ERE’s, otra fórmula para despedir barato


Uno de los rasgos comunes y antiguos como la picaresca del Siglo de Oro, es la peculiar interpretación de las leyes que hacen los empresarios según les interese aplicarlas contra los trabajadores o esquivarlas en beneficio propio.

No son hechos aislados las ocasiones en que un patrón usa y abusa de una legislación laboral absolutamente favorables al empresariado para sancionar o despedir por cualquier insignificancia a un empleado, mientras en esa misma empresa se olvidan del sagrado deber de cumplir la ley cuando de pagar los salarios, respetar la jornada laboral o aplicar las normas de seguridad en el trabajo se trata. Nuestros empresarios siguen pensando, como hace dos siglos, que la ley tiene dos varas de medir: una para el amo y otra para el esclavo.

La utilización que se está haciendo de los expedientes de regulación de empleo (ERE) no deja lugar a dudas sobre el asunto. Una medida que, seguramente, se pensó para ayudar a empresas con graves problemas financieros a capear sus puntuales situaciones de crisis, está siendo utilizada por grandes y poderosas empresas para, a un módico precio y con dinero público, reducir o eliminar sus plantillas.

Aprovechando, de la forma que ellos saben hacerlo, la actual crisis económica y financiera que afecta a casi todo el planeta, los responsables de las más rentables empresas nacionales (aunque algunas son ya transnacionales en toda regla) están presentando ERE con una ligereza y una irresponsabilidad pasmosas. Poco les importa que estas mismas empresas sean muy rentables y que incluso hayan declarado cuantiosos beneficios en el último ejercicio fiscal; ellos lo que quieren es mandar temporalmente al paro a una parte de sus trabajadores (para ajustar mejor demanda y producción) o despedir a sus empleados más veteranos y con mejores condiciones, para luego –cuando “milagrosamente” hayamos salido de la crisis- apostar por la contratación en precario o directamente por nuevas y baratas formas de explotación como la subcontratación y la externalización de gran parte del proceso productivo.

Pero esta malversación encubierta de fondos públicos (hay que recordar aquí que los salarios y despidos de los obreros afectados por un ERE se pagan con los impuestos de los propios trabajadores) no sería posible si a la falta de toda ética por parte de la patronal no se le añadiera la complicidad de los responsables de las diferentes administraciones, tanto las autonómicas (por tener esas competencias transferidas) como la central, por su respaldo a estas políticas (a pesar de que el dinero salga del INEM).

Los unos firmando cuanto expediente les ponen delante de las narices, y el Gobierno pagando los despidos y el salario de los miles de trabajadores implicados, están malgastando unos recursos públicos que después nos dirán que se agotan progresivamente y ya no permitirán seguir financiando nuestras pensiones.

A estos empresarios y a sus socios ocasionales de la clase política no les importa que muchas empresas acometan expedientes sin demostrar pérdidas. Es más, empresas y bancos de lo más rentables  (RENFE, TVE, Telefónica, Iberdrola, Ford, Santander, BBVA, etc.) han reducido sus plantillas –en algunos de estos casos al 50%- con ayudas públicas por medio de ERE y otras subvenciones indirectas.

En el caso de los ERE temporales, y empeorando prácticas anteriores, los respectivos directores generales de Trabajo suelen aprobar los expedientes parciales de suspensión de los contratos sin imponer –por lo menos- a las empresas que complementen los salarios de los trabajadores regulados, ya que éstos se van al paro cobrando solamente el 70% de su base reguladora, que es como decir la mitad de su nómina habitual.

En resumen: que con crisis o con bonanza económica, los currantes siempre pagamos los platos… incluso sin haberlos roto.

Antonio Pérez Collado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: