dirección de la planta de Valladolid (El Norte De Castilla y Transporte 3). La cual no han contrastado adecuadamente con la plantilla.

En ella anunciaba la auditoría World Class Manufacturing (WCM) que se ha producido el pasado martes y que resumen en:

  • La búsqueda de cero derroches.
  • Cero errores de calidad.
  • Cero averías.
  • Cero inventarios de material.
  • Cero accidentes.

Todo ello para conseguir la llamada “medalla de plata” a la excelencia… Pero olvida algunos detalles en dicha nota de prensa.

Uno de los nuevos métodos que tiene que implantar es una nueva medición de tiempos y métodos, llamado Methods Time Measuremen (MTM), el cual ha llevado a una reducción de los tiempos en las operaciones necesarias para el montaje en las distintas líneas de producción, y por tanto de operarios necesarios. Y que llevó a la amenaza por parte de la dirección a través de la sección sindical de CC.OO, del despido de 95 empleados. Al final se han realizado 56 despidos a través de la firma del quinto ERE.

Entre los ceros derroches parece ser que se encuentra el sueldo de los trabajadores. La firma del primer ERE haya por el 2008 suponía el complemento del 90% del sueldo por parte de la empresa. Dicha situación cambió con las firmas del segundo, tercer y cuarto por parte de la dirección y la sección sindical de UGT ya que el complemento se bajaba al 82% y solo para los afiliados a dicha sección y aquellos que se adherieran al acuerdo. Actualmente el complemento es del 82% para todos los trabajadores. Esta firma realizada por dirección-UGT-CC.OO, ha llevado a que se reduzca sensiblemente el suelo y que Iveco anuncie a bombo y platillo unos beneficios de mas de 53 millones de Euros y el reparto de Fiat a sus accionistas de 237 millones de dividendos.

Pero todo y otras cosas mas ovbiadas no es posible sin las secciones sindicales de UGT y CC.OO. Y como ejemplos podemos poner:

– Dos años sin un convenio colectivo, y que según el acuerdo marco del 13 de mayo, se debería de estar negociando para llegar a acuerdos en los principales puntos que se firmaron.

  • Se acuerda el adecuar los centros productivos (Barcelona, Madrid y Valladolid) y para ello se recoge “el redimensionamiento de la plantilla actual con medidas acordadas de regulación de empleo temporal y medidas extintivas para los centros de Valladolid y Barcelona”. Es decir que se aceptan los ERE’s que sean necesarios y los despidos necesarios en Barcelona y Valladolid a lo largo del tiempo, puesto que no se sabe por cuanto ha sido firmado este acuerdo.
  • Profundizar en la negociación sobre nuevos sistemas de reglamentación y organización de la métrica de trabajo, la cual ha de desarrollarse en la óptica de la metodología World Class Manufacturing. El llamado MTM y que en el grupo Iveco se está estableciendo especificamente el MTM-2.
  • Desarrollar en el Convenio Colectivo mediadas que permitan una gestión eficaz de la flexibilidad, y la búsqueda de soluciones alternativas para los momentos de bajada/subida coyuntural de los niveles de producción. Es decir, aumentar las medidas de flexibilidad ya recogidas en los distintos Convenios Colectivos de los centros, que estas medidas sean comunes en los tres pero que cada uno de ellos es negociado individualmente.

– Permitir la realización de horas extraordinarias estando en un ERE y cambiando dichas horas por descanso el día de la Huelga General del 29-S a quienes la realizaron.

– Permitir que accidentes laborales en tiempo de trabajo no sean reconocidos como tales, sino como enfermedades comunes e incluso que dichos trabajadores afectados permanezcan en la factoría trabajando y con las sesiones o síntomas… Aconsejando que la situación es dificil, te pueden despedir,…

– O que en factorías como Madrid,  que el día 29 de septiembre fuera regulación para toda la plantilla; así la empresa no pierde dinero porque es día de regulación y por lo tanto se lo pagamos todos los españolitos. Y los sindicatos computan que han ido a la huelga General del 29-S, la plantilla de IVECO al completo.

Al reto real al que nos enfrentamos los trabajadores son a los días de regulación de Otubre, Noviembre y Diciembre. Al mes entre el 17 de diciembre y 17 de enero de 2.011 que no vamos a trabajar por la obras que llevaran a la bajada de una línea, la implantación del mtm-2 en dicha línea y la perdida de algún puesto de trabajo. Denunciar que estas obras se realizan es estas fechas para que Iveco gane dinero ya que si se realizaran en agosto nos debería de abonar el mes de vacaciones, de esta manera pueden ser de regulación o de flexibilidad…. Según negocien con UGT y CC.OO.

Esos días de paro obligatorio no deben ser de regulación ya que llevaría a una posible prorroga del quinto ERE o la negociación de uno nuevo (el sexto)… Y que no es regulación.  Deben ser de flexibilidad por una bajada de producción  para que puedan ser recuperados en sábados con el fin de no perder poder adquisitivo.

Y por último demostrar que estos meses que hemos trabajo completos (Julio y Septiembre) no era porque las cosas fueran bien, o subidas en las ventas como algún representante de UGT  adelantó en un medio de comunicación. Era adelantar producción para dichas obras lo que nos llevaría a pensar que el 2.011 puede traer sorpresas.