Paralizada momentaneamente la bolsa de empleo y lo otro.


El pasado 16 de febrero las secciones sindicales de UGT y CC.OO de la factoría de Madrid publicaron el siguiente comunicado conjunto.

Pincha para leer.

Es curioso como salen las denuncias públicas por parte de CC.OO y UGT respecto a temas que se han llevado mal desde el principio. La primera denuncia fue interpuesta por los propios trabajadores despedidos por el ERE 364/2009. La segunda que parece que se resolvió en Noviembre, que eran los pagos atrasados por parte del INEM. Vemos cierta analogía en los dos problemas y que surgen del mismo momento, la redacción y entrega de los papeles del ERE y en los que no ha habido la suficiente vigilancia por parte de las secciones sindicales significativas de Madrid.

También nos parece curioso que salga cuando ha surgido la pregunta de ¿tendra que devolver Iveco las ayudas recibidas?

El pasado 31 de diciembre de 2009 ha sido publicada la Ley 27/2009, de medidas urgentes. La misma viene a prorrogar para el año 2010 las medidas urgentes que incorporó el Real Decreto-Ley 2/2009, de 6 de marzo, incorporando asimismo una serie de modificaciones y novedades que conviene señalar. Las principales novedades son: por un lado, la exención de la indemnización, al amparo de un ERE de extinción, hasta los 45 días por año; y, por otro lado, la “sanción adicional” impuesta a las empresas que incumplan con el compromiso del mantenimiento del empleo durante un año.

Modificaciones con respecto a las “sanciones” que se imponen a las empresas en el supuesto de que éstas se acojan a la bonificación del 50% en los ERE´s de suspensión, y posteriormente no cumplan con el compromiso de mantener el empleo de los trabajadores durante por lo menos un año, a partir de la finalización del ERE temporal.

En el anterior RDL 2/2009 se establecía únicamente una “sanción” que consistía en reintegrar las bonificaciones disfrutadas si la empresa no cumplía con el compromiso de permanencia.

Pues bien, la presente Ley 27/2009 viene a realizar una matización sobre esta primera “sanción”, y además viene a incorporar una “sanción adicional”:

“Matización”: En relación a la devolución de las bonificaciones disfrutadas por la empresa, el RDL 2/2009 no matizaba si con el despido de uno o varios trabajadores, que hubiesen sido objeto de la bonificación, había o no que devolver únicamente las bonificaciones relativas a dichos trabajadores, o había que reintegrar la totalidad de las cuotas bonificadas al amparo del ERE de suspensión. Por ello, mediante esta nueva Ley se viene a concretar que únicamente habrá que reintegrar las bonificaciones disfrutadas en relación a los trabajadores que hayan sido despedidos.

Sanción adicional”: Que consiste en que las empresas que hayan extinguido, o extingan, por despido reconocido o declarado improcedente, o por despido colectivo, contratos a los que se haya aplicado la bonificación establecida en este artículo, quedarán excluidas por un período de doce meses de las bonificaciones establecidas en el Programa de Fomento del Empleo regulado en la Ley 43/2006, en proporción al número de despidos realizados.

Por lo tanto, las principales novedades de la presente Ley 27/2009 son, por un lado, la exención de la indemnización, al amparo de un ERE de extinción, hasta los 45 días por año; y por otro lado, la “sanción adicional” impuesta a las empresas que incumplan con el compromiso del mantenimiento del empleo durante un año.

Queremos incidir especialmente en esta segunda novedad, ya que la consideramos de especial interés.

A partir de ahora, las empresas que se acojan a un ERE de suspensión o temporal, y decidan acogerse a las bonificaciones (en todo caso, su acogimiento es voluntario) deberán tener en cuenta que deben mantener el empleo de los trabajadores suspendidos un año a partir de la finalización del ERE de suspensión.

Si no cumpliesen con dicho plazo de un año, la sanción ahora es doble:

1. Por un lado, deben devolver a la Tesorería General de la Seguridad Social la bonificación del citado 50%.

2. Y por otro lado, si despiden a un trabajador de forma improcedente o por despido colectivo, la empresa quedará excluida del Programa de Bonificaciones por un período de 12 meses.

Por todo ello, entendemos que a partir de la entrada en vigor de la presente norma, habrá que ser especialmente cauto con el acogimiento a dicha bonificación, si nuestra empresa se encuentra en un ERE de suspensión.

Imaginemos el siguiente supuesto:

Una empresa de 100 trabajadores, la cual se ve obligada a plantear un ERE de suspensión de la mitad de la plantilla por seis meses, que posteriormente se prorrogan por otros seis meses más. Se bonifica del 50% de la cotización durante un año. No obstante, el ERE de suspensión resulta insuficiente, y al cabo de un año, se ve obligada a plantear un ERE de extinción de esos 50 trabajadores, con objeto de mantener el empleo de los otros 50 trabajadores.

En primer lugar, dicha empresa deberá devolver el 50% de la cotización de 50 trabajadores en un año. Es decir, si en dicha empresa, la retribución mensual media bruta de dichos trabajadores es de 1.500 €, le corresponderá devolver aprox. 123.900 €, más el correspondiente recargo. Ésta es la primera sanción.

Y además, por si fuera poco, por los otros 50 trabajadores, y ésta es la segunda sanción, la empresa no podrá aplicar las bonificaciones que tengan en materia de Seguridad Social, ya que como la empresa ha incumplido con los primeros 50 trabajadores, con respecto a los otros 50 (la aplicación es proporcional) se verá impedida de aplicarles las bonificaciones que les correspondan.

Todo ello hay que valorarlo teniendo en cuenta que en esas mismas fechas la empresa ha abonado la indemnización de 20 días por año a 50 trabajadores. Por ello, a nuestro juicio, las empresas deberán aplicar con mucha cautela la presente bonificación a los ERE de suspensión, por la doble sanción que su incumplimiento conlleva.

No creemos en las casualidades, ¿y tú?

Anuncios

Una respuesta

  1. Como “corrección” a la información facilitada por UGT y CCOO, referente a que en el INEM “no reconocen” la situación de ERE suspensivo para los trabajadores que vuelven a la empresa, solo hacerles la siguiente matización.

    El ERE presentado por Iveco para “esos trabajadores que vuelven” a la empresa, NO ES SUSPENSIVO, sino extintivo. Parece que a estas alturas no se han percatado, y lo único que intentan ahora es “justificar” sus errores. “los trabajadores afectados por la medida extintiva, quedarán en suspensión temporal, hasta que se produzca su baja definitiva en la empresa (dentro de dos años).”

    Lo que realmente no admite el INEM, es la prevaricación, por parte de aquellos que deberían habernos representado y defendido.
    ¿Qué va a suceder ahora si el INEM desestima los contratos extintivos (hasta dentro de dos años) y los considera más bien como suspensivos? Pues que la empresa deberá correr con todos los salarios de esos trabajadores desde el momento de la “extinción”, como si de un ERE suspensivo se hubiera tratado. Abonando el 90% de las todas retribuciones mensuales, incluidas pagas extraordinarias, hasta julio del 2011.

    En una palabra, ¡un éxito!, tanto de RRHH como del comité para con los trabajadores. Como veís, NO DAN UNA.
    ¿Qué pasa ahora, si se trata como ERE suspensivo? Pues que los trabajadores que “han entrado” con contrato de sustitución, quedarán sin validez por ilegales, pues al día de hoy y según el INEM, a esos trabajadores “NO se les ha extinguido el contrato”. Por tanto, se encuentran en la actualidad en situación irregular/ilegal de desempleo, tanto los sustituidos como a los que sustituyen. Una “ilegalidad presuntamente delictiva”, que han realizado conjuntamente con “nuestros representantes” para poder cobrar las percepciones por desempleo.

    Y todo, debido a la ineptitud e incapacidad de unos responsables que están hundiendo y arruinando a marchas forzadas a la compañía. (Adiós a las ayudas).
    Si a ello le unimos que existen 13 contratos extinguidos de forma irregular, discriminada y desigual, estar seguros que tanta necedad e ineptitud (POR CABEZONERÍA de algunos), lo va a pagar muy caro la empresa y por supuesto también, todos los trabajadores.

    ¿Qué sucederá, si a los 13 trabajadores de la clausula B.5.2 que “entraron en sustitución” de los 13 de la clausula B.2.2.2 los declaran como ERE suspensivo? Lo dejo a criterio de cada uno, pero, dada la resolución del INEM, presumiblemente estarían también en situación “ilegal”, al haberse cometido un presunto acto delictivo.

    Es hora ya de dejarse de tonterías y estupideces en una empresa con el prestigio de Iveco, y empezar de una vez a tomar decisiones y soluciones. Hay que solucionar los muchos problemas que esos INEPTOS han creado a los trabajadores, sin olvidar por supuesto a los 13.

    ¿Cuánto tiempo va a trascurrir, para que reconozcan que esos “inútiles”, están HUNDIENDO la compañía?. Deberían haber dimitido por vergüenza y dignidad profesional, y dejar de defender “nuestros derechos” (que bastante daño nos han hecho), por el bien de los trabajadores y de la compañía.

    Es hora de que el mundo sepa, que cuanto más tiempo trascurra sin que “les echen”, mayores problemas y perjuicios ocasionarán a Iveco y a FIAT.

    SU INUTILIDAD E INEPTITUD, NO TIENE LÍMITES.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: