Granja sindical.

¿Por qué criamos sindicalistas y sindicalistos con las subvenciones públicas? ¿Para que parasiten al trabajador? El sindicalismo es un método de control gubernamental. Se les paga para que callen y simulen que defienden los derechos mientras cobran también por firmar rebajas a la patronal. Apenas acaban de divorciarse el gobierno de los sindicatos y ya les empiezan a cortar el grifo. En Baleares se ahorrará 205.495 euros liberando a las arcas públicas de los sindicales, y otros 68.906 por los locales que ocupan. Han chupado demasiado de la manguera.

La granja sindical es la mayor vergüenza que ha habido para el trabajador. No hay que acostarse con tu jefa para que te paguen. Ni el sindicato vertical (el de Franco) había consentido que a un obrero no le dieran el sueldo. Me encontré a uno de estos individuos diciendo que los millones de parados es porque son vagos y no quieren trabajar, y otro día le vi con una carpeta que llevaba el logo de la UGT, los mismo que me vendieron en Iveco porque no actuaron en los veinte días que hay para impugnar un despido. No me pagaron, ¿Y si por esta causa he perdido mi casa?

Álvaro Ángel Díez Frutos.

Organizaron el saqueo.

Hace 2 años y 2 meses que en este foro denunciamos la infamia, la traición, la cobardía, la desidia, la indignación lo digo para probar que no son problemas de hoy y evidencia la crisis del sistema.

Asistimos a la precarización del empleo a todos los niveles. Los responsables de IVECO ESPAÑA, S.L. Madrid organizaron el saqueo, consensuado con las cúpulas sindicales de las secciones sindicales de CCOO y UGT (Fructuoso Cuesta y Juan Antonio Lorido), de los derechos adquiridos en tantos años de lucha, como el derecho a que TODOS los trabadores cesaran por el mismo orden inverso de antigüedad en la empresa… A que TODOS los trabajadores tuvieran derecho a la “Recolocación Futura” en un plazo de 24 meses… A que TODOS los trabajadores tuvieran preferencia cronológica de reincorporación si tuvieran hijos a cargos… A que TODOS los trabajadores pudieran acogerse a la prejubilación de tener cumplidos los 58 años de edad y ser menor de 60 años al 31/12/2009…

El hierro estaba candente; hubiese sido el momento de trabajarlo. Se dejó enfriar y, finalmente se extinguieron los contratos, de forma muy limita con especificación de su identificación personal, de 13 trabajadores del Área Comercial… para atender las necesidades irrenunciables de la empresa. Las medidas antisociales, dirigidas por el responsable de Personal Álvaro Arroyo, acabaron aplicándose en julio del 2009 gracias a la complicidad de los sindicalistas de CCOO y UGT que firmaron el ERE 364/2009. Esto decimos desde hace 2 años y 2 meses.

Muchos trabajadores tienen una profunda desconfianza en los burócratas sindicales. Saben que ese tipo de sindicalistas son una engañifa encaminados a insinuar conclusiones derrotistas: “Sacrificar a 13 para salvar a 1024”. Son traidores a la causa que dicen defender. Desgraciadamente, esta conclusión no la sacan ni los trabajadores que se dicen de izquierdas, que aún hacen carantoñas a UGT y CCOO en IVECO-Madrid: “Eso os pasa por no estar sindicados”, declaró el presidente del Comité de Empresa a dos de los afectados, que considera los despidos “un éxito rotundo”, lo que no fue, en absoluto, si nos atenemos para lo que fue elegido este personaje: “Defender los derechos de TODOS los trabajadores, no solo los de sus afiliados…”

El 8 de julio de 2009 entró en vigor en IVECO su propia reforma laboral, con CCOO y UGT como correa de transmisión. Poco antes asistimos a la misma táctica de contemporización desmovilizadora, desconvocando una manifestación intercentros en vísperas de las Elecciones Europeas. Ese día asistimos a los mismos resultados: la pérdida de puestos de trabajo y la pérdida de derechos conquistados en años de lucha. Tenemos pues, que con el consenso de la patronal y sindicatos-institución…

Se facilita y abarata, todavía más, el despido.

Se extinguen 13 contratos del colectivo de empleados para excluir de la medida extintiva a 13 trabajadores del colectivo de operarios.

Se criminaliza a los 13 trabajadores designados por la empresa con especificación de su identificación personal: enfermos con baja médica por enfermedad grave, discapacitados, mayores de 52 años, mas 35 años de antigüedad… y se les reduce su indemnización a menos de la mitad de lo que por ley les correspondía.

Se legalizan los abusos patronales…

No contentos, con esto, echan por la borda la futura jubilación.

A la patronal en general, y a la de la multinacional de grupo FIAT en particular, le ha ido bien la profesionalización de los sindicatos, a la que contribuyen con opíparas prebendas. Por lo tanto los trabajadores no sólo tenemos problemas en la empresa, frente al patrón, sino frente a todas las instituciones, a todos los niveles, que pretenden tener derecho a resolver los problemas de los ciudadanos con el simple aval de que lo que negocian la representación sindical es ley… La profesionalización sindical que le ha ido y le va tan bien a la patronal ha de ser desterrada del nuevo sindicalismo. Los “liberados” del nuevo sindicalismo han de ser reducidos a los mínimos necesarios, elegidos y revocables por las correspondientes asambleas y, en ningún caso, depender de subvenciones institucionales.

Angelines Atienza.

Recordando a los compañeros despedidos por I.L.T.

No estaís solos.

Hemos vuelto a la rutina después de las vacaciones y vamos a retomar donde lo dejamos en Julio, recordando la situación de los despedidos de Iveco en Valladolid por I.L.T.

El pasado 28 de julio, tuvo lugar en la sección de mediación, arbitraje y conciliación el acto de conciliación entre empresa y despedidos, dicho acto terminó sin acuerdo de avenencia. Con lo cual se celebrará juicio.

Por ello, comienzan las movilizaciones por la readmisión de los compañeros despedidos y que exigen su reincorporación a su puesto de trabajo. La primera tendrá lugar este mismo sábado 3 de septiembre, en forma de concentración en la puerta de la Feria de Muestras de Valladolid a las 12:00 h.

Desde estas líneas apoyamos a los compañeros despedidos y las futuras movilizaciones que se realizen.

El próximo puedes ser tú.

El sindicato nos lo robaron. ¿Dónde estará el sindicato?

Ni nos domaron, ni nos doblamos, ni nos van a domesticar, JFabra.

Estará cargado de razón quien diga que el movimiento sindical o un sindicato de trabajadores debe ocuparse de las cuestiones y los asuntos laborales, y no meterse en harina política, pero a la vez debería admitir que el ámbito laboral y el ámbito político están necesariamente conectados, pues de lo contrario no podrían defenderse verdaderamente los derechos humanos, los derechos cívicos de la ciudadanía, los derechos e intereses de la clase trabajadora y sus condiciones socio laborales, frente a unos poderes fácticos incrustados históricamente en el sector financiero, empresarial, militar, policial y gubernamental.

Por ejemplo, sin el Congreso de Sindicatos Sudafricanos sería poco entendible históricamente la lucha contra el sistema de apartheid existente durante el siglo XX, organizando actos de desobediencia civil, cruentas marchas de protesta y numerosas huelgas. Obviamente, los sindicalistas sudafricanos de aquel tiempo no trabajaban en despachos y su forma de lucha no consistía en publicar manifiestos impecablemente escritos. Tampoco podían reunirse con los gobernantes y los empresarios, porque inmediatamente sus huesos irían a parar a la cárcel, a la cuneta o a cualquier descampado. Hoy, sin embargo, el Gobierno español, por ejemplo, convoca a los empresarios y los sindicatos mayoritarios para que lleguen a arreglos, aunque poco o nada arreglen tales arreglos.

De hecho, los sindicalistas lo han tenido muy crudo desde hace varios siglos. En los comienzos de la revolución industrial formar asociaciones laborales en Inglaterra constituía un delito penal y estaba terminantemente prohibido, pues no en vano los empresarios y terratenientes han tenido siempre las ideas bastante claras sobre qué y cuándo hay que reprimir. Solo cuando la fuerza de la marea obrera empezó a hacerse imparable, transigieron y toleraron ciertas agrupaciones obreras aunque dejando bien claro que no podían/debían tener influencia en la actividad y las decisiones del Estado (la minoría dominante siempre se ha creído con pleno derecho a arrogarse la total representatividad del Estado en su exclusivo beneficio). Hoy, sin embargo, los sindicatos están integrados en el sistema sociopolítico y económico de nuestro país, conversan y comen con personas poderosas e influyentes y de vez en cuando convocan a una huelga general implementada básicamente por la multitud de liberados concertados con el Estado.

A medida que creció el proceso de industrialización las condiciones de vida de los trabajadores y del pueblo fueron empeorando a marchas forzadas: el trabajo infantil fue en aumento, cada vez los salarios eran más exiguos y la jornada laboral mayor, y la clase trabajadora carecía de cualquier subsidio o amparo institucional frente al desempleo, la vejez o la enfermedad. La jornada de ocho horas, el descanso en el fin de semana, los seguros sociales y de enfermedad y otras conquistas se obtuvieron a pie de calle, entre mucha sangre, sudor y lágrimas. Eso forma parte de la historia, de una historia que no se enseña en la escuela, que nunca debería haber sido olvidada, y que también queda muy lejos de la realidad sindical actual.

Los sindicatos nacieron y se fortalecieron en la lucha desigual de los piquetes, las huelgas, las barricadas, la cárcel y el hambre. Los sindicatos no reblaron porque tenían ideales, valores, caminos y horizontes comunes. Los trabajadores resistieron porque crearon sociedades de ayuda mutua, con cajas comunes y dinero proveniente de las cuotas de los asociados. Hoy la mayor fuente, directa e indirecta, de financiación sindical son los Presupuestos Generales del Estado, más los fondos de formación provenientes de la UE y del Estado.

Los sindicatos eran conscientes de que representaban a la clase trabajadora frente a la clase capitalista y sus estructuras ideológicas, judiciales, políticas y militares. Hoy hay sindicatos que aún se autodenominan “de clase”, pero apenas hablan ya de la lucha de clases y mucho menos la llevan a cabo. Hoy la lucha de clases es considerada como una antigualla de tanto polvo que ha adquirido en un rincón del desván. Por si fuera poco, los sindicatos han caído en descrédito entre buena parte de la ciudadanía y de los trabajadores, y no se atisba la salida de tan oscuro y largo túnel.

Desde el movimiento sindical se proponía ya a principios del siglo XX la huelga general internacional a fin de detener la primera guerra mundial desde ideales pacifistas e internacionalistas. Como botón de muestra, en 1907 el Congreso Internacional Socialista de Stuttgart declaraba: “La lucha contra el militarismo no puede separarse de la lucha socialista de clases en con su conjunto. Las guerras entre los estados capitalistas suelen ser la consecuencia de su rivalidad por los mercados mundiales, ya que cada estado no desea solo consolidar su propio mercado, sino que quiere también conquistar otros, en cuyo proceso tiene parte importante la subyugación de pueblos y tierras extranjeras (…) El Congreso considera que es el deber de la clase trabajadora… luchar con todas sus fuerzas contra el armamento y militar… y rehusar abastecerlo”. El 20 de marzo de 2003 fui expedientado por la Consejería aragonesa de Educación por negarme a dar clase como protesta por el inicio del los bombardeos en la invasión de Irak. Mis alumnos y alumnas lo entendieron y secundaron, pero no hubo la menor llamada a una huelga o a la rebelión por parte de algún sindicato.

En 1889 se declara el 1º de Mayo como Día Internacional de los Trabajadores, en conmemoración de los 5 huelguistas ejecutados en mayo de 1886 en Chicago. El 27 de enero de 1977 cinco abogados laboralistas fueron asesinados por neofascistas españoles e italianos en el número 55 de la madrileña calle de Atocha. Hoy es difícil imaginar una matanza en el mundo sindical hispano, no solo porque la crispación nacional existente parece no llegar a las pistolas, sino porque tampoco se ve allí un compromiso y una lucha sin cuartel contra el ultramontanismo y el ultraliberalismo.

“Sindicato” proviene del griego y está compuesto del prefijo “syn”, que significa “con”, y “diké”, que significa “justicia”. Sindicato y sindico hacen referencia a las personas e instituciones que acompañan al ciudadano a fin de hacer justicia y que se haga justicia. Tras los primeros indicios de crisis económica, los sindicatos deberían haber salido fieramente a la calle, estar haciendo lo que en nuestras calles y plazas representa y lleva a cabo el movimiento 15M y Democraciarealya. De lo contrario, ¿para qué sindicatos aquí y ahora?

El sindicato nos lo robaron ¿Dónde estará el sindicato?

Antonio Aramayona – ATTAC Aragón.

Fuente: ATTAC.

El traidor mayor del reino.

Hemos comenzado la V parte del Foro de los 13 Despedidos del Área Comercial y curiosamente ha comenzado con un post felicitando a “el traidor mayor del reino”

En alguna de nuestras reuniones mensuales (si señoras y señores, todavía nos seguimos reuniendo por lo menos una vez al mes) surge la pregunta de quién es el gran responsable de que 13 trabajadores estemos en la calle sin otro delito que trabajar durante muchos años en PEGASO – IVECO.

Este es un asunto que da mucho que hablar… Es una duda existencial, que como en el secreto de la Santísima Trinidad hay tres personas distintas y un solo dios verdadero.

Las tres personas distintas, en mi caso, claramente son… Primera Persona: Álvaro Arroyo responsable de los Recursos Humanos de Comercial, que comenzó su actividad matando moscas a cañonazos… Segunda Persona: Ramón Valdivia, un inepto que deja en manos de un advenedizo recién llegado el destino de los trabajadores del área que él dirige… Tercera Persona: Luis Heredia, mi jefe directo, un títere sumiso, capaz de hacer lo que sea con tal de estar a bien con sus superiores…Y un solo dios verdadero: Los sindicatos

Si los sindicatos no hubiesen firmado, a estas horas estaríamos hablando de cosas muy distintas… Pero UGT y CCOO firmó y con su firma dejaron a los píes de los caballos a quienes deberían haber defendido. La multinacional de grupo FIAT, podría haber dicho misa, que si los sindicatos no hubiesen plasmado su firma en el ERE 364/2009 a estas alturas, como ocurrió con los despedidos de Barcelona, los 13 despedidos del Área Comercial estaríamos dentro, de donde no deberíamos haber salido. Si me apuran, no habría hecho falta ni siquiera que nos hubiesen defendido, hubiese valido con inhibirse y no haber formado parte de esta trama, que consistía en llevar a cabo una purga selectiva, sectaria y arbitraria al más puro estilo nazi.

Yo respeto todas las opiniones, pero para mí el gran responsable en todo este entramado es FRUCTUOSO CUESTA como PRESIDENTE DEL COMITÉ DE EMPRESA, en el momento de la firma, y principal instigador, por su compromiso personal con la empresa, para que el resto de sindicalistas firmasen un ERE que él sabía perfectamente vulneraba los derechos de 13 trabajadores.

Suscribo que fue, es y será “EL TRAIDOR MAYOR DEL REINO” y esta es una circunstancia que le perseguirá el resto de su vida; aunque se prejubile, el delito es de tal magnitud que no prescribe…

Termino dándole las gracias al Administrador, por atender mi petición de cambiar el encabezado del foro en esta nueva etapa. El objetivo principal es evidenciar la INFAMIA cometida en IVECO ESPAÑA, S.L.-Madrid, aunque las Administraciones Públicas se empeñen en camuflarla con subterfugios.

Angelines Atienza.

La doble moral.

El 27 de junio, la empresa comunicó la rescisión de su contrato a once compañeros. La valoración jurídica que dió “… La enfermedad, en el sentido genérico que aquí se tiene en cuenta desde una perspectiva estrictamente funcional de incapacidad para el trabajo, que hace que el mantenimiento del contrato de trabajo del actor no se considere rentable por la empresa…” (la cursiva es nuestra).

Ayer 26 de julio, nos despertamos con la noticia de que Fiat Industrial (CHN e Iveco), obtiene 353 millones de beneficios netos, es decir, una vez descontados los impuestos.

La cosa está clara: la dirección de la empresa ataca a los más débiles (casos de bajas justificadas por enfermedad), para que se cumpla así la vieja aspiración de la dirección: la reducción del absentismo laboral. Una muestra de la catadura moral de los directivos, no solo la factoría de Valladolid, sino del grupo en España.

Ante estos hechos, la nueva etapa que se ha abierto y la desaparición de los distintos Comités de Empresa del grupo que permiten que esta situación también se de en Madrid, aunque sin despidos, apuntamos dos cosas:

  • Que cese la política de penalización y persecución por parte de la dirección de RR.HH. en cuestiones de ausencias en los puestos de trabajo. La solución no es criminalizar a once personas por estar de baja, sino hacer políticas de Salud Laboral Preventiva que disminuyan los índices de absentismo con la aplicación del MTM.
  • Es necesaria una respuesta unánime de toda la plantilla. Debemos conseguir a toda costa la readmisión de nuestros compañeros, ya que, de lo contrario, toda ella quedará indefensa ante estos atropellos. Las bajas estaban justificadas médicamente, por lo que nos podía haber pasado a cualquiera.

Por ello, desde este post pedimos el seguimiento de las huelgas del jueves 28 de tres horas y viernes 29 de cuatro. Y la asistencia a la concentración del viernes 29 a las 12:30 que va a tener lugar en el concesionario de Iveco en la Av. de Burgos 52.

Despedida a mis compañeros de Irisbus.

Salú 1ero de mayo, Libertinus.

Después de una vida trabajando a vuestro lado, ha llegado el momento de despedirse, por más que nos pese.

Unos cuantos abrimos una nueva etapa, no buscada, en Valladolid; no es la mejor salida, pero tampoco es la peor, a falta de nada.

El tiempo pasa, y lo que ahora es un problema, al desplazar vida y familia a otras tierras, lejos de los nuestros; es una nueva experiencia, que estaba escrita en nuestros destinos y que estoy convencido que traerá algún que otro beneficio.

Allí estaremos trabajando con nuevos compañeros con similares cualidades humanas que los que dejamos atrás, no mejores; ya que el nivel está muy alto; y algunos, lo menos, no tan buenas; pero cuando nos conozcan, en seguida se darán cuenta, que no somos nosotros los causantes de esta situación y que lo que deseamos es tener paz y no molestar.

A los que dejamos en estas tierras catalanas, (mal llamados polacos en otras latitudes) los prejubilados, o indemnizados, me gustaría que mantuviésemos contacto con todos y cada uno de ellos, y saber los uno de otros, quedando de vez en cuando, aplicando para ello, lo que se nos brinda hoy, que son los direcciones de correo electrónico, móviles, redes sociales, etc.

Para aquel, que dice en TV3que con 51 años,le ha tocado la lotería“, decirle que la lotería ya le había tocado antes, al ser empleado de recursos humanos; pero al abrir la boca, se ha equivocado (¿voluntario o involuntario?; y que en ningún momento, representa al colectivo de compañeros prejubilados que dejamos aquí; y que, unos en mejores condiciones (mayor edad) y otros (mas jóvenes) en situación más traumática; contra su voluntad, dejan la actividad en la empresa, en el momento en que mayor capacidad laboral podían ofrecer a esta, ya que su experiencia, madurez, habilidad y años de oficio, nos ayudaba a aprender de ellos cada día, algo nuevo.

Para los compañeros que abandonan a todos los efectos la empresa; decirles que mucha fuerza y mucho ánimo, al ser tan valientes, e iniciar una nueva etapa en estos tiempos tan complicados. Que en cualquier momento me tendrán a su lado en lo que necesiten. “Con un par y pa’lante”, como se suele decir.

Y para esos que han provocado esta situación, su falta de interés, profesionalidad y de estilo, les pasara factura, porque no es ninguna medalla que en tu currículum figure que has cerrado una empresa, y menos una empresa con el nombre de PEGASO. Lo valorable, es saber mantener a esta en los momentos de dificultad, porque cuando hay buenos épocas de trabajo, y tienes buenos trabajadores y un buen producto, cualquier ingenierillo que copiase en los exámenes, puede salir adelante, y no huir a Sudamérica como ha sido el caso, dejando el pastel que ha dejado.

Gracias compañeros por vuestra amistad y apoyo.

Un abrazo a todos y un besos a todas, esperando seguir allí donde estemos, juntos y unidos como hasta ahora.

Barcelona 23-07-2011.

Adiós compañeros.

Trabajador Irisbus.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.