Cuando los truanes aparecen como hombres de bien.


Cuando releo las hojas informativas de las secciones sindicales de UGT y CC.OO Iveco-Madrid; cuando leo “El código de conducta del grupo FIAT” no puedo por menos que sentir un profundo ataque de vergüenza…

Como pueden estos sindicatos hablar de no consentir “Despido más fácil y barato”, de que “No se crea empleo”, de no “Más poder a los empresarios” cuando todos ellos firmaron un expediente de regulación de empleo donde precisamente consintieron todo ello…

Como puede poner en “El código de Conducta del grupo FIAT” que se compromete a ofrecer a todos sus empleados las mismas oportunidades en el trabajo y en la promoción profesional. El responsable de cada departamento deberá garantizar que, en todos los aspectos de la relación laboral, como la contratación, la formación, la retribución, los ascensos, los traslados y la cesación de la relación laboral, los empleados sean tratados conforme a su capacidad de satisfacer los requisitos que exija su puesto, evitando cualquier forma de discriminación, sobre todo por raza, género, orientación sexual, posición social y personal, condición física y de salud, discapacidad, edad, nacionalidad, religión o convicciones personales; cuando consintieron que los responsables de IVECO-Madrid, empresa del grupo FIAT, hicieran una purga selectiva, sectaria y arbitraria despidiendo a 13 trabajadores del Área Comercial de los cuales: 4 tenían una minusvalía, 4 estaban de baja por enfermedad grave y 10 de ellos tenían más de 51 años de edad…

En lugar de pedir perdón a la gente que han arruinado su vida laboral y rectificar, ahora van por el ahí en plan de buenos samaritanos, explicando cómo se deben hacer las cosas y hablando de lo que no tienen ni idea…

Estas cosas sólo pueden ocurrir en un lugar como IVECO, donde no existe la memoria y donde los truhanes aparecen como hombres de bien y los hombres de bien no aparecen por ningún lado.

Lo que esta crisis está poniendo en evidencia en una tremenda falta de liderazgo en esta empresa. No hay ni un solo dirigente con un discurso coherente que haya plantado cara en la regeneración de IVECO-Madrid, a mi juicio tan necesario.

Ramón Valdivia es un Director Comercial absolutamente quemado y no por que las ventas vayan mal, que también; sino porque se ha visto obligado a hacer todo aquello que nos hizo creer que rechazaba. La cara de desolación que le ha quedado, lo dice todo.

Si el sindicalismo se basara en principios, Cuesta y Lorido habrían presentado hace tiempo su renuncia irrevocable al cargo; porque “un presidente” y “un secretario” del Comité de Empresa no pueden traicionar de forma tan flagrante su “responsabilidad”. Prometieron que no habría despidos para al final encontrarnos con 13 trabajadores en la calle, un dato que lo dice todo sobre el fracaso de su negociación.

Hay en la plantilla de IVECO una desoladora falta de referencias ejemplares; hemos llegado a una completa degradación de la clase dirigente con figuras de ínfimo nivel, salvo honrosas excepciones, que ocupan las responsabilidades tanto en la empresa como en las secciones sindicales.

Necesitamos dirigentes que no sólo nos digan palabras bonitas, sino que ofrezcan ilusión, confianza en el futuro, pasión por un proyecto… uno de esos líderes que de verdad quieran cambiar el mundo.

Ahora proliferan los personajillos que van de un lado a otro, lanzando consignas aprendidas de memoria. Basta de apparatchiks y más hechos. Las utopías son necesarias a la hora de combatir las crisis, entre otras cosas, porque siempre necesitamos ver una luz al final del túnel.

Angelines Atienza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: