A modo de reflexión.


No hay nada que añadir.

Excesiva situación de impasse en Iveco Barcelona. Excesiva politiquilla de pasillos, promesas y reuniones poco transparentes. Excesivo desapego de los representantes sindicales respecto al conjunto de trabajadores cuando las directrices salen de despachos sindicales. Excesiva falta de confianza en nuestras propias fuerzas. Excesiva falta de criterios de cuándo, cómo y por qué actuar.

A partir del acuerdo de Regulación de Empleo en Barcelona, que contempla 90 días de regulación (en días de derecho al paro consumido se acercará a los 120, más o menos) no hemos trabajado las posibilidades de lucha por nuestro puesto de trabajo. No hemos comprometido ni a la Empresa ni a las Instituciones públicas en clarificar nuestro futuro. No hemos denunciado la posición tan tibia y de poquísimo compromiso de nuestra dirección local (sin contar con la limitada eficacia de su gestión). No hemos aprovechado el tiempo para la coordinación y el debate. Hemos dejado cualquier tipo de estrategia que como mínimo intente potenciar la defensa colectiva de todos los centros en España. En Barcelona no hemos conseguido ni siquiera una acción conjunta entre las tres empresas que ocupan el mismo terreno físico: Autobuses, Comesa y Motores. No queremos unir nuestro futuro en un solo frente y podría ocurrir que la unión de todos los trabajadores de Iveco nos la proporcione la misma empresa cuando nos haya colocado a todos en el mismo lugar: el despido y el paro.

En Barcelona arrastramos mala conciencia y baja moral.

Mala conciencia porque a todas luces era absolutamente necesario haber dado una respuesta contundente al despido de 15 compañeros de motores, que recuerdo que se hizo por parte de la empresa con intencionalidad absolutamente alevosa y humillante además de plantearla el mismo día de empezar todos las vacaciones de verano. Este asunto no se ha gestionado bien por CCOO y UGT y ha llevado a los compañeros de motores a confiar en despachos de abogados independientes. La arbitrariedad de los despidos exigía una respuesta a la altura de esa agresividad. Esta situación le ha permitido a la empresa medir nuestra capacidad de reacción y mantengo que si algo hemos de cuidar es precisamente nuestra determinación de que el ataque a un trabajador es el ataque a todos, más si cabe en momentos de crisis.

Baja moral porque el trabajo interno, de acción, de coordinación, de consignas, de unificación de discurso, de gestión de las múltiples variables burocráticas ha desgastado la capacidad de los representantes sindicales y en consecuencia sucumbimos a la desconfianza. Los personalismos o el sálvese quien pueda es nuestra derrota. En estos momentos de gravedad son ridículas las diferencias ideológicas que pudiera haber entre UGT y CCOO.

Entiendo que nuestro trabajo debe ser de fundamentos: objetivo claro de responsabilización, tanto histórica como de futuro, de los entes públicos y políticos; objetivo claro de exigencia de cargas de trabajo que nos han sido robadas y que creo en la posibilidad de recuperar; objetivo claro de movilización sobre la conciencia inalterable de una consigna: no agachar la cabeza como víctimas de una crisis de la que no somos responsables y en la que ya hemos invertido sacrificios. “Entender” el problema de la crisis del capital justifica demasiadas  veces “desentenderse” del problema de los trabajadores. No es nuestra misión ahora “comprender” los problemas del mercado. Nuestra misión es defendernos de él.

No podemos caer en la parálisis por el análisis. Esperemos reunificar fuerzas en Barcelona para crear el clima de confianza en nosotros mismos en defensa de nuestros intereses y nuestro futuro que si nadie no remedia nos depara un segundo ERE.

Paco García.

Anuncios

3 comentarios

  1. Ya dije hace tiempo que no ponías nada que dijera la opinión de UGT y me contestaste que sólo ponías cosas de interés general sin entrar en guerras entre sindicatos.

    Este artículo demuestra que además de la CGT eres hipócrita, y que pecas de lo mismo que acusas a UGT y CCOO. Ains. Si es que al final sois todos iguales.

    • Recuperando post hemos recuperado al que te refieres y dices, cito textualmente. “¿por qué sólo se publican los comunicados de CCOO y CGT? ¿esto es para vosotros lo que significa un blog imparcial?”.

      Este comentario es del post: “Comunicado de la sección sindical de CC.OO de Iveco en Valladolid del 16 de Octubre.” Pero lo curioso es que el comentario estaba firmado por Blog con la dirección de e-mail: blog…@hotmail.com, y este está firmado por Ricard con e-mail: richard…@hotmail.com.

      ¿Seguro que eres la misma persona?

  2. Este artículo ha sido escrito por un trabajador de Barcelona que según él, y cito textualmente, el cuerpo del correo que escribió y que dió pie a que escribiera el post:

    “Empiezo mañana a trabajar desde que lo dejé el dia 19 de diciembre.. El Comité está realmente desconectado y como si la situación les desbordara. Tal vez sea por mi situación de independencia sindical pero se están escorando hacia una desconfianza informativa que está absolutamente injustificada y, desde luego, no sólo conmigo.

    La más que lamentable posición sindical que han mantenido CCOO y UGT respecto a los 13 despedidos de Motores los tiene un poco entre las cuerdas. Veo un Comité excesivamente cansado y sin ideas para el relativamente poco tiempo que llevamos en lucha. La unidad es más deseo que realidad.

    En fin, amigos, intentaré mañana enviar informaciones concretas de la situación de Barcelona.”

    Creo que estas líneas te pueden contestar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: