Ante el ERE y su actual impasse.


Comunicado de la sección sindical de CGT en Iveco Madrid.

En los últimos 12 días hemos pasado de “quemar Madrid” a la exclusión más absoluta de la plantilla en lo que se refiere a la lucha contra el ERE, sin posibilidad de presión , herramienta fundamental en este proceso, tomar decisiones y pendientes de las noticias de prensa o internet.

Hasta el día 4 de junio la unidad de acción de las organizaciones sindicales y de la plantilla permitió resistir las presiones de la empresa y llevar a la calle, a las administraciones y a los medios informativos el conflicto generado por la intención de Fiat de despedir a mas de 1000 trabajadores en IVECO. Esa presión ejercida por todos permitió que se abriesen algunas puertas y apuntar alguna solución, pero tras la desmovilización, la empresa ha seguido amenazando con los despidos si no conseguía más ayudas económicas de las administraciones. Un absoluto desafío a los trabajadores.

CGT ha sido absolutamente leal con la unidad de acción aunque discrepásemos con algunas decisiones tomadas por el resto de sindicatos. Entendimos que algunas renuncias eran inevitables en aras a mantener la unidad de la plantilla, cuestión fundamental.

En las dos últimas semanas se han producido reuniones sobre una situación que afecta a las tres plantas en Iveco España en mayor o menor medida en las que CGT ha sido excluida, a pesar de haber hecho saber a los demás sindicatos y a las administraciones la exigencia de estar en esas mesas.

La lluvia de noticias que dan por buenos 400 o 500 despidos como mal menor y sin hablar siquiera de un plan de futuro, no hacen sino intoxicar y crear inquietud y desasosiego en la plantilla, máxime cuando estamos en proceso de resolución en la Dirección general de Trabajo. CGT no obstante y en evitación de una posible solución no pactada ha remitido informe contradictorio a la Dirección General de Trabajo al ERE extintivo planteado por la empresa

Desde CGT volvemos a manifestar que repudiamos el chantaje sistemático de Fiat a trabajadores y administración. Iveco tiene una deuda con los trabajadores y con la sociedad. Bien está que se negocie para buscar una solución entre todos pero eso no puede pasar porque los trabajadores seamos rehenes de los intereses empresariales, de las disputas políticas y que Iveco no aporte alternativas y recursos para ello.

Esta semana es definitiva. CGT seguimos reclamando que no haya ningún despido y un plan industrial que garantice el futuro de la empresa. Esa es la clave. Con una negociación como la que se está produciendo, al margen de la plantilla y con la exclusión de una parte de la representación sindical, este objetivo está más difícil.

impasse: Voz francesa que significa ‘situación de difícil o imposible resolución, o en la que no se produce ningún avance’. Su uso es innecesario en español, por existir las expresiones callejón sin salida o punto muerto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: