Los ERE’s, un negocio redondo para los sindicatos que los firman.


Los ‘defensores de los trabajadores’ cobran a empresas y a los propios ‘compañeros’ por un asesoramiento que garantice la llegada a buen puerto en las negociaciones.

Mil euros por trabajador. Este es el importe que pagó Fibracolor a los sindicatos (UGT y CCOO) en el ERE (expediente de regulación de empleo) que llevó a cabo el pasado año. En total 280.000 euros se embolsaron los defensores de los trabajadores en un proceso que desembocó en el cierre de la empresa, participada en el 40% por Inditex y en el 26% por el Gobierno catalán, no exento de conflictos.

“En un plan de viabilidad, se requiere el compromiso de todo el mundo. Ha sido el comité de empresa el que nos ha empujado a sopesar extender el ERE, en principio para la mitad de la plantilla, a toda ella”, aseguraba el portavoz de la compañía textil en enero de 2008.

Este es uno de los miles de casos que han tenido lugar en España durante la recesión económica. Una situación en la que los sindicatos mantienen una posición privilegiada y “fuerzan en muchos casos al cierre de las pequeñas y medianas empresas, auténtico motor de la actividad económica”, explica un directivo de una compañía afectada.

Tal vez a esa paz social ayuden los cerca de 11,5 millones de euros que han recibido cada uno de los dos sindicatos mayoritarios, UGT y CCOO, en concepto de ayudas y subvenciones en lo que va de año. A esto habría que añadir los beneficios obtenidos en la negociación de los expedientes de regulación, tanto por el lado de la empresa, como por los trabajadores. Del abono empresarial “no tenemos conocimiento”, aseguran desde el gabinete jurídico de CCOO, algo que sí han confirmado desde la secretaría de CGT del Corredor del Henares y Guadalajara.

La confirmación:

CGT ha destapado un secreto a voces a través de las actas de un ERE con acuerdo, en el cual se despidieron a 95 trabajadores de la empresa Menaje del Hogar. Tal como aparece en el documento adjunto se hace entrega de 6.500 euros a cada sindicato (CCOO y UGT) a cambio de su inestimable colaboración en el ERE.

“Además de estar subsidiados y subvencionados hasta la saciedad, en el actual periodo de crisis y conflictividad laboral estos dos sindicatos, como dos grandes empresas que son, se ven beneficiadas por la recesión”, apuntan desde CGT. Un negocio redondo si se tiene en cuenta el tamaño de la tarta. Sólo en el primer semestre de 2009 se registrado 10.382 ERE, con 325.456 afectados (ver apoyo).

Además del porcentaje que consiguen arañar a algunas empresas como las mencionadas, pueden cobrar hasta el 10% de las indemnizaciones percibidas por los trabajadores. Este es el caso de la empresa Ureche de San Sebastián, con expediente 20/2009/000/000396. “Nos cobran un 9% del dinero abonado por Fogasa”, se quejaban los despedidos. Desde CCOO confirman que aunque su participación es gratuita con carácter general, se cobra por expediente contencioso en función de si ha habido o no conciliación. “Un 5% si la hay y un 10% si hay juicio y recurso”, señalan desde su gabinete jurídico.

Fuente: Negocios.com

P.D. Este artículo nos puede ayudar a comprender las situación que vive la planta de Iveco en Valladolid con el confrontamiento entre las secciones sindicales de UGT y CC.OO.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: