Análisis de los datos del paro y de los contratos de Octubre 2010.


EL PARO.

El paro, según los datos de Octubre de 2010 del SPPE asciende a 4.085.976 personas, 68.213 más que en el mes anterior, lo cual arroja la cifra de un incremento de 2.200 desempleados por día en dicho mes.
Esto echa por tierra cualquier balance positivo de una Reforma Laboral que lleva ya en vigor más de 4 meses, así como los  comentarios hechos sobre los datos de la última Encuesta de Población Activa elaborada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), conocida a final de Septiembre, en el sentido de que se había creado empleo e invertido la tendencia de crecimiento del paro durante los últimos meses.

LOS CONTRATOS.

Si analizamos los contratos celebrados en Octubre tenemos los siguientes datos:

INDEFINIDOS.

  • Ordinarios: 60.252.
  • Fomento contr. indefinida: 12.394.
  • Discapacidad (bonificados): 272.
  • Discapacidad F.C.I.: 605.
  • Conversión en indefinidos: 44.899.

TOTAL INDEFINIDOS: 118.422.

  • Indef. a tiempo completo: 67.347.
  • Iindef. a tiempo parcial: 32.063.
  • Fijos – Discontinuos: 19.012.

TEMPORALES.

  • Obra o servicio: 568.397.
  • Eventuales circuns. prod.: 505.016.
  • Interinidad: 132.500.
  • Formación: 4.980.
  • Otros contratos: 5.578.
  • Prácticas: 5.876.
  • Jubilación parcial: 2.313.
  • Relevo: 1.586.
  • Discapacidad: 1.250.
  • Sustitución por jub. 64 años: 169.

TOTAL TEMPORALES: 1.227.665 100.

  • Temp. a tiempo completo: 832.877.
  • Temp. a tiempo parcial:94.788.

TOTAL CONTRATOS:

Total indefinidos (118.422) + Total temporales (1.227.665): 1.346.087.

De los 1.346.087 contratos celebrados, sólo 118.422 han sido indefinidos (un mísero 8,78 %). De esos 118.422 contratos indefinidos, sólo 67.347 han sido por tiempo completo. Los restantes 51.075 han sido a tiempo parcial o fijos-discontinuos, que, aunque sean indefinidos, son contratos precarios. (Ya vemos como se reduce la temporalidad y se mejora la estabilidad en el empleo). De esos 118.422 contratos indefinidos, aproximadamente la mitad han sido contratos ordinarios (los de toda la vida) y sólo 12.394 han sido de fomento de la contratación indefinida, el contrato estrella de la Reforma Laboral, (el de los 33 días por año), ese que se iba a generalizar. Con ello vemos que los empresarios no optan por este tipo contrato, pues aunque el contrato sea ordinario pueden despedir con 20 días por año, de manera procedente, debido a las enormes facilidades de que disponen gracias a esta nefasta Reforma Laboral, que aún ven insuficiente.

Se han convertido 44.899 contratos temporales en indefinidos gracias al sistema de bonificaciones existente, aunque esto no significa la entrada de nuevos trabajadores en el mercado, sino la modificación de contratos existentes. Además, aunque los contratos se hagan indefinidos (que quiere decir no definidos) seguirán con la espada de Damocles de la facilidad del despido.

Respecto a los contratos temporales celebrados en octubre (1.227.665), el 98,23 % son de obra o servicio, eventuales o de interinidad. El resto de modalidades son casi inexistentes. Luego todo lo que se hable de ellas tendrá muy poca incidencia
cuantitativa. De esos 1.227.665 contratos temporales, 394.788 son además a tiempo parcial, el colmo de la precariedad. Tienen la jornada reducida y sólo lo que dure el contrato. No hablemos ya de los salarios ni de los derechos laborales y sindicales.

Los contratos formativos (en prácticas y para la formación) han sido 10.856 (el 0,89 % de los contratos temporales). Qué éxito para esa demagógica política de que hay que formarse para mejora la empleabilidad y la competitividad. Ni con bonificaciones, ni subvenciones en la cotizaciones se logra.

Por otra parte, los contratos de jubilación parcial, cuya finalidad es facilitar el ingreso en el mercado de trabajo de jóvenes a través de contratos de relevo) sólo han sido 2.313 (el 0,91 %). Si a esto añadimos el posible retraso en la edad de jubilación ¿Cómo se va a mejorar la tasa de paro de los jóvenes?

La realidad es que sin inversiones y creación real de empleo no habrá ofertas suficientes para reducir el paro.

Como conclusión, decir que esta Reforma Laboral no crea empleo, ni mejora la estabilidad, ni acaba con la dualidad, ya que, además de beneficiar a los empresarios y reducir los derechos de los trabajadores, facilitando y abaratando el despido, al igual que las reformas anteriores (que ya ha habido varias) no va a servir para eliminar la precariedad y la temporalidad en el mercado de trabajo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: