Primera semana de trabajo en Madrid.


Entrada a la factoría Iveco de Madrid.

La semana pasada, si a trabajar tres días en producción se le puede llamar semana, ha sido la primera del año y el ambiente ha sido lamentable.

Es comprensible que personas que vienen a trabajar tres días desde hace casi dos meses no tengan mucho animo por hacerlo bien, pero como casi siempre no es esa la razón del desastre. La razón es como no, la mala gestión.

Hemos comenzado el año peor de lo que lo terminamos, con un monton de faltantes debidas a la falta de un proyecto para asumir las labores de la desaparecida agl.

Independientemente de si la empresa se va a marchar o no, la dirección(hoy en día puesta en manos de dos todopoderosos, Federico y Javier Alfonso), que parece que pueden hacerse cargo de todo, no es capaz de convencer a nadie. El ambiente que se respira es que Gabrielle ya ha echo en Madrid todo lo que debía y que el siguiente en tirar del carro transmite solo inseguridad.

Los sindicatos van cada uno por un camino, UGT de la mano del recien ascendido Ferrera y CC.OO en su lucha particular por la sucesión.

Todo esto entre los tantos y tan diversos rumores, unos hablan que la empresa seguira en Madrid (inversiones en Gestam toledo, pintura al agua, valoración como mejor planta de Iveco), otros hablan de fracaso total (800 vehículos de producción).

Y mientras, muchisismos compañeros en una bolsa de la que solo regresan los elegidos, otros muchos fuera de toda posibilidad de retorno (contratos interinos, contratos relevo finalizados, etc,…) y 13 despidos.

Todos estos atropellos sin ningun tipo de justificación, solo una manada de personajes todos ellos sin escrupulos capaces de vender a cualquiera escudados por razones muy distintas pero igual de egoistas.

Y así seguimos nuestro día a día en una empresa en la que yo empece a trabajar haciendo camiones y en la que ahora me veo con un pie dentro y otro fuera sin importarle a nadie si lo hice bien o mal y en la que ahora me dedico a algo que poco tiene que ver con hacer camiones, en la cual la calidad no es calidad, la seguridad no es seguridad, el puesto de trabajo ya no lo es, la ingeniería no se ni lo que es, los staff se esconden en la regulación y la logística es la bambalina de este gran teatro que mostramos al mundo y que solo se creen los necios.
Pero otros tiempos puede que vengan si nos dejan, y Pegaso es capaz de demostrar bajo una dirección comprometida (otra desde luego) que somos capaces de fabricar cualquier cosa que se nos encargue, garantizando una calidad y con unos costes mas que envidiables.

Solo espero que los que queden y si estoy entre ellos lo intentare con fuerza, no olvidar nunca a los compañeros que se quedaron en el camino debido a esta crisis que aunque inevitablemente mala e injusta, si que podría ser menos trágica si las personas (cada una en su papel) practicarán un poquito de empatía con el prójimo.

Un operario.

Anuncios

Una respuesta

  1. Estimado ”operario” me ha encantado tu post. Me ha encantado porque me parece sincero y muy sentido. Ojala lleguen esos tiempos mejores, te puedo asegurar que yo los espero con todo el alma. Ojala veamos, de nuevo, a nuestra empresa a pleno rendimiento. Lo deseo por todos los que han trabajado duramente antes que nosotros, por los que trabajan y sobre todo por las generaciones futuras que puedan trabajar.

    Pero me temo que, mucho tienen que cambiar las cosas para que esto ocurra. Hay demasiados intereses partidistas y pocas ganas de resolver verdaderamente el problema. Y prueba de ello es como se está gestionando la crisis en IVECO, por la bajada de producción. En el ERE 364/2009 se tomaron decisiones por parte de la empresa que unos Representantes de los Trabajadores que se precien no tendrían que haber firmado nunca. Primero por lo que implicaba para 13 TRABAJADORES y segundo porque la empresa ha conseguido su mayor objetivo, que no era otro, que la plantilla estuviera dividida y acobardada. Y esto no se puede consentir.

    No se puede consentir que se cambien empleados por operarios, no se puede consentir que creamos que unos trabajamos para que otros se lleven el dinero, no se puede consentir que se manipule y se mienta a toda una plantilla… en resumen que entre todos los que tomaron parte en el cotarro, llamase Representantes de la Empresa y/o Representantes de los trabajadores, nos ninguneen. Esos tiempos ya pasaron.

    Pero somos cobardes, y cuando salen a la calle otros en vez de nosotros, sentimos tranquilidad. Y de verdad que yo lo entiendo, es humano, pero lo que no entiendo ni entenderé nunca es que se justifiquen a los que lo hicieron, argumentando no se que patrañas.

    La INFAMIA que se ha cometido en IVECO no tenía porque haber ocurrido, si los que tenían que resolver el problema hubiesen querido, pero no querían. Ellos querían que pasara exactamente lo que está pasando. Lo único que no calcularon es que después de casi 7 meses el tema siga coleando.

    Todos estamos en la cuerda floja, y por lo tanto una gran parte de lo que nos ocurra esta en nuestras manos. Los que estamos fuera lo tenemos claro, no vamos a dejar de luchar hasta el final y cuando digo hasta el final, digo hasta el Tribunal de Estrasburgo si hace falta. Ahora falta que decidáis lo que pensáis hacer los que estáis dentro. ¿Pensáis esconder la cabeza como el avestruz, hasta que las balas os pasen por encima, o vais a tomar las riendas de vuestro destino?…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: