Anotaciones al margen (IV) – 15 meses, una causa.


Agradecimiento que, por mi consideración de buena nacencia, quizás también tendría que haberlo extendido a los representantes sindicales, en los que, como he dicho anteriormente, no creo y que firmaron la aprobación del acuerdo del Expediente de Regulación de Empleo Extintivo y que dentro de la cláusula B, en su Medida Extintiva B.2.2.1, recoge la jubilación parcial anticipada con la que algunos nos hemos visto agraciado. Visto lo cual, y en aras de querer seguir siendo bien nacido, sean, pues, dadas las más expresivas gracias a unos a otros por el pago recibido por mis veinticinco largos años de colaborar en el Grupo Iveco.

Pero de lo que no cabe duda, y es de lo que no me quiero desviar, es de que cuando se llega a situaciones de este calado, como es el despido laboral de unos compañeros, se viene abajo todo el entramado y el montaje facilón de las “enhorabuenas por los resultados alcanzados”, de las “gracias por la dedicación y el esfuerzo empleado”; de los “subrayados por tener un equipo comercial que sabe, puede o quiere perseguir resultados”, del “sentimiento de orgullo por estar al frente del mismo”; de las “felicitaciones de ser así”, del “caminar unidos”, de los “abrazos de ánimo”, etc. Todo, digo, se viene estrepitosamente abajo porque a veces los silencios serían más elocuentes que cualquier pronunciamiento que pudiera hacerse. Hasta en esto reconozco que sigo siendo un empedernido romántico.

Como habéis podido leer cualquiera que tenga un poquito de sentido común, de dignidad, de ética sabe que lo que ocurrió el 8 de julio no debería haber sucedido nunca. Que las cosas se podían y se deberían haber hecho de otra manera, que habían otras soluciones.

Que la empresa, IVECO ESPAÑA, S.L., utilizo un expediente de regulación de empleo para hacer una purga sectaria, selectiva y arbitraria con 13 personas del Área Comercial.

Que los representantes de los trabajadores, en este caso los miembros del Comité de Empresa de las secciones sindicales de UGT y CCOO de IVECO ESPAÑA, S.L. –Madrid, fueran cómplices de la multinacional del grupo FIAT, consintiendo que 13 trabajadores fueran a la calle atendiendo las necesidades irrenunciables de la empresa, incumpliendo el deber para el que fueron elegidos; cometiendo la acción más vergonzosa que se ha conocido en toda la historia del sindicalismo en PEGASO-IVECO.

De aquellos polvos, vienen estos lodos… La ruindad de algunos y la traición de otros han traído como consecuencia que 13 trabajadores llevemos 15 MESES luchando por nuestra dignidad y nuestros puestos de trabajo.

Angelines Atienza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: