Manifiesto contra las adversidades.

Me levanto cada día y miro como cambia de color el cielo al amanecer. Veo una infinita paleta de tonalidades azules que dejan paso a una luz radiante. Sentarme en mi jardín, cerrar los ojos y oler la hierba. Dejo la mente en blanco y escucho los ecos del pasado que resuenan en mi memoria. Que ellos me lleven donde quieran… aunque en demasiadas ocasiones me lleven a los acontecimientos del 8 de julio del 2009.

Me gustaría subir al campanario de una iglesia o al edificio más alto de la ciudad y gritar con fuerza “Justiciaaaaaaaaaaaa”. Sentir como los pulmones se quedan vacios. Contemplar el mundo desde la altura. Donde todo parece más pequeño…

Cuando sople el viento, buscar una llanura. Sentir el frio cortante en la cara. Mirar cómo se desplazan las nubes. Estar a merced de las corrientes de aire, al igual que mi vida profesional estuvo en manos de ineptos y sumisos. Su movilidad también es una forma de quietud.

Disfrutar de un pan cocido en horno de lecha y pensar en la caprichosa geometría de su masa y su corteza. Pero nada como una vieja canción de los años 70 para revivir las emociones del pasado.

No ser fatalista ni aceptar las dificultades como un pretexto para justificar la pereza. Como ya sabían los griegos, todo lo nuevo nace de las dificultades. Saber sacar lo mejor de mí misma y aprovechar la tempestad para aprender a navegar con más pericia.

Bañarse en las aguas frías de un gran río, como mi querido Júcar. Sentir como las emociones fluyen y se marchan hacia la desembocadura, mientras tu alma se reconforta en la orilla.

Viajar en tren y coger un destino cualquiera. Observar cómo se cruzan las vías y como cambia el paisaje. Apearse en una estación al azar y caminar como el Lázaro resucitado. A los que hablan de futuro responderle con la máxima del Evangelio de que Dios vela por todos sus criaturas.

Tener piedad de mi corazón afligido y olvidar las penas porque yo soy mucho más importante que las circunstancias…

Angelines Atienza.

Anuncios

La raza de hierro.

Hesíodo.

“MISERABLE ¿Por qué gritas? Me perteneces porque soy más fuerte que tú. Iras a donde a mi me plazca…. Loco rematado es quien resiste a uno más fuerte que él; además de no conseguir la victoria, a la vergüenza añade el sufrimiento”

Si nos quedáramos sólo en este párrafo de la antigua fábula griega de El Gavilán y el Ruiseñor que nos ofrece Hesíodo en su poema Los Trabajos y los Días, estaría justificada la más absoluta de las depresiones…

Fue Hesíodo pastor y campesino allá por el siglo VII a.C., hijo de un hombre relativamente bien posicionado, compagino sus labores agrícolas y ganaderas con la actividad poética por vocación divina, según él mismo cuenta. Pero lo que me hacen traer hoy al de Ascra ante ustedes, es la iniquidad de la justicia que también sufrió.

En un momento determinado, en su famoso Mito de las Razas, nos dice que estamos en la quinta raza. “la raza de hierro”, aquélla en la que “… impondrán la fuerza por encima del Derechosólo se respetará al inicuo y al violentoEl cobarde ganará siempre la partida al valiente mediante falsa palabrería, apoyada en falso juramento… La Conciencia y la Vergüenza volarán de la vasta tierra al Olimpo, abandonando así a los hombres…” Es francamente desolador el panorama que este genio de la poesía helena nos describe en este pasaje.

Créanme, soy capaz de adivinar su sorpresa ante lo que hasta ahora les he escrito… Pues viene, amigo, a que es evidente a los ojos de cualquier ciudadano mínimamente informado y despegado de la clase dirigente, que estamos viviendo una convulsa situación policita, social y económica. Seguramente una de las más complejas situaciones que podamos recordar. A pesar de ello, y contrariamente a lo que la razón le dictaría a cualquier ciudadano sensato, nos encontramos con una clase sindical más enquistada que nunca. Frente a la necesidad de defender los derechos de los trabajadores a ultranza, entre los sindicalistas de las secciones sindicales de UGT y CCOO de IVECO-Madrid, se ha instalado el sentimiento de atender las necesidades irrenunciables y particulares de la multinacional del grupo FIAT.

Bien saben todos los asiduos a este foro, las muchas veces que me he referido a la Justicia como único baluarte para recuperar nuestra dignidad y nuestros puestos de trabajo. No es posible que el garante de la igualdad entre las personas, esto es la Justicia, esté permanentemente sometido al control y directrices de quien puede violarla.

Cuando se denuncia y traslada a los juzgados una negociación, o mejor dicho, cuando desde los juzgados se pretende hacer legal un acuerdo entre empresa y representantes sindicales aunque este sea que los trabajadores se den un tiro en la cabeza, estamos ante un problema de magnitudes incalculables.

He traído a colación versos de un poeta que sufrió la iniquidad de una Justicia politizada, y lo he hecho para hacerme una pregunta: ¿No hemos aprendido nada en estos últimos 2.700 años? Porque es eso precisamente a lo que hace referencia Hesíodo cuando dice “… es preciso sufrir para que el buen sentido se imponga a la insensatez…” que, dicho de otro modo, significa que nadie escarmienta en cabeza ajena. Pero es que, por desgracia, nuestra cabeza colectiva ha sido ya golpeada en demasiadas ocasiones por este mismo palo como para no haber aprendido nada.

Acudimos estos días con perplejidad creciente a un espectáculo bochornoso que está sazonado con todos los ingredientes más amargos que han acompañado a la larga lista de nuestros errores colectivos. Los magistrados de la Sección Tercera de la Sala de lo Contentioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, han desestimado el recurso presentado por los despedidos del Área Comercial de IVECO ESPAÑA, S.L.

Porque, como nos dice una vez más Hesíodo, “….Llorando la Justicia persigue por ciudades y moradas a los hombres que tratan de rehuirla o torcidamente administrarla…”. Pues bien, ante algo tan simple como esto, que debería ser dejado en las solas manos de los jueces, como se afana siempre en repetir con la boca chica de sindicatos, ayudados por las empresas inician una campaña con el objetivo de impedir que quien mal ha obrado, bien pague.

No soy mujer especialmente sabia… ni quiero serlo, si por sabios se tienen esos hombres que hoy en día, con sus hechos, palabras y ejemplos parecen haber sido instruidos en el odio y el rencor. ¿De qué sirve el progresismo si no soy capaz de progresar con él? ¿De qué me sirve la sabiduría si no soy capaz con ella de torcer lo que de maligno tiene la naturaleza humana?

Cuando abandonamos al otro y nos comprometemos en exclusiva con el yo, estamos renunciando a un principio básico: el reconocimiento del otro como parte misma del yo.

Bien cierto es que nada está escrito. Nada está definitivamente conquistado; nada está definitivamente perdido. Todo depende de nosotros mismos. Por eso no estaría de más que, de entre nosotros, usted y yo, se alzasen nuevas voces; voces que, como antaño, entre la algarabía de algunos poderosos enfrascados en conservar su hegemonía aun a costa de nuestro futuro, fueran capaces de zafarse de entre las garras del potente gavilán que nos atenaza para gritar con fuerza, como Miguel Hernández, que “…hay un rayo de sol en la lucha/que siempre deja la sombra vencida…” porque “…para el hijo será/la paz que estoy forjando…”

Angelines Atienza.

Pobre gente rica-sindicalista.

Juan Carlos Barrero Mancha, Secretario Federal de MCA-UGT, ha escrito un artículo bajo el titulo Pobre gente rica donde critica las noticias publicadas sobre los salarios y gratificaciones extraordinarias de los ejecutivos de las grandes empresas españolas que le producen indignación y espanto.

El “compañero Juan Carlos”, cita grandes empresas españolas que cotizan en el IBEX… a las empresas de la construcción… y me llama poderosamente la atención que no hable de la multinacional de grupo FIAT, IVECO ESPAÑA, S.L. (antigua PEGASO) y tengo algunas dudas ¿Es posible que el Secretario Federal de MCA-UGT, no sepa nada de lo que está pasando en esta empresa…? o es que ¿cuando la pobre gente rica son sindicalistas, hay que mirar para otro lado y guardar silencio?

Porque claro cuando se aprueba un ERE será porque las empresas no van muy bien… pero es que curiosamente cuando la representación sindical de UGT firmó el ERE 364/2009 en IVECO ESPAÑA, S.L.; No firmó que a 13 trabajadores del Área Comercial no le subieran el IPC o incluso se lo bajaran o incluso fueran a una bolsa para su recolocación futura. No… lo que firmó es que fueran a la calle… lo que conlleva que estén viviendo, desde hace mas de 21 meses, una situación precaria, por diversas circunstancias, que es algunos casos podríamos llamar desesperada. ¿Dónde estaban entonces, los valientes cruzados de los sindicatos que realizan la peligrosa actividad de defender los derechos de los trabajadores…? Tengo la sospecha que la intención de los defensores de los derechos de los trabajadores de la sección sindical de UGT-IVECO-Madrid fue traicionar a 13 trabajadores por atender las necesidades irrenunciables de la empresa.

Esta “Pobre gente rica-sindicalista” consintió además, que los directivos de una empresa en crisis cobraran: “La Retribución Variable de Desempeño y Liderazgo” e “Incrementos de Retribución Anual”… a los mismos que, unos meses antes, inspiraron el informe para meter en vereda a 13 trabajadores del Área Comercial y con ello el miedo a toda la plantilla.

Hoy la actividad peligrosa la tienen los trabajadores que se ven abocados a denunciar en los juzgados la sospechosa actuación de los que deberían haber velado pos sus intereses. Vamos, una barbaridad que pone en peligro el principio de igualdad, y lo que sería peor, la duda de que estos sindicalistas se embolsen dineros por la negociación de los ERE.

Resulta ofensivo que esta “Pobre gente rica-sindicalista” no tenga el más mínimo rubor de prestarse a hacer estos ajustes. Para posturas retrógradas y cavernarias la de los miembros del Comité de Empresa de las secciones sindicales de CCOO y UGT que hoy por hoy siguen negando el pan y la sal a 13 trabajadores.

Pobre gente rica-sindicalista que no se atreve aplicarse la medicina que predican para los demás.

Las cosas como son…

En la página de internet de UGT en el apartado Las cosas como son, bajo una imagen de la CONSTITUCION ESPAÑOLA, aprobada por las Cortes el 31 de Octubre de 1978, la siguiente frase “Defienda el trabajo, y defenderá el consumo”. Artículo en el que, los sindicatos de AENA, explican porque han decidido convocar una veintena de días de huelga para que AENA y el Ministerio de Fomento reconsideren las reivindicaciones de los trabajadores, y para que todo el mundo sepa que hay un conflicto laboral vivo y unos trabajadores con unas reivindicaciones que plantear.

Curioso… justamente la reacción contraria de los representantes del Comité de Empresa de esta sección sindical en IVECO-ESPAÑA en Madrid, con capacidad para influir en los acontecimientos. El día 8 de julio del 2009 dieron prioridad a 1024 trabajadores sobre 13 y encima les ofende que reivindiquen un derecho Constitucional fundamental: La igualdad… ¿Desde cuándo los derechos de 1024 trabajadores deben prevalecer sobre los derechos de 13? No deberían haber confundido la defensa de los derechos de unos con la defensa de los derechos de todos. ¿No tienen 13 ciudadanos-trabajadores derecho a defender su puesto de trabajo? ¿Por qué, entonces, les ofenden nuestras reivindicaciones?

En este artículo argumentan que el derecho a viajar no es más importante que el derecho a defender el puesto de trabajo… y yo les digo que las necesidades irrenunciables de la empresa NO son más importantes que 13 puestos de trabajo… Y es que algunos, en este país, tenemos la costumbre de querer vivir de nuestro trabajo… No todos somos empresarios o sindicalistas…

En el discurso de julio del 2009, se consintio despido fácil (lo llaman flexibilidad del mercado de trabajo), trabajadores que no molesten a su empresa planteando ningún tipo de reivindicación (lo llaman flexibilización de la negociación colectiva), y que además no tengan ninguna posibilidad de oponerse a nada que amenace sus empleos (lo llaman expediente de regulación de empleo). ¿Hay alguien que no sepa a estas alturas que lo que se negocio en el ERE 364/2009 fue una purga selectiva, sectaria y arbitraria?

Parece ser que la sección sindical de UGT en IVECO-Madrid no recuerda que la totalidad de los derechos laborales que teníamos en PEGASO-IVECO: límites de jornadas, subidas salariales, vacaciones, permisos remunerados, medidas de conciliación, de seguridad laboral, de protección por desempleo, etc.…- se consiguieron gracias a la lucha de sus trabajadores. Algunos si lo tenemos claro, y por eso nos criminalizan; pero ahora hay tantos intereses entre la representación sindical y la patronal que se nos pide que renunciemos a denunciar públicamente ciertas irregularidades, y yo les pregunto… ¿Debemos renunciar a usar las herramientas legales para defender nuestros intereses, nuestras ideas, el tipo de sociedad que queremos?

UGT y CCOO en IVECO-Madrid hace tiempo que renunciaron al ejercicio del derecho de huelga, a la negociación colectiva, a la defensa de los intereses legítimos de los 13 despedidos del Área Comercial, tan legítimos como los cualquier otro tipo de trabajadores.

La crisis económica no puede servir de excusa para trastocar el orden de prioridades, para hacernos creer que los trabajadores de taller son una cosa y los trabajadores de oficina son otra. Si 13 ciudadanos no tienen trabajo, ni un salario digno, ni derechos laborales… hay discriminación; salvo que queramos que los derechos sean para los que la empresa dictamine, eso sí, con la complacencia de los sindicatos que nos representan.

Angelines Atienza.

FIAT avisa.

“Estamos interesados en Scania y MAN para reforzar nuestra posición en el sector de camiones y los autobuses”. La declaración es de Sergio Marchionne, consejero delegado de FIAT quien al ser preguntado si bromeaba, contestó: “Tanto como quienes insisten en querer Alfa Romero” asegurando que es una marca clave en el grupo italiano, que no está en venta.

Aunque insistió en que FIAT Industrial, la mitad del antiguo Grupo FIAT que controla IVECO, estaría efectivamente dispuesta a adquirir la sueca Scania y la alemana MAN, el mensaje último es invitar al consorcio alemán a que termine con las continuas declaraciones sobre su interés por Alfa Romeo o Ferrari.

Estas son las declaraciones que el Señor Marchionne hizo en el pasado Salón del Automóvil de Detroit. Un pulso entre FIAT y Volkswagen en el que FIAT avisa a VW para que cese su acoso sobre Alfa.

El mismo pulso está teniendo 13 trabajadores del Área Comercial con IVECO ESPAÑA, S.L. Más de año y medio mandando mensajes a la multinacional del grupo FIAT para que, de una vez por todas, termine la cobardía, la infamia y la ineptitud de los representantes de la empresa y de los trabajadores que firmaron un ERE extintivo.

Para Marchionne, este mes ha sido muy importante ya que la planta más importante de FIAT, la de Mirafiori en Turín, votaba el nuevo plan de productividad de la que dependía una inversión de 1.000 millones de euros y la llegada de modelos Chrysler y Jeep. “Si lo rechazan, tengo planes para llevar esa producción fuera de Italia”. Pero confiaba en el “SÍ”, como así ha sido, pues solo el sindicato Fiom se oponía.

Al igual que en Expediente de Regulación de Empleo 364/2009 firmado en el 2009 donde se acordó la extinción de 13 contratos de trabajo, solo la sección sindical de CGT se opuso. Las secciones sindicales de CCOO y UGT firmaron el acuerdo y con ello la mayor traición cometida en toda la historia del sindicalismo de PEGASO-IVECO.

Sobre el espionaje a Renault, señaló que son cosas que ocurren. “Pero nosotros no espiamos. No sé qué cosa interesante podríamos encontrar en otros”, se sonrió… Si se hace justicia, nosotros también sonreiremos; al contrario que el Sr. Marchionne, particularmente pienso que siempre se pueden encontrar cosas interesantes en otros… pero desde luego en los que no podemos confiar ni encontrar nada interesante es en los actuales dirigentes y sindicalista de IVECO en Madrid. Es lamentable que sus actitudes sean tan distinta de los sindicatos en Norteamérica. “El otro día, en una planta de Canadá, me ofrecían un estudio para mejorar productividad y bajar costes”, Sr. Marchionne dixit.

Angelines Atienza.

E-mail.

E-mail enviado por Angelines Atienza el 8 de diciembre 2010.

En esta ocasión me pongo en contactos con vosotros, porque ahora sí… estoy en disposición de informaros de que estamos en la recta final…

El día 29 de noviembre fue la fecha tope para que tanto nosotros, como la Comunidad de Madrid, como IVECO ESPAÑA, S.L., presentaran sus escritos de conclusiones sucintas, último trámite para dictar sentencia.

A mediados de octubre, como si de una premonición se tratara, El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) realizó una campaña de anuncios en prensa y radio donde buscaban revalorizar la imagen social de los jueces y fomentar la confianza de los ciudadanos en el trabajo de los que administran la justicia. Como si de un mensaje tranquilizar se tratara, como si quisieran decirnos, veladamente, lo que todos esperamos ocurra en el próximo juicio de los 13 despedidos del Área de Comercial.

Es la primera vez que el órgano de gobierno de la carrera judicial emprendía una campaña publicitaria que estaba centrada no en el propio CGPJ sino en la actividad de los jueces como “encargados de solucionar los problemas y conflictos de los ciudadanos” y defender los valores constitucionales. Se trataba de “acercar el trabajo de los jueces a la sociedad” y de “fomentar entre la ciudadanía la confianza en el trabajo de la Administración de Justicia como servicio público”, una confianza que, a tenor de las encuestas oficiales, deja mucho que desear.

Los eslóganes escogidos inciden en los valores de igualdad, libertad y seguridad, tan denostados en la negociación del ERE 364/2009:

“Que aquello que más queremos este protegido, es de Justicia
“Que todos seamos iguales ante la Ley, es de Justicia
“Que nuestros hijos vivan en un lugar seguro, es de Justicia

Esta campaña publicitaria, viene afianzar la confianza y la esperanza que 13 ciudadanos, trabajadores de IVECO ESPAÑA, S.L. en Madrid, tienen depositados en que La Justicia nos devuelva la dignidad y los puestos de trabajo que, la infamia de unos y la traición de otros, nos quitaron hace 17 MESES.

Hasta siempre,

Angelines.

Increible, intrigantes.

Entre cafetito y cafetito nos cuentan, los representantes de la empresa, IVECO ESPAÑA, S.L., y la representación legal de los trabajadores en la empresa en pleno (en esta ocasión se une la CGT), entre los que se encuentran el Presidente y el Secretario del Comité de empresa, y otras prendas de su calaña que tramaron y urdieron el ERE 364/2009 destinado a lograr que 13 trabajadores del Área Comercial fueran a la calle; la firma del acta final del periodo de consultas con acuerdo entre las partes en el expediente de regulación de empleo instado el 1 de julio de 2010 por la empresa IVECO ESPAÑA, S.L. para su centro de trabajo en Madrid.

Y todo mundo pensará y que ERE es ese, si la Empresa tiene ya uno (expediente 916/2009) aprobado por la Dirección General de Trabajo para el año 2010… La contestación… pues que había un problema con un colectivo de trabajadores que no estaba incluido en el ERE anterior. Y ¿por qué no estaba incluido? Pues porque son los trabajadores que se les está aplicando la clausula B.6.1 “Recolocación futura” del expediente de regulación de empleo extintivo firmado el 8 de julio del 2009.

Y ¿Por qué se ha tenido que hacer otro ERE? Muy sencillo, porque el ERE 364/2009 no hay por donde cogerlo. Mientras 13 trabajadores del colectivo de Directivos, Administrativos y Técnicos tienen sus contratos extinguidos atendiendo a las necesidades irrenunciables de la empresa, y denunciado en los juzgados; los representantes de la empresa y de los trabajadores se devanan la sesera para resolver el problema de la situación de los 328 trabajadores afectados por la Recolocación diferida.

Pero los 13 despedidos del Área Comercial somos algo diferente, somos la bicha… en una repetición milimétrica de los que vimos y escuchamos, antes, durante y después de la negociación del ERE de julio del 2009, de labios tan inesperados como los que representaban nuestros derechos. Que nadie se llame a engaño. Ahí están de nuevo Cuesta y Lorido solucionando el problema de los operarios en una clara demostración de que si se quiere se puede.

Pero el problema es que ellos nunca han querido solucionar nuestro problema. Ni siquiera nos ven, ni siquiera contemplan la posibilidad. De nuevo han renunciado a su deber, según su modo de ver las cosas somos “indefendibles”.

Angelines Atienza.